Región

El VRAC se corona en la fiesta del rugby vallisoletano

27 mayo, 2018 12:00

Día especial en Valladolid, mirando a un cielo que acabó respetando y que dejó que la Final no perdiera ningún tipo de aliciente con una lluvia que sí que se dejó ver a media mañana pero que desapareció durante la tarde.

Los aledaños del José Zorrilla era una fiesta en los minutos previos al choque con una Fan Zone animada, con  los litros de cerveza que corrían a buen ritmo y, sobre todo, con el ánimo y el hermanamiento entre dos aficiones que aunque rivales, saben delimitar perfectamente lo que es la competición, con el partido en juego, y lo que está fuera del mismo, que sirve para divertirse.

Con menos ambiente de un estadio José Zorrilla que estuvo a años luz de reflejar el lleno de 2016, con esa Final de la Copa del Rey en juego que se acabó llevando El Salvador, arrancó un choque cerrado y sumamente emocionante que iba a proclamar campeón de Liga a uno de los dos conjuntos pucelanos, los mejores de España en esto del oval.

El choque arrancó con chami que quería desquitarse de la derrota en la Final de la Copa del Rey de hace menos de un mes en Valencia empujando y saliendo al ataque. Pronto se iban a poner por delante los de Juan Carlos Pérez gracias a una transformación de Sam Katz en el minuto 7 tras un golpe de castigo, 0-3.

El VRAC, sin embargo, iba a esperar como conejo en madriguera su momento para ir haciéndose con el mando del partido y para ponerse por delante en el marcador gracias a la pierna de oro de un Gareth Griffiths que con tres golpes de castigo pasados por palos en los minutos 15,36 y 40 se iba a marchar al descanso por delante en el marcador, 9-3, dejando vacío el apartado de ensayos en el choque.

En la grada, la afición de El Salvador se hacía oir más que la del VRAC y en el palco las personalidades con el alcalde Óscar Puente a la cabeza se preparaban para el tiempo de asueto. Entre estas personalidades también estaba el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero o la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, además de muchos otros concejales del Consistorio pucelano.

El choque en su segunda mitad iba a ser frenético. Los chamizos no querían volver a hincar la rodilla, una vez más, ante el eterno rival y tras otro golpe de castigo de Griffiths iban a dar el do de pecho poniendo toda la carne en el asador y metiendo el miedo en el cuerpo a los de Diego Merino.

Con el 12-3, Sam Katz volvió a acercar a los suyos para el 12-9 tras dos transformaciones. El choque seguía sin ensayos pero entraba en sus diez minutos finales con las espadas por todo lo alto con el 15-12 tras una nueva transformación azul y un drop blanquinegro.

El conjunto chamizo no pudo remontar finalmente y el VRAC volvió a lograr el título liguero en Zorrilla tras vencer 18-12 al conjunto de Juan Carlos Pérez en un partido lleno de emoción hasta el final.