Televisión

Antena 3 se plantea una nueva estrategia en su modelo de ficción

19 mayo, 2016 18:39

Atresmedia aceptó rápidamente que tenía que explotar su imagen en ficción para crearse una marca. Así es como nació el sello Series Atresmedia. Una forma de señalar un nuevo modelo de hacer ficción, algunas veces más arriesgado que otras, donde han nacido marcas que han supuesto una revolución en la producción nacional. 

Detrás de este sello se encuentra Sonia Martínez, directora de ficción de Atresmedia. Bajo su nombre han nacido los últimos éxitos en cuanto a series se refiere de Antena 3. Ahora que termina la temporada, Martínez hace balance de lo que han estrenado este año, tanto los éxitos como los que no lo han sido tanto. 

Y es que las series de Antena 3 no pasan por su mejor momento. La embajada no termina de despegar, Vis a vis no pasa por su mejor momento y Allí abajo ha perdido espectadores respecto a su primera temporada. Martínez admite que hay que que replantearse la forma de servir sus ficciones a los espectadores y que la televisión cambia muy rápido. Toca hacer balance. 

¿Qué balance hacéis del rendimiento de ‘Allí abajo’?

Muy positivo. Hemos renovado y eso es una lectura muy positiva. Normalmente se suele esperar un poco más pero lo teníamos muy claro. No teníamos ningún resquicio para esperar. Estamos muy contentos con el trabajo de Plano a Plano, del equipo y del reparto. Nos parecía una forma de mostrar nuestro apoyo porque esta es una profesión a veces tan ingrata que no recibes esos feedback. Nos parecía que, estando en grabación, nos parecía más eficaz de cara al equipo. 

También se permite al equipo empezar a trabajar antes y no ir tan apurados…

Claro. Nos parecía que era el momento de hacer una declaración de intenciones respecto a la serie. 

¿Y el resumen de la temporada de ficción de Antena 3 que hacéis?

Ya ni me acuerdo de lo que hemos estrenado. Creo que hay que pensar que la televisión está cambiando. Muchísimo. Esto, que parece una gilipollez, no es tanto que lo haga como los tiempos en los que lo hace. Lo que hace seis meses parecía novedad o axiomas, de repente ya no lo son. Eso en la ficción es muy complicado porque trabajamos la ficción con mucho tiempo. Cosas que parecían muy consolidadas y parecían novedosas de repente ya no lo son tanto y el público cambia su fidelidad. Por lo menos, en Antena 3.

Por su propio ADN, Antena 3 comparte un público que ve la televisión de otra manera. Hay determinadas cadenas que sus públicos se sientan por la mañana y les cuesta más cambiar de canal porque tienen sus quereres dentro de esa cadena. Hay otras cadenas que tienen un código de entrada y salida. Ese público a lo mejor lo compartimos con plataformas y gente que está acostumbrada a ver la televisión en Movistar. Tienes que estar continuamente pensando porque no te vale lo que has hecho hace seis meses. 

En ese sentido, nuestro balance es positivo porque, a pesar de todo, tenemos muy claro que lo que no podemos hacer es dar pasos atrás. Probablemente porque no sepamos tampoco. Estamos acostumbrados en dar pasos adelante y es lo que hemos ido haciendo en esta temporada. Lo que hay que pensar ahora es hasta dónde podemos llegar. Tenemos que seguir insistiendo y tenemos que plantearnos la novedad dentro de otras vías. 

Tenemos que buscar otras vías para hacerle llegar al espectador el mensaje

Parece que queréis cambiar el modelo de ficción de Antena 3…

No, no. No es cambiar el modelo. No vamos a cambiar el modelo de apostar por ficción. La ficción de Antena 3 siempre tendrá una aportación. Pero tal vez tenemos que cambiar la manera de contarlo, comunicarlo. Tenemos que buscar otras vías para hacerle llegar al espectador el mensaje. ¿Por qué le cuesta tanto seguir segundas temporadas? A lo mejor hay que pensar otro tipo de estrategias. Creo que es más un tema de estrategias que de modelo. 

Habéis abierto nuevos caminos en la ficción española. ¿Tenéis miedo a quedaros atrás ahora que llegan plataformas como Movistar+, Netflix o HBO?

Siempre digo que la competencia nos viene a todos bien. Al final, que solamente haya una empresa muy muy fuerte en determinadas cosas hace que tengas un monopolio que todo el mundo pase por ti y tienes todo lo bueno y todo lo malo. No hay competencia y no te estrujas la cabeza. Al final tiene que ver con cómo uno trabaja y cómo sea capaz de abordar la ficción. 

Es verdad que habrá unos diferenciales con las plataformas pero habrá unos requerimientos de esas plataformas a las productoras. Serán otras, obviamente. No será el share, será el número de abonados. Pero al final tendrán unos requerimientos como nosotros. Las primeras productoras que trabajen así será muy emocionante para ellos, pero creo que es bueno porque se van a conocer otras formas de trabajar. 

¿Os arrepentís de haber puesto ‘Allí abajo’ en la noche del viernes?

