Región

El Sindicato Profesional de Policías Municipales denuncia indiferencia y desinterés

16 enero, 2017 10:45

Después de un año completo con representación sindical en el Ayuntamiento de Zamora el Sindicato Profesional de Policía Municipal de España en Zamora hace balance de su relación con los responsables políticos del Ayuntamiento de la capital. Un balance puramente estructural del sindicato dentro de la plantilla de la Policía Municipal que ha sido satisfactorio puesto que más del 60% de los policías son afiliados del mismo y sigue creciendo mes a mes. Aunque el objetivo de los responsables es llegar a sobrepasar el 80% de afiliación.

En cuanto a la relación con los responsables políticos del Ayuntamiento, la sensación generalizada del sindicato es que "la actitud del equipo de gobierno es de indiferencia e incluso desinterés por los problemas que se suscitan en la plantilla". Ante esta afirmación, el sindicato de la Policía Municipal plasma como ejemplo que "en el mes de junio del año pasado se le hizo llegar por medio de la Junta de Personal a la Concejala de Personal una propuesta de negociación con varios puntos de la cual, a día de hoy, no ha dado ningún tipo de respuesta".

Igualmente, añaden, "en agosto se aprobó la oferta pública de empleo para cubrir plazas de agentes en la Policía Municipal de Zamora, que tenían que empezar la academia a principios de este año, y ni siquiera se ha convocado la oposición, quedando más mermada aún la plantilla para el presente año".

Además, hacen hincapié en que a pesar de la adquisición de material técnico expuesta en los medios de comunicación (chalecos antibalas), "aún no han llegado", la dura realidad es que "a los Agentes no se les ha dotado de uniformidad en el año 2016. Es decir, se obtienen chalecos, pero se les quita el vestuario", señalan.

Y por otro lado, destacan que no se ha dado trámite a la puesta en marcha de un reglamento de conciliación de la vida laboral y familiar, "a pesar de que incluso los políticos hacen gala de su defensa, llevando a sus hijos al Parlamento".

En cuanto a los temas más actuales de estos momentos, el sindicato de la Policía Municipal manifiesta el asunto del número de policías municipales que cubrieron los turnos de las fechas más señaladas en las pasadas fiestas de Navidad. "El número de policías que cubrió esos turnos de las fiestas y otros muchos turnos del resto del año es insuficiente y escaso, llegando a ser, en ocasiones, demasiado reducido, no ya para dar el servicio que los ciudadanos demandan sino para darnos seguridad a nosotros mismos", explican.

Y un claro ejemplo de ello presentado por el sindicato es que en varias ocasiones se han realizado controles policiales con un número de agentes inferior a los que marca la circular del Ministerio de Interior para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. "La realidad es que debido al envejecimiento de los miembros del cuerpo cada vez va a ser más común que el número de policías que entren de servicio no llegue a ser el adecuado".

Asimismo, las previsiones reales para este año, es que "algunos turnos de días señalados se reduzca el número de policías entre el 22 y el 33%, como ya pasó en algunos turnos de los primeros festivos del año. En este sentido, este sindicato ya le propuso al equipo de gobierno que se negociara un mínimo de policías por turno sin haber obtenido respuesta alguna", comentan.

En otro aspecto y en relación los políticos, recalcan que continuamente ven y escuchan a los responsables políticos hablar de transparencia respecto de los servicios que gestionan. Pero aseguran que no entienden entonces qué problema tienen en informar del número de policías que cubren los turnos, "ya que hacen creer a los ciudadanos que la Policía Municipal está dotada con el número adecuado de efectivos y cuando surgen las demandas de los servicios que se tarda o no se atiende debido a la escasez de agentes, los ciudadanos, en el convencimiento de que hay recursos suficientes para gestionar sus solicitudes con diligencia, recriminan a los funcionarios su tardanza en atenderlos".

No obstante, los responsables del S.P.P.M.E. están seguros de que "los policías municipales seguirán poniendo todo su empeño y profesionalidad en atender a los ciudadanos de Zamora como merecen, por encima incluso de sus posibilidades y a pesar de la escasez de personal y cualquier otra deficiencia de las muchas que hay en el cuerpo", concluyen.