Televisión

El despertar de TVE: entra en la guerra de programación de las privadas

Hasta ahora, la televisión pública no se definía precisamente por cuidar el estreno de sus productos.

13 noviembre, 2016 14:18

TVE ha despertado. O al menos en lo que se refiere a programar sus series y programa. Ajena durante años a las guerras de programación de las privadas, los últimos movimientos de La 1 no vienen sino a demostrar que también quiere pelear por hacer brillar o proteger sus productos.

El primer síntoma de este cambio ocurría con Operación Triunfo: El Reencuentro. Hubo medios que llegaron a publicar que los tres documentales de TVE se emitirían en la noche de los lunes, como así sucedía con el formato original. Sin embargo, la pública sorprendía a propios y extraños programándolos en la noche de los domingos.

La decisión, sorprendente porque la noche de los domingos siempre ha estado dedicada a La película de la semana, fue todo un acierto. El primer documental anotó un gran 24,8% y 4.702.000 espectadores y, aunque los dos siguientes perdieron audiencia, la media se quedó en un 21,1% y 3.853.000 espectadores.

El siguiente síntoma sería la elección del estreno de MasterChef Celebrity. La prensa especulaba con la posibilidad de que la edición de famosos del popular talent show llegara a TVE el martes 8 de noviembre, tras el final de La sonata del silencio siete días antes. Sin embargo, la pública volvió a sorprender anunciando su estreno para el pasado domingo 6 de noviembre, sustituyendo a OT: El Reencuentro y, con lo que suponía al menos durante seis semanas, la desaparición más de La película de la semana.

Telecinco, obligada a recular

Un movimiento que, además, por primera vez en años, obligaba a una cadena privada (Telecinco) a replantearse cambiar uno de sus productos estrella (El Debate de Gran Hermano) a la noche de los sábados, para así huir del talent show de cocina. La guerra ya no era sólo entre Antena 3 y Telecinco.

Pero, para más inri, TVE volvía a sorprender a los medios y a los espectadores anunciando que la segunda entrega de MasterChef Celebrity se emitiría el martes 8 de noviembre, lo que hacía que Telecinco reculara en su decisión de cambiar de día El Debate de Gran Hermano.

Esta estrategia también ha resultado también un éxito ya. La primera entrega de MasterChef Celebrity anotaba un 21% y 3.270.000 espectadores, mientras que la segunda congregaba a un 21% y 2.886.000 espectadores.

Este nuevo proceder de la cadena, que coincide precisamente con la llegada hace unos meses del exdirectivo de Telecinco Toni Sevilla a la dirección de programas, nada tiene que con lo que se venía haciendo.

Las zancadillas a Águila Roja

Sin ir más lejos, el pasado abril TVE cometió una auténtica tropelía con el estreno de El Caso. Entonces, la cadena pública decidió estrenar su primer capítulo en martes contra el partido de Champions League entre el Atlético de Madrid y el PSV Eidhoven y una semana antes de Semana Santa. El resultado ya lo conocen.

También torpedearon El Ministerio del Tiempo, Águila Roja o Gran Reserva. Con la primera decidieron hacer un parón incomprensible en su segunda temporada tras sólo emitir ocho capítulos. La serie cayó de un capítulo a otro de un 12,8% y 2.470.000 espectadores a un 9,9% y 1.911.000 espectadores.

Con Águila Roja fue aún peor. Después de esperar durante un años guardada en un cajón debido a los recortes, la serie sufrió una serie de ilógicos cortes de temporada alterando sus tramas, lo que afectó a sus audiencias.

Por su parte, Gran Reserva, que al igual que la serie de aventuras tuvo que esperar guardada en cajón por los recortes, estrenó su tercera temporada en lunes frente a los potentes Tu cara me suena y La que se avecina cuando podría haberlo hecho en martes o miércoles.

Los martes, TVE emitía el contenedor de cine clásico, mientras que Antena 3 emitía la floja Fenómenos y Telecinco la por entonces recién estrenada Familia. Mientras, los miércoles, la pública emitía Comando Actualidad, Antena 3 cine, y Telecinco Hay una cosa que te quiero decir.