Opinión

Asalto al Capitolio

7 enero, 2021 17:40

Lo que nos faltaba por ver ha llegado como regalo de Reyes al comienzo del Nuevo Año que se las prometía muy feliz, o al menos más que el pasado, pero está visto que como decía y dice Murphy, lo que puede empeorar seguro que empeora.

Y es que el asalto al Capitolio en Washington por los enardecidos seguidores de Trump, ha superado cualquier pronóstico pesimista, y mira que con este hombre desde que salió a la escena política todo es posible. Y, posiblemente, lo que nos quedará por ver.

Recuerdo cuando estuve en USA en las elecciones ganadas por el presidente Cárter en noviembre de 1976, y si algo me llamó la atención fue el civismo del pueblo americano, tanto en la campaña que seguí in situ como el election day, y el posterior escrutinio. No hubo el más mínimo incidente de lo que tome buena nota para nuestra democracia que, recién muerto Franco, iba a echar a andar, como así fue. Incluso del sistema proporcional electoral que aquí se aplicó en 1977 o ley d'Hondt, también aplicado allí.

No hay que olvidar que USA, nos saca una ventaja de 200 años y eso siempre ha sido una referencia a tener en cuenta ... hasta el 06/01/2021, en que todo se ha venido abajo, superando con creces cualquier comparación.

Las interrogantes son muchas y variadas ¿Qué causas han originado esta debacle? Sin duda la mano de Trump es alargada y está detrás de todo lo sucedido: qui prodest. Como dijo Seneca: a quien aprovecha el crimen es quien lo ha cometido y así es, con complicidades de una u otra forma y de lo que ahora habrá todo tipo de teorías y especulaciones, quien pretendía hacer ganancia de pescadores con el río revuelto es sin duda el histriónico y caduco presidente.

¿Qué se va a hacer ahora? Sin duda el país americano saldrá adelante con Biden ya proclamado presidente y la justicia tendrá que investigar y exigir responsabilidades a quien corresponda empezando por Trump, cuya capacidad para gobernar el país más poderoso del planeta es prácticamente nula. Pero a pesar de ello ha tenido más de setenta millones de votos, la mayor votación de un candidato republicano y el segundo después de Biden en la historia de USA.

Son las sorpresas del sistema. Alguien dijo cuidado que viene la democracia, sin embargo, como sentenció Churchill la democracia es el menos malo de los sistemas políticos, pero como estamos viendo no sólo no es perfecto sino que a veces como ahora es también harto peligroso.