Opinión

Percepciones V de Juan de Portoplano

10 febrero, 2021 09:05

El de Portoplano mirándose por dentro, pensaba y sentía, que toda su existencia había estado regalando frases a los humanos. Ese era su forma de buscar la realidad. Pero también sentía, que no apreciaban los regalos. Buscando siempre mayor verdad-bondad-racionalidad-prudencia-belleza-utilidad. 

- Siempre estamos buscando personas que nos digan lo que queremos oír, es decir, tengan la misma ideología sobre esos temas o en la generalidad. Leemos, del mismo modo, todo y en todo, para buscar más razones y datos a nuestra argumentación. Pocas veces, para buscar la realidad. Si alguien, no está de acuerdo con nosotros, ni siquiera en lo opinable, le cerramos las puertas, aunque sean afectivas. 

Cierto es que no se puede tratar lo mismo un mal moral que un bien moral, pero hay que distinguir en la multitud de temas de la existencialidad humana. 

- Por un lado me abruman con la libertad de pensamiento-conciencia-expresión-publicación, por otro lado, poderes reales gestionados por personas de carne y hueso y sangre, me cierran puertas, me han cerrado ventanas durante toda la vida, simplemente por ejercer el derecho humano de la libertad de conciencia, según la legalidad vigente, según la moralidad de siglos... 

- Siempre he intentado tener empatía y estima a la otra persona, de carne y huesos y sangre, en la vida real y rutinaria, independiente de su ideología o su estamento social o cultural, por tanto, en todos los escritos hago lo mismo. Cierto es, que no estoy de acuerdo de todo y con todo. Pero, eso, pienso que es lo lógico y racional. Nadie, nadie puede estar de acuerdo en todo conmigo, y, yo no me ofendo, sino que entra en la riqueza de la naturaleza y la naturaleza humana. 

- El adagio antiguo escolástico, "se critica el pecado, se tiene conmiseración del pecador". 

- Pero también escribes y piensas, aunque no sabes cuántas y de qué manera, en qué situación estarán para personas que no conoces, puede que algunas todavía no hayan nacido, si esos escritos permanecen en la memoria de los seres humanos... 

- En provincias, que todo se reparte entre pocos, en provincias, lamento decirlo que muchos se sienten ciudadanos de segunda, en provincias, muchos no escribimos todo lo que observamos y pensamos, porque si, se sienten, han sido tratados durante toda la existencia como ciudadanos de segunda, y todo, se reparte entre unos pocos, entonces, te cierran a ti y a tus descendientes más puertas, en provincias, un día, se estudiará la censura, en tiempos de la no-democracia y en tiempos, de la democracia. En provincias, es otro mundo, totalmente distinto, a lo que sucede en las grandes urbes, porque en provincias, al final, solo existen diez panaderías, si todas se niegan a venderte pan, pues no comes pan... 

- Diríamos que siempre han existido por el mismo autor, dos tipos de creación de textos, uno exógenos, otros, endógenos o exógenos. Es decir, uno para la Academia, otros para el resto de la población. En mi caso, los artículos hacen las veces, de textos escritos para la inmensa mayoría, el resto de la producción escrita, sea filosófica o literaria, no digo que no sea para todos, pero ya exige un mayor nivel de conocimientos, aunque salvo excepciones, siempre utilizo palabras simples y generales... 

- Es un enorme esfuerzo, intentar expresar grandes temas de la realidad humana y social y metafísica, que exigen lenguajes técnicos, pero hacerlo con terminología y frases y figuras literarias sencillas y simples, para ser entendido por todos y para todos. Porque, todos necesitamos beber agua y comer pan, todos necesitamos que nos expliquen, en la medida de lo posible, las grandes preguntas que el ser humano lleva arrastrando en su alma, todos, desde la noche de los tiempos o desde el día más alejado de los tiempos. Muchos piensan, que esa sencillez prosaica es falta de conocimiento literario, cuándo, puede ser que sea lo contrario... 

- Podría con las palabras, emocionar o manipular al hipotético lector o lectora, pero pienso que eso es una forma o variedad de robo, de engaño, de mentira... Puedo, y, debo equivocarme, se me debe aceptar, pero no que mienta o engañe, para dirigir a los contertulios hacia donde yo desee. Solo, mi finalidad como escritor y pensador y filósofo y artista plástico es buscar la realidad, eso que se llama, el mayor acercamiento a lo verdadero y bondadoso y racional y bello y equitativo y útil... Bastante tienen los siglos, si es que estas palabras continúan con perdonarme todos los errores, que serán muchos, demasiados...

- No comprendo, no entiendo, porqué grandes bibliotecas, bibliotecas universitarias, o bibliotecas de reales academias de humanidades en general, no quieran disponer de un DVD, con una producción cultural de treinta mil páginas, un libro-texto, con sus defectos, de los más extensos del mundo, de un único título y un único autor. No lo comprendo... 

El de Portoplano se preguntaba, ¿existe un plan o una directriz o una finalidad, de hacer que los humanos, no se autocontrolen de forma correcta, su dimensión irracional, pasiones-deseos-pulsiones-libidos, para de ese modo, controlarlos-gestionarlos mejor, llevarlos hacia una dirección o hacia otra?, ¿o, quizás, el sistema socioeconómico al que hemos llegado, causa esa misma finalidad, aunque sin buscarla, a mayor número de personas, mayor necesidad de consumo, por tanto, desarrollo de todos los deseos?, ¿o, ambos caminos a la vez, y quizás, otros...?