Televisión

¿Qué ocurre en el nuevo capítulo de 'Mujer' que Antena 3 emite el lunes 7?

En el anterior capítulo, la familia de Bahar intentaba descubrir el paradero de Sirin

25 noviembre, 2020 11:24

Tras una semana consiguiendo convencer en cada capítulo a más de dos millones de espectadores, Mujer prosigue esta semana su andadura por Antena 3 con nuevos capítulos de su segunda temporada.

Y así, tras la emisión el martes 1 de diciembre de la primera parte del episodio 35, previsiblemente el lunes 7 de diciembre y, a pesar de ser puente, la cadena de Atresmedia emitirá la segunda parte del episodio 35, el cual ya se puede disfrutar a través de ATRESplayer PREMIUM.

Al final de la primera parte del episodio 35, la familia de Bahar (Özge Özpirinçci) intentaba descubrir el paradero de Sirin (Seray Kaya) ya que era de vital importancia que donara la médula a su hermana tras el empeoramiento de ésta.

¡ATENCIÓN, SPOILERS!

Sin embargo, los planes de Sirin parecen otros. La joven come con Suat, el padre de Piril, al que le cuenta que sin su médula, Bahar moriría. “Eso le convendría a usted. Aunque estarían los niños”, le dice. 

Quiero ser poderosa. Quiero hacer lo que me plazca sin tener que preguntar a nadie. ¿Puede hacerlo?”, le pregunta. “Mañana tendrás que ir de compras. La primera regla es parecerlo: ropa cara, bolsos, relojes…. No son sólo accesorios, representan el poder”, le explica Suat.

Mientras, el matón le explica que Yeshim, la exmujer de Nezir, quiere verle. “Nezir sigue en estado vegetativo”, le dice. “Hasta que no se muera, no me voy a tranquilizar”, le confiesa Suat. 

Ya en esa cena acordada, Yeshim le confiesa a Suat que tiene sus dudas sobre el estado de Nezir. “Ha hecho esto para que el asesino de su hijo se relaje, salga a la luz, pueda capturarlo y matarlo”, le dice mientras Sirin escucha detrás de una puerta.

Por su parte, Sarp le cuenta a Piril que ha hablado con Enver. “Estaba nervioso y fuera de sí. Dijo que fue un accidente como si no supiera que Bahar y los niños murieron en un incendio”, le dice. “Deja ya de torturarte”, le aconseja su mujer.

Pero el hombre sigue dudando y decide ir al cementerio a comprobar si realmente los cuerpos de Bahar y de sus hijos se encuentran en sus tumbas. Será entonces cuando  se lleve una auténtica sorpresa.