Región

Mañueco sobre ser ya presidente autonómico: “Es hablar de política ficción”

28 febrero, 2018 22:27

El alcalde de Salamanca y presidente del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha participado este miércoles en el Casino-Palacio de Figueroa en el Foro Gaceta, un encuentro en el que ha analizado tanto la actualidad de la ciudad como de la política.

Comenzó realizando un balance de sus siete años como alcalde, recordando que el primer día dijo que “para un salmantino no hay mayor honor que ser alcalde de su ciudad” y lo sigue manteniendo, ahora que no repetirá en 2019 como candidato a presidir el Ayuntamiento de la capital charra, pues este verano será designado candidato del Partido Popular a presidente de la Junta de Castilla y León.

¿Dejará la Alcaldía de Salamanca cuando se produzca esa designación? “Cuando se produzca lo valoraremos y si tengo que tomar yo la decisión lo haré en función del beneficio para la gente de Salamanca”, respondió. Y añadió, preguntado por la posibilidad de relevar como presidente a Juan Vicente Herrera antes de concluir la legislatura, recordó que eso depende del propio Herrera y de tener una mayoría suficiente en el Parlamento. “Esto yo no le hablado ni nadie tiene instrucciones de hablar con otras fuerzas políticas, es hablar de política ficción y ahora no tiene sentido. Nuestro objetivo es ganar las elecciones”, apostilló.

También fue preguntado sobre su sucesión en la Alcaldía. “En el Partido Popular de Salamanca hay mujeres y hombres para desarrollar la candidatura y ser alcalde o alcaldesa, no sólo somos un partido ganador, un partido de gobierno, coherente, de principios sólidos, sino que somos mejores y somos más, tenemos buen banquillo y personas que son capaces de dar cohesión y solidez a un equipo”, afirmó.

“Me voy dejando cosas en el tintero”, dijo, pero espera que puedan ponerse en marcha durante el próximo año. “Unos verán más sombras, otros más luces, pero estoy satisfecho del trabajo realizado y estoy personalmente implicado como el primer día. Esté donde esté sólo concibo la política si no es trabajando a través de las personas de Salamanca, es algo que todo el mundo tenga claro y que nadie tenga duda”, añadió.

“Siempre he considerado en mi trayectoria vital y como político algo fundamental, el diálogo, siempre es imprescindible para construir entre todos”, destacó, para añadir que “hay que estar pendiente de todo, pero sobre todo pendiente de las personas, para no perder de vista nuestro objetivo fundamental, servir a la gente”.

Balance como alcalde

Mañueco se centró sobre cinco ejes, el primero mantener unas cuentas saneadas, manteniendo el equilibrio entre ingresos y gastos, pero pagando a los proveedores lo antes posible y reduciendo la deuda. Al mismo tiempo, generar oportunidades de empleo, porque “el empleo es la mejor política social y permite que las familias desarrollen su proyecto de vida”. Así, recordó todas las iniciativas puestas en marcha.

En tercer lugar, el alcalde aludió a las políticas sociales, porque “hemos atravesado una crisis económica sin precedentes y en colaboración con el tejido asociativo hemos incrementado los recursos para proteger a las personas y las familias”. Pero la política social “no es un tema de estadísticas, es un tema de sensibilidad, y lo hemos demostrado”. En este aspecto, recordó la creación de la oficina antidesahucios, medidas para evitar cortes de luz, gas o agua y nuevas ayudas “que representan la solidaridad de Salamanca”.

Junto a ello, la calidad de los servicios públicos, modernizándolos y ampliándolos. Por ejemplo, en la red de agua, renovando las tuberías e implantando nuevas medidas para reducir los reventones. “La ciudad es como una vivienda, hay que ir renovando constantemente aquello que se deteriora”, manifestó Mañueco. También aludió a la renovación de la mitad de la flota de autobuses, impulsados por gas, con wifi gratis y con paradas que indican el tiempo restante para la llegada de cada vehículo.

Y no olvidó la renovación de todos los parques y jardines, el alumbrado público y la reparación de asfalto y aceras, con la implantación del teléfono Salamanca Avisa, junto con casi 3.000 nuevas plazas de aparcamiento, la mayoría gratuitas en diferentes zonas de la ciudad, así como la ampliación del carril bici y el sistema de préstamo de bicicletas, la renovación de todas las piscinas y todas las instalaciones deportivas.

Finalmente, el alcalde se refirió al Octavo Centenario de la Universidad de Salamanca. “La ciudad sería otra muy distinta si no estuviera”, manifestó, pero añadió: “Tiene que ser para proyectarnos hacia el futuro, tiene que ser un año de celebración, de congresos, pero también de futuro”. Al hilo de esta efeméride Mañueco destacó la restauración del patrimonio para potenciar el turismo, uno de los grandes motores económicos de la capital charra, “rompiendo todos los techos en visitantes y pernoctaciones, eso es algo muy serio”. Y aludió al otro gran objetivo de su mandato, la integración del río Tormes en la ciudad a través de la recuperación de sus riberas, en especial en los barrios trastormesinos de Chamberí y Tejares.

Ya en el turno de preguntas, Mañueco comenzó valorando a la oposición: a Ganemos un cero, porque “cuando lo único que se quiere aportar es no, no, no, no, todo está mal, nada hay bueno...”; del Partido Socialista, “desde la confrontación de posiciones ideológicas distintas, hemos tenido discrepancias y acuerdos, pero sí tengo que alabar la coherencia del Partido Socialista”; y de Ciudadanos, “aunque algunas veces nos desconcierta, porque unas veces por la mañana te dicen una cosa y por la tarde otra”, destacó la sintonía para sacar adelante importante proyecto, “me gustaría verlo también a nivel nacional”.