Arrepentirnos no nos arrepentimos. El que no arriesga no gana. Nos podría haber salido muy bien como salió Tu cara me suena y no nos salió tan bien como esperábamos. Lo bueno es saber reconocer el error, no enrocarse en él. Lo que teníamos claro es que no queríamos dañar la serie. En el momento que vimos que había gente que no la veía sabíamos que había que cambiarla. 

Los viernes la gente no está para grandes ejercicios intelectuales

¿Creéis que ha sido porque la gente no quiere ver ficción en la noche de los viernes o porque era esta ficción en concreto? ¿No decís que no a volver a probar con otra ficción?

Pensábamos que la comedia era el formato y género ideal. Los viernes la gente no está para grandes ejercicios intelectuales. Creo que es difícil más allá de la comedia. Pero hay muchos modelos de comedia. Lo seguiremos intentando. Otro género me parecería bastante complicado.

Las audiencias de 'La embajada' tienen mucho que ver con la situación de este país

¿Qué le está pasando ahora mismo a la ficción de Antena 3? ‘Vis a vis’ no pasa por su mejor momento, ‘La embajada’ no termina de despegar…

Es un poco lo que decía antes. Nuestro espectador ve mucha ficción, es muy selectivo y cada caso es un mundo. En el caso de Vis a vis creo que se debe a que nosotros no hemos abandonado su ADN porque nos parecía traicionarnos a nosotros mismos. No sé si el público estaba dispuesto a llegar más allá. 

Probablemente el análisis es que si nos hubiésemos quedado el algo más costumbrista una vez ya habíamos impactado a lo mejor hubiésemos estado en otros registros. De todas maneras, también es verdad es que las series en segundas temporadas cuando son tan intensas sufren un desgaste. Otra cosa es que sean series que vayan mucho más tranquilas y relajadas. Lejos de ser un incentivo da miedo volver a engancharse porque hacía plantearse cosas más allá de lo habitual. 

La embajada creo que tiene mucho que ver con la situación de este país. Al final, creo que tiene que pasar más tiempo para que a la gente le hablen de corrupción. Está cansada la gente. Tiene mucho que ver con que aceptan ver este entramado en un informativo pero en una ficción… A lo mejor tiene mucho que ver con ese cansancio. 

¿Os habéis llegado a preocupar por los datos de ‘Vis a vis’?

Creo que la serie tiene un suelo muy alto. Ya ha demostrado que tiene sus 2 millones y pico de serie más los que ven la serie en diferido. El diferido también es un problema nuestro porque todas las series tienen como mínimo 300.000 espectadores en los siete días posteriores. No estamos preocupados. Con Vis a vis nunca nos planteamos nada porque era tal riesgo que nunca nos planteábamos dónde íbamos a llegar. Todo lo que venga será bienvenido. 

Todavía no hemos decidido si 'Vis a vis' tendrá una tercera temporada

¿Y vendrá una tercera temporada?

Todavía no lo hemos decidido. No lo hemos confirmado y no sabemos si va a haber. Estamos en ello. Estamos a mitad de temporada. 

¿Y si se mantuviesen estos datos?

Curiosamente estamos en el mismo número de miles del año pasado cuando acabamos. Lo que pasa es que como ya era junio había menos consumo. Al final tenemos que sentarnos y pensar. Ellos ya han terminado de rodar. Nos tenemos que sentar. 

¿Qué tenéis preparado de cara a septiembre?

Tenemos que diseñar la parrilla. Tenemos disponible la segunda temporada de Mar de plástico, la cuarta de Velvet, Pulsaciones y Apaches. Entre esto tendremos que elegir. 

¿Por qué ‘Apaches’ está tardando tanto en llegar?

Es porque todas las series que tienen principio y fin ni tienes la necesidad de testarlas. Si en una parrilla hay presupuesto para dos o tres series los que haces es testar lo que tiene continuidad. Es una cuestión de que es una serie cerrada y, presupuestariamente, por parrilla. 

¿Y ‘El incidente’ en laSexta?

Lo mismo. Es una cuestión presupuestaria. En el momento que podamos la sacaremos. 

¿Habéis empezado ya a producir ‘Hierro’?

Con Hierro estamos ahora mismo viendo posibilidades de coproducción. Para que no nos pase como siempre en laSexta tenemos que estar un poco ajustados al presupuesto de laSexta. Es una serie que, por diseño, no está en los presupuestos y tenemos que buscar a un productor. 

¿Vais a seguir apostando por ficción para laSexta?

Nuestra hoja de ruta está en tener una al año. No es fácil porque como el presupuesto está limitado, o bien hacer un ad hoc para laSexta, difícil con un presupuesto tan bajito, o buscas coproducciones. Eso lleva mucho tiempo. 

¿Y qué pasa con ‘La catedral del mar’?

Empezamos a rodar en agosto. Estamos cerrando casting y ya están los guiones. No tenemos a nadie cerrado porque como hemos cambiado de fechas no tenemos la agenda controlada de los actores. Íbamos a empezar en marzo y con proyectos tienen de cine tenemos que cerrar todo de nuevo.