Región

La amargura de Cristo domina el Jueves Santo vallisoletano

30 marzo, 2018 16:43

Continúa desarrollándose una Semana Santa mágica como es la de Valladolid. No en vano, la capital del Pisuerga ostenta el honor de contar con la declaración de Interés Turístico Internacional para estos días de pasión y auténtica devoción, en fechas también muy importantes para el turismo y la hostelería (más aún tras la desconvocatoria de huelga) de la ciudad.

En este Jueves Santo las calles se han llenado, se están llenando y se llenarán de bellas imágenes de autores únicos para hacer de Valladolid un auténtico museo al aire libre bajo la atenta mirada de vecinos y turistas que disfrutan del sentir de una localidad que ostenta una de las mejores Semanas Santas a nivel nacional y a lo largo y ancho de todo el mundo.

La procesión del ‘Santísimo  Cristo de la Luz’ ha dado el pistoletazo de salida con su luz más resplandeciente a un día que se cerrará con la del ‘Verum Corpus’, la novena del día y que ha tenido a la de la Amargura como uno de los puntos álgidos del día con varias cofradías y pasos que han desfilado por distintas zonas de la capital del Pisuerga hasta confluir en la calle Santiago con Constitución.

En total han sido cinco las Cofradías participantes y ocho los pasos que han comenzado desde este punto y que han marchado hasta la Catedral vallisoletana donde han realizado una Estación de Penitencia ante el Santísimo y ante la mirada de los cientos de fieles que han vuelto a emocionarse con el pasar de las tallas.

Cada una de las hermandades ha realizado un trayecto propio antes de confluir en uno de los centros neurálgicos de la ciudad. De la iglesia conventual del Corpus Christi han partido los pasos de ‘La oración del Huerto’ y ‘El prendimiento’, alumbrados por la Cofradía Penitencial de la Oración del Huerto y San Pascual Bailón.

De la Iglesia Conventual de Nuestra Señora de Porta-Coeli, lo ha hecho el paso de ‘Las Lágrimas de San Pedro’, acompañado por la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Resucitado, María Santísima de la Alegría y las Lágrimas de San Pedro mientras que de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen lo ha hecho el ‘Santísimo Cristo de la Exaltación’ portado a hombros y alumbrado por la Cofradía de la Exaltación de la Santa Cruz y Nuestra Señora de los Dolores.

Por último, desde la Iglesia Parroquial de San Miguel  y San Julián ha salido el paso de ‘El Monte Calvario’, alumbrado por la Cofradía El Descendimiento y Santo Cristo de la Buena Muerte mientras que de la Iglesia Conventual de Santa Isabel de Hungría lo ha hecho el ‘Santísimo Cristo Yacente’, ‘Nuestra Señora de la Soledad’ y ‘La Santa Cruz’, alumbrados por la Cofradía de la Orden Franciscana Seglar V.O.T. La Santa Cruz Desnuda.

Desde Santiago se ha vuelto a ensalzar un Jueves Santo único en la capital del Pisuerga con los ocho pasos y las cinco Cofradías observadas por miles de curiosos que han vuelto a disfrutar de las mejores tallas en un desfile único protagonizado por cofrades que han portado hábitos verdes y negros, blancos y negros, rojos, morados, blancos, marrones y rojos.

La procesión, partiendo desde Santiago, ha recorrido Constitución, Regalado, Cánovas del Castillo y Cascajares hasta la Catedral. Valladolid se  prepara, mirando al cielo y rezando, para que este Viernes Santo pueda desarrollarse una procesión General que promete ser el colofón a una Semana Santa que pondrá su guinda en el Domingo de Resurrección.