Región

'Troyanas', con Aitana Sánchez-Gijón, llega a Valladolid

16 febrero, 2018 20:01

La concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, presentó hoy la obra "Troyanas" que se representará en el Teatro Calderón esta tarde, mañana y el domingo, una obra que plasma el "clásico de Eurípides bajo la mirada de las mujeres en una gran producción del Festival de Mérida y el Teatro Español de Madrid.

Bajo la dirección de Carme Portacelli, la versión de Alberto Conejero, cuenta en su reparto con Aitana Sánchez-Gijón, Nacho Fresneda, Alba Flores, Maggie Civantos, Gabriela Flores, Miram Iscla y Pepa López y la sesión de hoy se representará en versión accesible.

El proyecto Teatro Accesible, promovido por Fundación Vodafone España, el Centro de Rehabilitación Laboral Nueva Vida, la Fundació Els Tres Turons y la empresa tecnológica Aptent Soluciones, garantiza en sus funciones el subtitulado, la audio descripción, el sonido de sala amplificado y el bucle magnético individual.

Además, estará disponible la recepción de la accesibilidad en el propio dispositivo móvil personal a través de la aplicación Startit, diseñada por Aptent y que es la herramienta que crea, edita y difunde el subtitulado o la audio descripción de una obra.

En cuanto a la obra, Redondo comentó que "es evidente que los mitos griegos siguen haciendo oír su voz en la sociedad: en la pintura, en las representaciones teatrales o en la literatura". Las figuras míticas, con el transcurso de los siglos, adquieren nuevos rasgos, por parte de los autores, al situarlos en la sociedad en la que vivimos.

En "Troyanas" se invita a todas esas mujeres míticas que los ganadores se repartieron después de la Guerra de Troya como un botín, decidiendo impunemente sobre su vida y su futuro. Les pedimos que se expliquen, porque además de todo ese trato violento e injusto, también está la forma de hacerlas pasar a la Historia como si ellas hubieran elegido su destino con gusto y placer, o con maldad cuando a ellos no les ha convenido lo que ellas elegían.

Les queremos dar la oportunidad de que nos cuenten qué pasó de verdad y qué sintieron ellas, bajo su punto de vista y su forma de sentir. Y después de haberlas escuchados, tendremos, finalmente, la oportunidad de juzgarlas.