Región

Mateos arranca su carrera hacia la Alcaldía sin medirse a Mañueco

26 mayo, 2018 14:48

El Partido Socialista Obrero Español ya conoce al primero los candidatos para presentarse a la Alcaldía de Salamanca. Y tal vez al único. Se trata de José Luis Mateos, actual portavoz del Grupo Municipal Socialista, como había venido anunciando en los últimos días. Es la decisión política más importante que ha tomado en su carrera, según sus propias palabras, y si se confirma como candidato socialista, competirá contra un Partido Popular ya sin Alfonso Fernández Mañueco, enfrascado en la batalla regional.

Como candidato, Mateos ha hecho un correcto discurso este sábado en la sede socialista apelando a la ilusión por “recuperar Salamanca” y ofreciéndose como “única alternativa a la derecha que ha estado gobernando en las últimas dos décadas”. De hecho, ha calificado la gestión de Mañueco con un cero y ha apuntillado que le parece una nota demasiado alta. El candidato ha hablado de pasión, mesura y responsabilidad como sus características más pronunciadas y ha dicho representar a un PSOE “fuerte, unido, de presente y de futuro”.

En una coyuntura como la actual en la que la su profesión atraviesa un elevado grado de autodestrucción, Mateos ha manifestado que está en política porque cree en ella como instrumento de transformación social y como cauce para solucionar los problemas de los que menos tienen, parafraseando en este punto a Alfonso Guerra. Así, se ha emplazado a sí mismo a hacer de Salamanca una ciudad mejor, la que ha imaginado durante siete años como miembro de la Corporación municipal y que aún no conoce porque “la derecha la ha anclado en el blanco y negro”.

El candidato ha hecho un canto a la limpieza como su principal bandera frente a quienes manchan la política con la corrupción y ha ofrecido además “honestidad, honradez y compromiso”. En si diagnóstico del estado de la ciudad ha señalado como principales puntos en el debe popular el paro, la despoblación, la falta de oportunidades, el abandono y la baja calidad de los servicios públicos. “Son muchas las voces que claman por que reactivemos la ciudad. Queremos una Salamanca viva que mire al futuro”, ha dicho.

De este modo ha señalado a su partido como única alternativa posible para la Alcaldía y se ha postulado como llave del cambio. “No va a ser fácil, pero merecerá la pena”, ha sugerido. Entre sus puntos fuertes de programa ha señalado la descentralización de la cultura hacia los barrios, la investigación, el desarrollo, la atracción de industria y la mejora de los servicios, “Vivimos y pisamos las calles, conocemos los problemas y buscamos las soluciones. Tenéis la oportunidad de volver a confiar en nosotros. El futuro es nuestro”, ha concluido Mateos antes de recibir un largo aplauso por parte de sus correligionarios que llenaban la sede.