Región

El fuego ilumina la historia del Vítor en Mayorga

29 septiembre, 2019 11:38

“La Procesión Cívica de El Vítor supone la noche más mágica del año. En ella, el mayorgano se siente protagonista de la transmisión de un legado centenario que tenemos la responsabilidad de conservar por ser el un valor etnográfico de nuestro pueblo que nos hace únicos en el mundo. En las llamas de cada pellejo ardiente están los recuerdos del año que ha pasado y los proyectos e ilusiones de futuro con el deseo de que nuestro santo interceda por nosotros”, nos cuenta el alcalde de Mayorga, Alberto Magdaleno, minutos antes de que comience un momento mágico y cargado de sentimiento.

La tradición de esta celebración se remonta a hace más de trescientos años, allá por el 27 de septiembre de 1752, momento en el que los mayorganos recibieron la segunda reliquia del santo de esta localidad pucelana, Toribio Alfonso de Mogrovejo, que este viernes ha celebrado el día grande dentro de unas Fiestas de Santo Toribio que pondrán fin el próximo lunes 30 de septiembre.

Estos días de las Fiestas son los más esperados del año. Son jornadas para disfrutar en compañía de y con familiares, amigos, vecinos, y también con visitantes de la alegría de honrar a nuestro patrón Santo Toribio con unas fiestas que son referente en la provincia de Vallladolid”, nos confiesa el primer edil del municipio pucelano.

Alberto Magdaleno, junto al presidente de la Diputación, Conrado Íscar, también se preparaban a eso de las 22.00 horas con una primera hoguera para quemar los pellejos y arrancar con una procesión que ensalza al tan reclamado Vítor. Los vecinos, cuyos rostros lucían iluminados por la acción del fuego, se concentraban en la Ermita de Santo Toribio para avanzar por las calles de la localidad cubriendo de pez, un producto negro y viscoso, las mismas.

“Viva El Vítor”, “Viva Santo Toribio”, “Viva Mayorga”, se podía escuchar en el municipio mientras el fuego avanzaba en noche cerrada desde la Ermita de Santo Toribio, con repique de campanas, rumbo primero  la Plaza España, donde el Vítor preside la tirada de una colección de fuegos artificiales y el canto del himno.

El famoso Vítor es un reconocimiento que recibió Toribio Alfonso de Mogrovejo como doctorado de la Universidad de Salamanca. Se trata de un anagrama que combina las letras V, I, T, O, R y que están dispuestas a criterio del pintor (V,T,R en el caso del Vítor de Mayorga) convirtiéndose en un auténtico estandarte en el lugar que cobra una relevancia supina cada 27 de septiembre.

Tras pasar por el centro neurálgico del pueblo, la procesión continúa de nuevo hasta la Ermita, lugar en el que finaliza, con el calor de todas las personas que abarrotan las calles, y con un momento muy emotivo, quizás el más emotivo de la noche, con el canto de la Salve y, de nuevo, el himno.

“En el canto del himno y la salve se concentra toda nuestra devoción y nuestro agradecimiento a nuestro paisano y patrón Santo Toribio. Después de una noche larga y dura, con más de seis horas de procesión, llega el momento del recogimiento personal donde cada uno, mirando a los ojos de la imagen del Santo, le expresa los sentimientos acumulados a lo largo del año. Un momento de máximo respeto que contrasta con la jarana que se vive a lo largo de la noche”, confiesa, en declaraciones a NoticiasCyL, emocionado el alcalde.

La fiesta, que ha finalizado pasadas las 4.00, es declarada de Interés Turístico Nacional porque, realmente, tiene algo que resulta difícil explicar con palabras. Una belleza y una plasticidad impresionantes y un ambiente en el que se respira ese arraigo que viene de siglos de tradición y que ha ido pasando de abuelos a padres y de padres a hijos hasta llegar a lo que se ha vivido esta noche.

Los mayorganos volverán este sábado a disfrutar de unas fiestas que continúan, con un programa completo y atractivo de actividades, pero nada será igual ya tras vivir una noche única en la que el sentimiento por Santo Toribio se eleva a la máxima potencia en el día en el que se honra al patrón de la localidad vallisoletana.

GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS: