Región

Sarrión defiende un "espacio de unidad" que pivote sobre movimientos sociales

5 mayo, 2018 15:25

El coordinador de Izquierda Unida en Castilla y León, José Sarrión, ha defendido hoy la búsqueda de "un espacio de unidad" junto a otras formaciones políticas siempre que pivote sobre "los movimientos sociales y reivindicativos que están saliendo a la calle" y no sobre "las cúpulas de los partidos".

Así lo ha explicado, en declaraciones recogidas por Europa Press, momentos antes de participar, junto al responsable de Acción Política de Izquierda Unida en la Dirección Federal, Ángel de la Cruz, en el Encuentro de Asambleas Locales de IU que se está desarrollando en el Centro Cívico Delicias bajo el lema 'Cómo tejer redes para la confluencia en Castilla y León'.

Este "nuevo formato de debate político" pretende que los militantes de base de IU en la Comunidad, pertenecientes a todas las asambleas, puedan acudir a debatir sobre las políticas de "convergencia y unidad" que "Castilla y León necesita", para lo que se han conformado grupos de debate y trabajo que abordan estas cuestiones.

Una unidad que Sarrión entiende desde dos puntos de vista, la "unidad en las calles, en las movilizaciones" y, como consecuencia de esto, "cómo afrontar los procesos electorales de 2019", aspectos que entiende no deben de debatirse en los "órganos de dirección del partido" y sí en "entornos más permeables y participativos" junto a la militancia base.

En este punto, el coordinador de IU ha insistido en que "la unidad" no puede ser solo protagonizada "por las formaciones políticas tradicionales", sino que tiene que contar "con esas miles de personas" que pararon el país y Castilla y León "el 8 de Marzo", con esos que protestaron por la sentencia contra 'La Manada' o con esas miles de personas que salen a reivindicar unas pensiones dignas, es decir esos "movimientos sociales" que "están lucando en las calles", ha resumido.

También ha aseverado que la unidad implica que los programas "sean de cambio elaborados horizontal y democráticamente" y que las listas se hagan de la manera "más democrática posible a través de listas abiertas".

En esta línea, ha aclarado que esta fórmula ya se empleó a la hora de elaborar las listas municipalistas en 2017 en cinco de las nueve capitales de provincia (con Imagina y Ganemos y Valladolid Toma la Palabra), que fueron capaces de "movilizar e ilusionar" a sectores de gente que "nunca habían estado en una formación política" y es el planteamiento que hay que "repetir".

"Hay que defender esas confluencias que tan bien han funcionado en los últimos tres años y llevarlas donde no existan y tratar de vertebrar un planteamiento autonómico basado en este planteamiento porque es, además, lo que permitirá atraer a esos sectores que están protagonizando todas estas movilizaciones", ha continuado.

Sarrión ha insistido, en referencia a confluir con otros partidos como Podemos, en que el debate político acerca de las candidaturas de unidad popular no debe realizarse entre las cúpulas de los partidos. "Lo que tenemos que hacer es debatir el modelo que mejor funcione y sea más interesante, llevarlo a los movimientos sociales y a las formaciones políticas y una vez con nuestra propuesta encima de la mesa estaremos abiertos al debate", ha señalado para subrayar que es la propuesta que ha "funcionado hasta ahora" y que "da protagonismo al ciudadano y no los procuradores, concejales o alcaldes".

Comunicación permanente 

Aun así, ha reconocido "comunicación permanente" con todas las formaciones políticas y movimientos sociales para buscar "ese espacio de unidad" a través "de los movimientos sociales", pero no, ha reiterado, "como la mera suma de los dirigentes políticos" porque eso "sería un error".

En el encuentro también ha participado el responsable de Acción Política de Izquierda Unida en la Dirección Federal, Ángel de la Cruz, que ha descartado que se vaya a "repetir" el modelo impulsado por Alberto Garzón y Pablo Iglesias a las elecciones de 2019 porque las dos formaciones, después de un análisis, entienden que la confluencia debe ser algo más amplio y profundo.

"No es solo un acuerdo de las fuerzas que nos situamos enfrente de la política de recortes, sino que es más profundo y pasa por buscar la alianza de los distintos sectores sociales que sufren la crisis en torno a la reivindicación, la lucha y un proyecto de país", ha aclarado.

De la Cruz ha reconocido que el partido debe mejorar en "participación y democracia" y ha puesto de ejemplo a IU en Castilla y León y al encuentro de este sábado que permite una elaboración "participativa y democrática" del programa y "procedimientos y mecanismos abiertos de elección".