Alicante

La Comunidad Valenciana está dispuesta a suministrar vacunas contra la Covid a aquellos turistas que acrediten que llevan más de un mes en la región, según han confirmado fuentes de la Conselleria de Sanidad a EL ESPAÑOL. 

Noticias relacionadas

En concreto, la Generalitat ha planteado la posibilidad de dar estas dosis a los ciudadanos desplazados de manera temporal para después reclamar los viales extra que sean necesarios al Gobierno. También se informará a las autonomías de origen de que estas personas han recibido la vacuna.  

La idea es impedir que los turistas de larga estancia, como los que tienen una segunda residencia en la Comunidad Valenciana, decidan aplazar sus vacaciones a la espera de que se les llame para recibir algunas de las dosis.

Todos aquellos ciudadanos afectados por esta medida tienen que ponerse en contacto con el centro de salud de la zona donde residan de manera temporal para proporcionarle los datos de contacto e informar de si han recibido ya alguna dosis. A partir de ahí, se llamará en función del grupo de edad.

De hecho, las mismas fuentes indicaron que ya se han suministrado vacunas a más de 60.000 personas procedentes de otras regiones o extranjeros.

Los datos actualizados de la Conselleria de Sanidad este martes indican que la Comunidad ha administrado un total de 2.731.606 dosis de la vacuna contra el coronavirus, 1.006.094 en la provincia de Alicante, 1.407.244 en Valencia y 318.268 en Castellón.

En total han recibido la pauta completa de inmunización (dos dosis para Pfizer, Moderna y AstraZeneca; y la monodosis de Janssen) 926.592 personas, lo que supone aproximadamente un 18% de la población. Actualmente se está en proceso de vacunar a la franja de edad de entre 50 y 59 años.

La idea del Gobierno es que el grueso de la campaña de vacunación se produzca este verano, con el objetivo de que el 70% de la población esté inmunizada a finales de septiembre.

Este plan choca con la idea de recuperación turística que muchos destinos habían acariciado para este verano, y que se ha visto lastrada por temas coyunturales como el veto de Reino Unido a España. De hecho, la Comunidad confía en el cliente nacional para salvar las cifras de ocupación.

La iniciativa del Consell tiene mucho que ver con esta necesidad de recuperación: la región es la que tiene un mayor porcentaje de segunda residencia de España, y se estima que más de tres milones de viajeros de otras autonomías pueden cruzar las fronteras valencianas en periodos vacacionales como la Semana Santa.