Deportes

Un año sin deporte base

7 febrero, 2021 18:50

N.M.J / ICAL

Pocos días antes del inicio del primer confinamiento por la crisis sanitaria del COVID-19, el deporte base paró su actividad por completo en Castilla y León. Los campos se vaciaron, los entrenadores dejaron de planear nuevas jugadas para los próximos partidos y los jóvenes deportistas se prepararon para pasar unas semanas sin practicar deporte de forma diaria. Sin embargo, las semanas pronto se convirtieron en meses, y a pocos días de que se cumpla un año de esa fecha, muchos clubes no han vuelto a realizar prácticas deportivas. 

Una situación que algunos padres denuncian a través de las redes sociales, reclamando que se permita a los más pequeños volver a entrenar, cumpliendo y respetando una serie de medidas para evitar el contagio. “En casi todas las Comunidades de España se permite la práctica del deporte base”, reclaman a través de la plataforma Change.org en una campaña de recogida de firmas que busca que se permita volver a practicar deporte en Castilla y León, y que actualmente cuenta con más de 2.100 firmas. 

En diciembre de 2020 la Administración autonómica notificó que el deporte escolar regresaría “de forma progresiva” a la Comunidad a partir del mes de enero, aunque su vuelta estaría siempre “supeditada” a la evolución de la pandemia del COVID-19. De hecho a principios del primer mes del año varios clubes empezaron a notificar la vuelta a los entrenamientos; sin embargo, el estallido de la tercera ola y las nuevas restricciones sanitarias impidieron su regreso. 

Los clubes deportivos y los familiares de los más pequeños piden que se evalúen estas medidas, porque, aunque entienden que la situación sanitaria es ”complicada”, están preocupados por la falta de ejercicio físico y lo que esto podría suponer para los más pequeños. “En mi caso mi hijo entrenaba seis horas semanales, y aunque sale conmigo todos los días a correr, no es lo mismo. Físicamente se les nota”, asegura Diego Castilla, padre de un niño afectado por esta situación. 

Al respecto de esta idea, la Asociación de Federaciones Deportivas de Castilla y León (Afedecyl), en palabras de su representante y director general de la Federación de Baloncesto de la Comunidad, José Alberto Martín Manjarrés, “la incidencia es impredecible”, puesto que no hay antecedentes en los que un joven o un niño “haya estado desde el mes de marzo sin complementar su formación en la parte de actividad física”.

Un hecho que preocupa especialmente a los entrenadores, que afirman que en el contexto actual por la pandemia “las tecnologías nos están comiendo”, tal  y como indica Daniel, que desde hace varios años entrena a equipos de fútbol base federados en la capital burgalesa. “Creo que una de las críticas de esta situación es cómo vamos a volver a implantar en los niños hábitos saludables cuando llevan un año que lo único que hacen es bajar al parque, y todo lo demás son consolas en casa porque no se les está dando mayores posibilidades”. 

El entrenador considera además que aunque es una situación que afecta a varias edades, tiene una especial incidencia en los menores con edades comprendidas entre los seis y los 12 años, puesto que se encuentran en etapas de formación y consideran “importante” incluir el deporte en su día a día. 

Asimismo otro de los aspectos negativos que destacan los entrenadores es la repercusión que esta situación en las próximas temporadas. “Posiblemente esto va a afectar bastante para la temporada siguiente y años venideros”, apunta Mario, que actualmente entrena a un equipo de infantil en Burgos; que teme incluso que alguno de los niños abandone la práctica deportiva en un futuro próximo. “Hay mucho que igual no es su pasión o no les llama tanto como a otros. A muchos les ha pasado que juegan porque están sus amigos y así pasan más tiempo con ellos”, afirma. De hecho este es otro de los aspectos que subrayan los padres, ya que la práctica deportiva permitía a los más pequeños encontrarse con compañeros a los que no veían habitualmente en el colegio. “Ya no tiene tanto contacto con sus amigos y se le hace un poco duro” , señala  Castilla. 

Rendimiento deportivo

Otra de las grandes polémicas que surgen a raíz de este tema es el hecho de que en otras comunidades autónomas sí que se estén llevando a cabo prácticas deportivas, explicando que es “impredecible” la forma en la que esta falta de entrenamiento va a incidir en el “rendimiento deportivo”, contra otras comunidades. “Podemos decir que Castilla y León es la Comunidad, en cuanto a deporte federado se refiere, con unas medidas más restrictivas a nivel nacional”, indican desde la Afedecyl. 

“Igual pecamos de cautelosos, y está bien, pero viendo que en otras comunidades se hace, se puede seguir su ejemplo”, estima uno de los entrenadores, y aunque no cree que este año vuelva a retomarse la competición, confía en que “si las cosas mejoran” se pueda volver a entrenar para preparar la próxima temporada.