Economía

El presidente de ACOR pide "actitudes constructivas" y critica filtraciones a la prensa para "reventar" la Asamblea General

11 mayo, 2021 18:45

El presidente de ACOR, Justino Medrano, ha pedido "actitudes constructivas" a los socios y delegados de la cooperativa de cara a la Asamblea General Ordinaria que se celebrará el martes 18 de mayo, al tiempo que ha criticado filtraciones a la prensa con el objetivo de "reventar" el cónclave de la próxima semana.

"Varias personas que han estado muy vinculadas con las principales decisiones que se han tomado durante estos dos años están filtrando información confidencial a la prensa con el único objetivo de desestabilizar la cooperativa y reventar la asamblea", ha apuntado Medrano en una carta dirigida a los socios y delegados que habrán de participar en la cita del día 18.

En este sentido, ha afirmado que "casi con toda seguridad" y antes del día 18 de mayo, esa "campaña de desestabilización" va a continuar con el fin de "intentar llegar a una Asamblea dividida y enfrentada", todo ello "obedeciendo a fines vengativos y nada constructivos".

"Sólo quiero pedir a los socios y delegados que entre todos adoptemos actitudes constructivas hacia nuestra cooperativa, evitemos el enfrentamiento al que algunos interesadamente pretenden llevarnos y seamos capaces de avanzar y afianzarnos en nuestro verdadero objetivo: tener una industria moderna, bien gestionada, eficiente y rentable, con los mejores profesionales y que pueda revertir a nuestros socios y a nuestra remolacha, la tan ansiada rentabilidad que se ha venido perdiendo en estos últimos años", señala el presidente de ACOR en su misiva, a la que ha tenido acceso Europa Press.

Medrano se ha referido a estos "ataques cobardes" como una "auténtica irresponsabilidad", ya que la imagen de la cooperativa "puede quedar dañada gravemente" y generar "un quebranto económico en las explotaciones de sus socios".

El presidente de la cooperativa ha recordado a los socios su papel de agricultor, "quizá el mejor oficio del mundo", así como el convencimiento como cooperativista de "la necesidad de estar unidos para ser mas grandes y fuertes".

BALANCE

Asimismo, ha hecho balance de sus cerca de dos años de gestión al frente de ACOR, un cargo al que optó "no por ambiciones personales" ni por una cuestión de enriquecimiento, como tampoco por convertirse "en un personaje público".

"El reto era un auténtico desafío que parecía imposible de conseguir, pero dimos un paso adelante porque estábamos convencidos de que este transatlántico necesitaba un golpe de timón para evitar un naufragio seguro", ha defendido Justino Medrano, cuyo objetivo a la hora de dar el paso fue el de "la supervivencia de la cooperativa".

El presidente de ACOR se refiere en su carta a los "frentes abiertos" que se encontró a la hora de gestionar la firma sin poder aprovechar "la experiencia del equipo saliente", ya que "no hubo transición", y con la necesidad de "tomar decisiones difíciles, pero necesarias".

"Es evidente que cometimos errores fruto de la inexperiencia, las prisas y, también, porque la situación económica apremiaba, en especial las tensiones de tesorería", ha explicado Medrano, quien ha enfatizado que la mayoría de las decisiones adoptadas durante el primer año, después de heredar "el peor ejercicio de la historia de ACOR", estuvieron encaminadas a ajustar el presupuesto de gastos, como la reducción del sueldo del presidente (un 60 por ciento menos) y de los principales directivos, lo que supuso "un ahorro de más de un millón de euros".

También ha recordado la revisión de todos los contratos y la prestación de servicios para "apretarse el cinturón" todo lo posible, cosa que continúa a día de hoy, como defiende en la misiva.

ASAMBLEA

En cuanto a la Asamblea del próximo 18 de mayo, que tenía que haberse celebrado el pasado 4 de diciembre, Justino Medrano ha tachado de "mezquino" que se pretenda plantear que "no se quiso realizar en esa fecha por algún interés ajeno a la pandemia". "Simplemente, Sanidad no lo autorizó y una asamblea telemática no garantizaba su correcta celebración por la dispersión de los delegados y la complejidad técnica", recalca.

Por lo que se refiere a la carta firmada por 21 delegados para exigir la celebración inmediata de la asamblea, el presidente de ACOR ha reconocido que es "más que correcta" y él mismo "la hubiera firmado", aunque "tal y como se publicó en los medios de comunicación el día anterior, el Consejo Rector ya estaba trabajando en ello y sólo faltaba la fecha".

Así, ha indicado que a finales de noviembre, se convocó a todos los delegados en turnos de cinco, como permitía la ley, a reuniones informativas en las oficinas centrales para explicar las cuentas que se someterán a votación el 18 de mayo y a las que asistieron "el 72 por ciento de los delegados", mientras que "a muchos de los que no pudieron venir se les citó personalmente", así como "a otros socios que han pedido información".

Después de subrayar que "ACOR ha vuelto a dar beneficios" y se ha pagado "en tiempo y forma" la remolacha, ha aclarado que "sólo la pandemia ha evitado recuperar el deseado retorno cooperativo". "La presente campaña 2021/22 está asegurada con la contratación de más de 11.300 hectáreas, hemos aprobado el primer Plan Estratégico para sentar las bases del futuro y tenemos un director general, José Luis Domínguez, que ejerce como el mejor capitán posibles", ha explicado Medrano a sus socios.

Por ello, advierte de que socios y delegados "tendrán que decidir" el próximo 18 de mayo "que es lo más importante en estos momentos, si las disputas personales o el futuro de una cooperativa que el año que viene cumplirá 60 años".