Región

Sánchez Cabrera considera el 10N “una oportunidad única” para su partido

27 octubre, 2019 13:15

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, considera que la presencia de su partido, Por Ávila, en las próximas elecciones generales es "una oportunidad única" para la provincia al no depender de partidos nacionales, a la vez que justifica la subida del IBI ante la situación "muy complicada" del Ayuntamiento de la capital abulense para evitar la "parálisis" de la ciudad.

Sánchez Cabrera, que llegó la alcaldía de Ávila en junio con 11 de los 25 concejales con un nuevo partido, fundado tres meses antes, considera las elecciones del 10 de noviembre son "una oportunidad única que tiene un partido como Por Ávila para hacer historia".

"Es el momento de que los abulenses, que siempre hemos estado sometidos a las decisiones de Madrid o Valladolid que nos han impedido desarrollarnos y crecer, nos rebelemos y digamos no a los grandes partidos y sí a tener una voz propia, que realmente se preocupe por nuestras necesidades", ha expresado el alcalde en una entrevista a Europa Press, después de que Por Ávila no concurriera a las elecciones generales de abril.

"Sólo por eso, por todo eso, por tener esa oportunidad de reivindicar por lo nuestro y de trabajar por los abulenses es por lo que nos presentamos a las Elecciones Generales", ha señalado el regidor.

Después de aprobarse una subida del IBI en cerca del 9 por ciento, por debajo de la propuesta inicial del 20 por ciento, el alcalde justifica el incremento en una situación de las arcas municipales "muy complicada", y explica que su intención al llegar al Ayuntamiento era la de "revertir la situación de parálisis y dejadez que sufre" la ciudad, y alega la "responsabilidad" en su actuación "porque el futuro de los abulenses es lo primero, por delante de cualquier interés de partido o electoralista".

"Son necesarios ingresos para poder realizar inversiones, porque el nivel de endeudamiento de la ciudad ya es suficientemente elevado", ha apuntado.

Tras cuatro años como presidente de la Diputación con el PP, Sánchez Cabrera fue forzado a dejar la presidencia por una moción de censura después de dar a conocer que se incorporaba a la nueva formación para concurrir a la Alcaldía.

Al haber transcurrido los primeros meses como alcalde, reconoce que "no está siendo fácil" la labor al frente del Consistorio y asegura que no esperaban esta situación económica, "con una deuda de casi 40 millones de euros y facturas pendientes de pago por más de tres millones de euros".

"La situación económica del Ayuntamiento no es una excusa para presentar medidas que deben proporcionarnos recursos que el Ayuntamiento necesita", afirma, para señalar que si fuera otra la situación "no estaríamos hablando de ello".

"Sólo en facturas pendientes que nos hemos encontrado hay cuatro millones de euros", sin olvidar la deuda financiera y no financiera de 40 millones de euros e inversiones comprometidas por valor de 14 millones de euros como la EDUSI (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado), que que exige cofinanciación por parte del Ayuntamiento de manera urgente, las obras de captación del regadío de Las Cogotas y otros proyectos

El alcalde abulense destaca que los vecinos le han "repetido por calle" que la ciudad se encuentra "abandonado" y que reciben "numerosas quejas a diario del estado en el que se encuentra la ciudad", por lo que que se dedican "a intentar ir solucionando esa situación, en la medida de las posibilidades existentes".

En este sentido insiste en que "no es posible realizar unas inversiones adecuadas si careces de fondos para ello" porque "no vale de nada presupuestar inversiones que posteriormente no se ejecutan", destacando que hasta el mes de junio apenas se había ejecutado el 5%

Por Ávila acordó con los dos concejales de Ciudadanos su incorporación a tareas del Gobierno municipal, logrando así la mayoría absoluta frente a los seis ediles de PP y PSOE.

Paso importante

"Contar en la acción de gobierno con Ciudadanos ha sido un paso importante, pero la gestión del Ayuntamiento no depende sólo de eso", ha señalado el regidor, quien explica que al inicio del mandato, ofreció a todos los grupos políticos la posibilidad de participar en esa acción de gobierno "con el único objetivo de trabajar conjuntamente por el beneficio de la ciudad".

"Sólo Ciudadanos aceptó esa mano tendida", pero "la seguimos tendiendo, ya que nunca es tarde para trabajar unidos por el bien común y no sólo pensando en los votos, porque el único resultado de esa mentalidad y esa forma de gestionar y de concebir la ciudad es el que hemos visto en las últimas décadas en Ávila".