Economía

La Junta destina casi un millón de euros para incentivar el consumo en el comercio local

10 diciembre, 2020 12:47

El Consejo de Gobierno ha aprobado un total de 15 subvenciones, por valor de 643.098 €, destinadas a incentivar el consumo y mejorar la imagen del pequeño comercio de proximidad en los municipios de Castilla y León. La iniciativa, incluida en el Plan de Choque para el Empleo, se canaliza a través de diputaciones y ayuntamientos de más de 20 mil habitantes y se completará la próxima semana con la aprobación de otras 3 subvenciones para la Diputación de Valladolid y los Ayuntamientos de Burgos y Valladolid, con una cuantía de 323.100 euros.

Las ayudas aprobadas dentro de este programa pretenden paliar las consecuencias económicas que está sufriendo el pequeño comercio tradicional a raíz de la pandemia, que ha provocado la caída del consumo y, en consecuencia, una merma considerable de los ingresos en muchos de estos establecimientos. A fin de paliar esta situación, la Consejería de Empleo e Industria, a través de la Dirección General de Comercio y Consumo, ha promovido la colaboración de las entidades locales para poner en marcha iniciativas dirigidas a fomentar las compras en el comercio de proximidad y a mejorar su imagen entre los consumidores.

Las actuaciones, que se desarrollan bajo diferentes formatos, se llevan a cabo por diputaciones y ayuntamientos de más de veinte mil habitantes, ya sea directamente o en colaboración con las asociaciones y organizaciones que representan al sector. Por su parte, la Junta de Castilla y León financia las iniciativas propuestas con una aportación económica que cubrirá el 75 % del coste de cada uno de los proyectos, lo que supone una aportación global de 966.198 €  por parte de la Administración Autonómica.

 Los programas se  desarrollarán en los Ayuntamientos de Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora, Aranda de Duero, Ponferrada, San Andrés del Rabanedo y Medina del Campo, así como en las Diputaciones Provinciales de Burgos, León, Palencia, Salamanca, Valladolid  y Zamora.

De este modo, atendiendo a los objetivos del Plan de Choque para el Empleo, se pretende apoyar a los autónomos y pequeños y medianas empresas del comercio tradicional frente a la crisis provocada por la COVID-19, contribuyendo a garantizar su supervivencia y el mantenimiento del empleo.