Alicante

El Sindicato Médico de Comunidad Valenciana (CESM) hace hincapié en los problemas que están teniendo los sanitarios, y en especial los facultativos, a la hora de afrontar la crisis sanitaria en la región. Y es que el número de sanitarios que ya han sido vacunados y se han contagiado por Covid se ha multiplicado por cinco en la Comunidad.

Noticias relacionadas

Según los datos de la Conselleria de Sanidad que dirige la socialista Ana Barceló, de donde CESM ha entresacado sus estadísticas, se ha pasado de 30 a 168 casos en las últimas semanas. Y entre los médicos la situación es mucho peor ya que se ha multiplicado por 12 al pasar de 3 casos a 36.

A fecha actual, hay 128 casos de personal sanitario que está de baja por Covid y 168 casos en cuarentena en sus casas. En junio eran 46 y 30 casos respectivamente.

El pasado mes de mayo el sindicato exigió a Barceló aclaraciones sobre los datos ofrecidos sobre sanitarios contagiados. Las cifras del departamento de Barceló variaban respecto a las cifras el Ministerio en 2.850 casos.

Las cifras del Ministerio convertían a región en líder de sanitarios afectados por Covid-19 en toda España, por encima de regiones con mucho más personal como Andalucía, Cataluña o Madrid. 

Desde Conselleria se defendió la existencia de una contabilidad propia y alternativa, en la que sólo contemplaba la del personal del Servicio Valenciano de Salud. Sólo contabilizaba a los contagiados de la Sanidad Pública como si los de la privada no existiesen.

Esta misma semana el sindicato ha recibido como un jarro de agua fría una decisión sorprendente de la Fiscalía por defender los derechos y la seguridad de los facultativos. Para continuar con el proceso de su querella contra la Conselleria de Sanidad por la falta de material de protección que sufrieron los sanitarios durante la primera ola (entre marzo y mayo de 2020) de la pandemia de la Covid-19, deberá abonar previamente 10.000 euros en concepto de fianza. 

Atención primaria al límite

El secretario general del CESM, Víctor Pedrera, ha manifestado en una entrevista radiofónica en Onda Cero, que "la situación es caótica, sobre todo en la atención primaria" porque estamos entrando en el verano y se produce una limitación de las plantillas por el disfrute de vacaciones.

"Con un repunte de casos Covid, más leves porque afectan a gente más joven que en un cien por cien se tratan en atención primaria", a aseguró Pedrera. Y es que "se ha ofertado menos de una cuarta parte de la gente que dejan de estar activos en estas fechas" para las sustituciones, ha añadido.