Dani Valero Sergio Sampedro

El presidente de la Generalitat ValencianaXimo Puig, anunció este jueves que la Comunidad Valenciana recibirá 243.970 dosis extra para corregir la infravacunación en la autonomía. En concreto, el Gobierno de España pasará de entregar alrededor de 197.000 vacunas mensuales a más de 441.000. Se trata de vacunas de Moderna, según precisó el jefe del Consell.

Noticias relacionadas

La menor vacunación hasta la fecha en la región se debe a la menor presencia de personas mayores y a la inoculación a desplazados por tratarse de una comunidad turística. 

Esta nueva entrega de dosis permitirá, según la consellera de Sanidad, Ana Barceló, acelerar la vacunación de los grupos más jóvenes a partir del mes de agosto. Actualmente la Comunidad Valenciana es una de las que más lentamente está vacunando de España, precisamente por los bajos porcentajes en todos los grupos de edad menores de 40.

El líder del Gobierno valenciano compareció este ante los medios de comunicación tras la reunión de la Mesa Interdepartamental en la que los socios del Ejecutivo (PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem-EUPV) acuerdan las medidas a adoptar frente a la pandemia. Lo hizo junto a la titular valenciana de Sanidad.

Anunció pocas novedades respecto al escenario vigente. Las reuniones particulares pasan a ser de un máximo de 10 personas tanto en interiores como en exteriores, cifra que hasta ahora estaba situada en 6 para encuentros en entornos cerrados. A su vez, el Ejecutivo ha ajustado las restriciones para la celebración de eventos deportivos y culturales.

Puig confirmó además que el Gobierno de la Generalitat ha solicitado al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana ampliar el toque de queda de 01 a 06 horas a 77 municipios como medida para hacer frente al incremento de casos de Covid-19. La medida supondría restringir los movimientos de 2,6 millones de personas, más de la mitad de la población de la autonomía.

En este sentido, la Fiscalía Superior de la Comunidad Valenciana ha informado este jueves que no se opone a las nuevas restricciones que ha solicitado el Ejecutivo valenciano al alto tribunal autonómico.



El toque de queda que está en vigor hasta este el domingo afecta actualmente a 32 poblaciones de la Comunidad, 30 de ellas en la provincia de Valencia, entre ellas la ciudad de Valencia y otras poblaciones de más de 30.000 habitantes como Gandia, Paterna, Mislata, Aldaia, Burjassot, Xirivella y Alaquàs. De la provincia de Castellón solo figura la población turística de Benicàssim, y de la de Alicante, el municipio de San Vicente del Raspeig.



La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ya adelantó el martes que la Comisión Interdepartamental para la Prevención y Actuación ante la Covid-19 adoptaría medidas “protectoras” para “incorporar al toque de queda" a municipios en los que la incidencia de la Covid-19 "esté alcanzando mayores niveles”. 

Tal como advirtió EL ESPAÑOL, son muchos los municipios turísticos de la provincia de Alicante que han superado los 400 puntos de incidencia, el límite marcado por el Ejecutivo autonómico para imponer toque de queda. Entre ellos, Benidorm, Jávea, Dénia y Calpe.

De hecho, las principales localidades de turismo vacacional de la provincia cuentan con estar incluidas en el nuevo toque de queda, además de la capital provincia, Alicante. La hostelería ya ha reaccionado a esta medida, y ha acusado al presidente Ximo Puig de "mentir" y "sacrificar al sector" para "ocultar su incapacidad en la quinta ola".