Región

El abandono de Cs de María Montero desata todas las alarmas sobre el éxito de la moción de censura en Castilla y León

19 marzo, 2021 15:20

La procuradora por Salamanca María Montero ha dejado esta mañana el Grupo Parlamentario Ciudadanos aunque no ha renunciado a su acta y seguirá como diputada en las Cortes como diputada no adscrita.

En un escrito dirigido a los medios de comunicación, la hasta hoy parlamentaria de la formación naranja en las Cortes de Castilla y León, explica "los motivos que hoy me llevan a tomar la dura decisión de tener que abandonar el Grupo Parlamentario de Ciudadanos por el que me presenté a las elecciones en mayo de 2019". 

Montero toma esta decisión prácticamente en vísperas de la moción de censura planteada por el PSOE contra el gobierno liderado por Alfonso Fernández Mañueco. A pesar de las insistentes manifestaciones en días pasados tanto del vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, como del portavoz parlamentario de Ciudadanos, David Castaño, la coordinadora regional de la formación, Gemma Villarroel y el propio presidente de las Cortes, Luis Fuentes, de que en el grupo no había fisuras y que la votación de Cs a la moción sería indiscutiblemente en contra, lo cierto es que el líder socialista, Luis Tudanca, había asegurado días atrás que ha habido contactos, los hay y los habrá con procuradores de Ciudadanos. De hecho, el propio David Castaño acusaba ayer al PSOE de intentar comprar voluntades en el seno de Ciudadanos. 

La decisión de María Montero enciende todas las alarmas ante la posibilidad de que la moción de censura que se debate el lunes pueda prosperar. Fuentes consultadas por este periódico aseguran que el éxito de la moción de censura provocaría la renuncia inmediata de Inés Arrimadas como líder de la formación naranja a nivel nacional, incapaz de controlar lo que sucede entre sus cargos públicos a raíz de la moción de censura presentada en Murcia.

La procuradora salmantina continúa en su escrito: "La decisión es fruto de una profunda reflexión, de un ejercicio de honestidad con las personas que me votaron y a las que represento. Hoy dejo de pertenecer a este Grupo Parlamentario pensando que esta decisión es lo mejor para el presente y el futuro de Castilla y León. Me voy de un grupo sin liderazgo, en el que no existe el trabajo en equipo, en el que unos pocos deciden por todos y con continuos cambios de opinión respecto de las decisiones políticas, algunas de gran trascendencia respecto del futuro de la comunidad. En 2019 me presenté a las elecciones con ilusión, pensando en que el cambio y la regeneración llegarían a esta tierra después de más de tres décadas de gobiernos del Partido Popular. Sin embargo, se pactó con el Partido Popular y dos años después compruebo con tristeza que no ha sido así. En estas circunstancias, no puedo seguir perteneciendo a un Grupo Parlamentario que ni ha cumplido con las promesas hechas a los ciudadanos de Castilla y León".

"Continuaré como Procuradora en Las Cortes de Castilla y León, defendiendo los intereses de esta tierra, y de todos aquellos que en mayo de 2019 depositaron su confianza pensando en que el cambio y la regeneración por fin llegaría a Castilla y León. Espero y deseo que mi decisión sea respetada y que no se someta a ningún tipo de acoso por parte de quienes no la compartan".

Esta mañana, antes de que comunicara su decisión, Montero ejerció de presidenta de la Comisión de Sanidad de las Cortes.