Región Pide un esfuerzo en la vacunación para llegar a la media nacional o a niveles de las que mejor lo hacen como Andalucía y Asturias

Izquierdo cree que la Junta puede tomar medidas y no "matar pulgas a cañonazos" y pedir restricción de derechos

8 julio, 2021 13:34

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, cree que la Junta puede tomar medidas entre el nivel 1 en el que está la Comunidad y el 4 porque no se puede "matar pulgas a cañonazos" y "exigir" desde el primer día "encerrar" a los ciudadanos entre la 1 y las 6 de la mañana.

Izquierdo, tras una reunión con los sindicatos para analizar el acuerdo para la reducción de la temporalidad entre los empleados públicos, ha criticado así la petición de Castilla y León de establecer un nuevo toque de queda ante el aumento de la incidencia del coronavirus, fundamentalmente entre los jóvenes.

"La Junta tiene un abanico muy amplio en la estrategia de respuesta al coronavirus, todavía estamos en nivel 1, hasta nivel 4 hay muchísimas medidas", ha señalado Izquierdo, quien cree que la Junta debe empezar a pensar si debe hacer cosas como en otras comunidades antes de exigir "desde el primer día" encerrar a los ciudadanos en casa desde la 1 hasta las 6 de la mañana.

"No se puede matar pulgas a cañonazos y la restricción de derechos fundamentales, que es un elemento muy sensible para la población, hay que aplicarla en el momento en el que las circunstancias aboquen a ello, pero no que sea la primera medida a adoptar cuando hay un repunte de los casos", ha aseverado el delegado, que se ha preguntado qué medidas ha tomado hasta el momento desde que se ha detectado el incremento de casos.

El delegado ha recordado que el anterior estado de alarma se decretó en nivel 4 y no en el 1 que tiene actualmente la Comunidad, ha destacado al diferencia y ha recordado que Castilla y León declaró el toque de queda antes de la declaración del estado de alarma y se anuló por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, al igual que el adelanto del horario que aprobó.

Por el contrario ha pedido a la Junta un esfuerzo mayor en la vacunación y ha afirmado que la Comunidad recibió más vacunas al principio de los repartos porque tiene mucha población envejecida, pero ahora recibe más de las que le corresponde estrictamente por población.

En este contexto, al igual que hiciera este miércoles a través de las redes sociales, el delegado del Gobierno ha señalado que, aunque el proceso de vacunación está siendo "muy bueno" en Castilla y León, cree que "se puede hacer un esfuerzo mayor para mejorarlo".

ACERCARSE A LOS MEJORES

Así, con datos de este miércoles, ha apuntado que la media nacional en la administración de dosis con respecto a las recibidas es del 88,2 por ciento y en Castilla y León el 84,5 por ciento, casi 4 puntos menos. Además, ha pedido que la Junta intente "parecerse más" a comunidades como Andalucía o Asturias, que han administrado el 91,9 y el 93,1 por ciento, respectivamente, y ha remarcado que son de diferente signo político.

"Esta es la principal herramienta de combate y, dentro de un proceso que está yendo bien, se puede hacer un esfuerzo mayor para al menos alcanzar la media y, cuando no, emular a las comunidades que están por encima de la media", ha añadido.

Izquierdo ha señalado que se ha asistido a diferentes picos, e incluso alguna polémica cuando la Junta anunciaba la llegada de vacunas y cuando llegaban más no ha dicho nada, pero ha asegurado que cuando uno se mira la tendencia "es evidente un incremento muy importante" y ha recordado que la semana pasada llegaron 300.000 dosis, la cifra más alta recibida, pero "nadie habló de ello como un gran éxito ni una gran noticia".

El delegado del Gobierno ha señalado que, dentro de la fluctuación que se produce entre las distintas semanas, la tendencia sigue siendo "al alza" y cree que permitirá alcanzar los objetivos marcados por el presidente del Gobierno y ha recordado el marcado para agosto del 70 por ciento de vacunados, algo "muy posible".

Por otro lado, Javier Izquierdo se ha referido a la vigilancia del cumplimiento de la normativa, en la que ha asegurado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "no han bajado los brazos", al tiempo que ha apelado a la responsabilidad individual y ha destacado que hay mucha gente por la calle que voluntariamente lleva mascarilla aún habiendo distancia de más de metro y medio.

El delegado considera que, en términos generales, hay un cumplimiento "razonable" de las medidas, con algunas excepciones "muy llamativas" de las que no se debe hacer la norma y ha recordado que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha pedido el cumplimiento "estricto" de la normativa como el uso de mascarillas, más allá de "cuestionar" si es una medida acertada o no como ha hecho el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco.