Región

Los grupos de la oposición defenderán ante el Pleno del martes 1.804 enmiendas parciales a las cuentas de 2021

7 febrero, 2021 17:27

Los grupos parlamentarios con representación en las Cortes defenderán en el Pleno que comenzará en la mañana del martes 9 de febrero un total de 1.804 enmiendas parciales al Proyecto de Ley de Presupuestos presentando por la Junta de Castilla y León para 2021, todas ellas de la oposición ya que las presentadas por el PP y Cs ya se han debatido en Comisión.

Durante la sesión plenaria se debatirán y votarán las 1.804 enmiendas que no han sido aprobadas durante las reuniones de la Comisión de Economía y Hacienda. De éstas, 957 pertenecen al Grupo Parlamentario Socialista, 713 a Podemos, 120 están rubricadas por todo el Grupo Mixto y 14 por el procurador de Por Ávila, Pedro Pascual Muñoz.

El Pleno comenzará a las 10.00 horas del martes con la presentación del Proyecto de Ley de Presupuestos y de las medidas que le acompañan por parte del consejero de Hacienda, Carlos Fernández Carriedo.

Este debate se produce después de que PP y Ciudadanos rechazaran en diciembre las enmiendas a la totalidad que pedían la devolución de las Cuentas presentadas por PSOE, Podemos, VOX y UPL al considerar que no son unos Presupuestos realistas para afrontar la crisis generada por la pandemia y no apuestan por avanzar en el "futuro" de la Comunidad.

EL PRESUPUESTO

El primer presupuesto presentado por el Gobierno de Alfonso Fernández Mañueco se concibe como "el más ambiciosas de la historia" de la Comunidad, ya que alcanzan los 12.291 millones de euros, un 13,19 por ciento más que en 2018.

Como defendió el presidente de la Junta cuando presentó el proyecto en noviembre los presupuestos están diseñados para afrontar la pandemia generada por el Covid-19, para apostar por la recuperación económica y social "sostenida, creíble y duradera" y para avanzar por la "modernización de Castilla y León en todos los ámbitos".

"Son el escudo económico y social para superar la pandemia y afrontar el futuro", manifestó entonces el presidente, quien defendió que la "hoja de ruta" del Gobierno es el Pacto para la Recuperación rubricado por la mayoría de los grupos parlamentarios el pasado mes de junio.

El proyecto de Presupuestos de la Junta se ha elaborado en un escenario macroeconómico "complicado" sujeto a un "alto grado de incertidumbre", condicionado por la evolución de la pandemia y por las decisiones que se tomen en el ámbito nacional e internacional.

No obstante, se estima una recuperación progresiva de la actividad económica en 2021 que, si bien no logrará alcanzar el nivel perdido en este año, empujará el Producto Interior Bruto (PIB) a un crecimiento del 7,5 por ciento, frente al 7,2 por ciento estimado para la economía española.

El análisis del estado de ingresos del Proyecto de Presupuestos para 2021 revela que el 60,1 por ciento de los fondos que lo nutren proceden del modelo de financiación autonómica. Son 7.392,6 millones de euros, una cuantía que, pese a ser el 14 por ciento mayor que en las últimas cuentas aprobadas, una cifra "insuficiente" por el gasto sanitario.

En segundo término figuran los ingresos por los tributos propios, de gestión autonómica, que aportan 703 millones, el 5,7 por ciento del total. Además no habrá subida de impuestos ni a familias, ni a autónomos, ni a pymes, y se mantienen los beneficios fiscales vigentes.

Dentro de los 12.291,4 millones de euros del proyecto presupuestario, 1.311,1 millones de euros, es el montante de las operaciones financieras, que se refieren fundamentalmente a la amortización de deuda; 10.980,2 millones de euros es el gasto no financiero, aunque no todos estos recursos estarán a disposición de las consejerías, puesto que de esta cantidad hay que descontar los fondos de la PAC (924,4 millones de euros), los destinados a abonar los intereses de la deuda (239,2 millones) y los reservados para financiar a las instituciones de la Comunidad a través del Presupuesto de las Cortes (33,7 millones de euros).

Así, 9.783 millones de euros es el dinero efectivo que van a manejar las consejerías del Gobierno autonómico en 2021 para ejecutar sus políticas. Esta cantidad es un 17,3 por ciento superior, en términos homogéneos, a la del último presupuesto aprobado, lo que en números absolutos implica disponer de 1.441 millones de euros adicionales.

GASTO SOCIAL

La prestación de los servicios públicos fundamentales se convierte en la primera prioridad del Ejecutivo autonómico. De ahí que Sanidad, Educación y Familia aglutinen casi el 80 por ciento del gasto no financiero de las consejerías. Juntas gestionarán 7.806,2 millones de euros el próximo ejercicio, el 18,16 por ciento más que en 2018 (lo que equivale a 1.200 millones de euros adicionales.

El blindaje de las políticas sociales se acompasa con el fomento a las de reactivación para acelerar el pulso de la economía, que se traduce en el respaldo de la Junta a los sectores productivos y al empleo. El apoyo al tejido productivo se concreta en casi 123 millones de euros en ayudas directas, más de 32 en apoyos financieros y 15 en suelo industrial, que gestionará la Consejería de Economía y Hacienda con 376,5 millones de presupuesto.

Por otro lado, a dinamizar el mercado laboral se destinan 345,46 millones, con un crecimiento del 11,15 por ciento, una cuantía que administrará la Consejería de Empleo e Industria y que le permitirá cumplir los compromisos adquiridos con el Diálogo Social, como el Plan de Choque por el Empleo.

El impulso económico debe trazarse ligado al proceso de modernización y digitalización de Castilla y León. Con esta finalidad, las cuentas de la Junta para 2021 reservan 296 millones de euros para ejecutar políticas de ciencia y tecnología, unos créditos que crecen el 24 por ciento y cuyo peso supera el 3 por ciento del gasto no financiero de las consejerías.

La atención al medio rural también ocupa un lugar preferente en el proyecto aprobado hoy. Al sector agrario se destinan 1.419,45 millones de euros, incluyendo la PAC, si bien el presupuesto de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural - que se eleva a 524,2 millones- crece más del 10 por ciento descontando los fondos europeos.

Las cuentas reflejan también el compromiso con la cooperación con el mundo local donde se destinan 346,29 millones de euros, lo que implica un incremento del 20,17 por ciento respecto a los anteriores presupuestos.