Región

Nombres de calles franquistas, objeto de polémica eterna en los pueblos

2 febrero, 2018 06:47

El grupo Compromís lleva meses promoviendo en el Senado el cambio de nombres de calles franquistas en los pueblos de España para cumplir así con la Ley de Memoria Histórica. Algo que no ha gustado al alcalde de Pajares de la Laguna, Juan Antonio Benito de Dios, que se ha despachado con una carta al presidente de la Cámara Alta, Pío García-Escudero, en la que le llama mamporrero, también indigente mental a José Luis Rodríguez Zapatero, ex presidente del Gobierno, y carga contra el partido valenciano y la ley que quieren hacer cumplir a través de polémicas declaraciones.

En la provincia de Salamanca son muchos los ayuntamientos que han accedido a la modificación, pero el dictador Franco todavía sobrevive en al menos cuatro de ellos. Se trata de Bóveda del Río Almar, Villaseco de los Gamitos, La Bastida y Fresno Alhándiga, según el último informe hecho público por Compromís.

Aunque alguno no han cambiado los nombres, se han comprometido a hacerlo en breve, como Calzada de Don Diego, Encinas de Arriba, Espeja y Larrodrigo. En cambio, otros han respondido de forma impertinente al requerimiento, según Compromís es el caso de Bóveda del Río Almar, Espadaña y Frades de la Sierra.

Además, existen centenares que no han contestado a pesar de haber superado el tiempo dado por el Senado. A todos estos se les ha vuelto a requerir esa documentación, como paso previo a llevar a los tribunales esta negativa.

Compromís promueve una campaña para retirar unos 2.000 casos de calles franquistas en toda la geografía española. En el marco del cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica, el senador Carles Mulet decidió ponerse en contacto con los ayuntamientos, mediante una carta que envía el Senado, para cambiar nombres franquistas que aparecen en el listado del Instituto Nacional de Estadística (INE) o en caso de que se hayan cambiado instar a quitarlos del registro oficial.