Región

'Pescado' in fraganti en el interior de un bar de Garrido

5 enero, 2019 10:03

La Policía Nacional ha detenido en Salamanca a un hombre de 28 años que había forzado la puerta de un bar de la calle Las Moreras del barrio Garrido de Salamanca y se encontraba dentro, agazapado tras los muebles de la cocina del local, al ser sorprendido por los agentes.

Según fuentes de la Comisaría Provincial, la central de alarmas de la empresa contratada por el establecimiento alertó al 091, sobre las 05.30 horas de este viernes, que había saltado la alerta anti robos del local.

Una vez allí, los policías vieron un haz de luz que se movía en el interior y comprobaron que la única puerta de acceso presentaba el cristal fracturado, tras lo que percibieron que la luz se había apagado.

Ante la posibilidad de que el autor o los autores se encontraran dentro, los agentes tomaron precauciones, accedieron y localizaron al posteriormente detenido "agazapado detrás de unos muebles", con la intención de ocultarse ante la presencia policial.

A continuación, comprobaron que la máquina 'tragaperras' se encontraba forzada y sin cajas de monedas en su interior, y que la alarma había sido arrancada de su ubicación e inutilizada, motivo por el que los acústicos no se encontraban activos en ese momento.

También, hallaron dos cajas de madera con diversos efectos como carpetas y estuches con monedas, manchados de sangre, y observaron que el presunto ladrón tenía cortes superficiales en sus manos, heridas "compatibles" con las que encontraron junto al cristal fracturado de la puerta.

En el momento de la detención, señaló a los policías que había entrado en el local, después de golpear el cristal con un cenicero, y que en ese momento le acompañaban otros dos amigos que habían huído en una motocicleta.

Sobre el detenido de 28 años, le constan 15 detenciones por hechos similares y la Policía Nacional ha reseñado que, una vez finalizadas las diligencias, el detenido pasará a disposición del Juzgado de Guardia.