Imagen de archivo que ilustra el abuso sexual a menores en el ámbito doméstico.

Imagen de archivo que ilustra el abuso sexual a menores en el ámbito doméstico.

Vivir JUICIO

Juzgan en Alicante por abusar sexualmente de su hija cuando tenía entre 6 y 12 años

Fiscalía reclama 6 años de cárcel por unos supuestos hechos denunciados cuando la víctima fue consciente, lo que le ocasionó hospitalizaciones por ansiedad.

18 diciembre, 2021 19:34
Alicante

Noticias relacionadas

La sección tercera de la Audiencia Provincial de Alicante juzga este lunes y con continuidad este martes a un hombre acusado de abusar sexualmente de forma continuada de su hija menor de edad, desde los seis a los doce años de edad de la víctima.

Los hechos sucedieron a partir del año 2008 en el domicilio en el que vivía la familia, formada por los padres y dos hermanos de la víctima, en varios municipios de la provincia de Alicante. La Fiscalía mantiene que el procesado aprovechaba las horas de la siesta o los momentos previos a dormir para meterse en la cama de la menor, taparse con una sábana y someterla a tocamientos en sus partes íntimas.

Cuando la niña alcanzó la pubertad y fue plenamente consciente de los abusos, sufrió varios ataques de ansiedad, por los que tuvo que ser hospitalizada en dos ocasiones, hasta que, tras recibir tratamiento, le confesó los hechos a su madre, que presentó denuncia. La acusación pública pide para el procesado seis años de prisión por un delito continuado de abuso sexual a menor.

Otros juicios

Este caso es el único que se juzga este semana en la Audiencia Provincial de Alicante. En cambio, en la de Valencia, hay varios señalamientos judiciales antes del parón por las fiestas de Navidad. 

Este lunes, la sección segunda de la de Valencia juzga a un hombre acusado de provocar un incendio en el edificio en el que vivía, en Valencia, al tirar por la galería de la cocina de su vivienda papeles y otros objetos que previamente había

prendido con fuego.

Los hechos ocurrieron el 8 de noviembre de 2016 sobre las seis y media de la mañana,

cuando la mayoría de los vecinos del edificio estaban durmiendo. Las llamas ocasionaron daños cuantiosos en el mobiliario, ventanas e instalaciones eléctricas de una de las casas.

Cuando los bomberos acudieron a sofocar el incendio, el procesado había colocado muebles para bloquear la puerta y dificultar el acceso a la vivienda, en

la que también había papeles ardiendo. La Fiscalía considera al procesado autor de un delito de incendio con riesgo para la vida con la eximente de alteración mental, por lo que pide su libre absolución y una medida de internamiento de seis años en centro médico adecuado para el trastorno mental que padece.

Por otro lado, la sección segunda de la Audiencia de Valencia juzga a un hombre y a una mujer acusados de vender cocaína en el interior de su bar de Valencia. En unos hechos que recuerdan a los que contó esta semana este periódico con respecto a un bar de Altea, la Policía Nacional registró el 24 de agosto de 2020 el establecimiento y localizó diversas cantidades de dinero en efectivo y de droga, junto a los enseres necesarios para pesarla y prepararla para su venta.

La Fiscalía pide para ella una pena de prisión de siete años por un delito contra la salud pública en establecimiento abierto al público. Para el hombre solicita ocho años de prisión por el mismo delito, con la agravante de reincidencia.