Región Tal y como se comprometió la actual Junta directiva de Asaja Valladolid, de llegar hasta el final para depurar todas las responsabilidades del mandato anterior, ha vuelto a sentar en el banquillo al anterior presidente, Lino Rodríguez y al vicepresidente, Gerardo Rico.  En esta ocasión, en Juzgado Penal número 2 de Valladolid, por un presunto delito de estafa, administración desleal o delito societario cometido por y los acusados Lino Rodríguez Velasco y Gerardo Rico Sanz.

Lino Rodríguez y Asaja se encuentran otra vez en el Juzgado

9 julio, 2021 13:35

Tal y como se comprometió la actual Junta directiva de Asaja Valladolid, de llegar hasta el final para depurar todas las responsabilidades del mandato anterior, ha vuelto a sentar en el banquillo al anterior presidente, Lino Rodríguez y al vicepresidente, Gerardo Rico. 

En esta ocasión, en Juzgado Penal número 2 de Valladolid, por un presunto delito de estafa, administración desleal o delito societario cometido por y los acusados Lino Rodríguez Velasco y Gerardo Rico Sanz. Una vista, que ayer jueves, celebró su primera jornada con los primeros testigos y que continuará este próximo lunes 12 de julio, con las declaraciones del resto de acusados y testigos, y en la que la organización agraria, como acusación particular, solicita penas de hasta cinco años de prisión, tal y como explicó en un comunicado.

Según los hechos denunciados por Asaja Valladolid, en el año 2016, Lino Rodríguez, siendo en esos momentos presidente de la organización profesional agraria, presentó una demanda contra la asociación por conciliación laboral. El motivo era que la asociación le reconociera una deuda de casi 30.000 euros en concepto de salarios, derivados de una supuesta relación laboral con Asaja, pese a que con anterioridad la Seguridad Social había declarado dicha relación laboral inexistente, con un contrato laboral fraudulento y anulado su alta como trabajador.

Al llegar la demanda Lino Rodríguez, siempre según la organización, ocultó la demanda a los órganos de gobierno y acudió a la Delegación Territorial de Trabajo acompañado del vicepresidente, Gerardo Rico, levantándose acta firmada por los dos acusados en la que se reconoció dicha deuda. Al tomar posesión la nueva Junta Directiva en 2017 se recibió la demanda laboral de Rodríguez reclamando la cantidad que había sido reconocida por el anterior vicepresidente.

A la vista de tal actuación irregular, Asaja presentó la correspondiente denuncia penal ante el Juzgado de Instrucción.