Educación y Universidad

Educación llega a un acuerdo con la enseñanza concertada para la mejora de la calidad educativa y el mantenimiento del empleo

11 febrero, 2021 13:20

El Consejo de Gobierno ha aprobado el acuerdo entre la Consejería de Educación y las organizaciones patronales y sindicales de la enseñanza concertada de Castilla y León para la mejora de la calidad educativa, el mantenimiento del empleo en el sector y la gradual dotación de los equipos docentes. Este nuevo documento tendrá vigencia hasta la finalización del curso académico 2023-2024.

Tras el acuerdo suscrito en 2016 con las organizaciones patronales y sindicales más representativas de la enseñanza concertada de la Comunidad, la Consejería de Educación tiene previsto firmar un nuevo acuerdo hasta la finalización del curso escolar 2023-2024. En dicho texto, se recogerán medidas encaminadas a favorecer la calidad de la enseñanza tales como la posibilidad de que el profesorado pueda acceder a la jubilación parcial anticipada, la mejora de las ratios docente/unidad, la dotación de recursos en los centros concertados y la mejora de las condiciones de trabajo de los profesionales que desarrollan su trabajo en los mismos.

De esa forma, este acuerdo, que afecta a todas la enseñanzas concertadas -Infantil, Primaria, Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional y Educación Especial- busca ofrecer una mayor estabilidad en el empleo de los trabajadores de la enseñanza concertada, lo que redunda directamente en la mejora de la calidad de la enseñanza.

La Junta destaca la posibilidad de que el profesorado afectado por la transformación o reducción de unidades pueda mantener el empleo en su propio centro o, si no fuera posible, puedan solicitar la inscripción en el Censo de Profesores, gestionado por la Dirección General de Recursos Humanos.

Además, se mantiene la posibilidad prevista en el anterior acuerdo de aplicar las horas correspondientes de las unidades reducidas a incrementar la ratio profesor/unidad hasta 1,33 en los centros de Infantil, Primaria y Educación Especial, hasta 1,80 en ESO y Bachillerato y 1,75 en Formación Profesional. No obstante, en situaciones excepcionales, la ratio profesor/unidad podrá alcanzar 1,40 en Infantil, Primaria y Educación Especial, y ratio 2 en ESO, ratios cuantitativamente superiores a las generalizadas hasta la fecha en los centros educativos, lo que incidirá sustancialmente en la mejora de las condiciones de docencia de los centros concertados.

Por último, se contempla la posibilidad de que el profesorado pueda acceder a la jubilación parcial anticipada siempre que lleve asociados contratos de relevo. De esta forma, se favorece un relevo generacional razonable que no solo permite aligerar la carga lectiva del profesorado que se acerca a la jubilación total, sino que también facilita una adecuada formación del profesorado joven, evitando precariedad en las nuevas contrataciones y favoreciendo la organización de los centros.