Sergio Sampedro Redacción | Agencias

El Gobierno de la Generalitat ha pedido este miércoles al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana ampliar el toque de queda de 01 a 06 horas a 77 municipios como medida para hacer frente al incremento de casos de Covid-19, según ha informado Efe.



Actualmente el toque de queda está en vigor hasta el domingo en 32 poblaciones de la Comunidad, 30 de ellas en la provincia de Valencia, entre ellas la ciudad de Valencia y otras poblaciones de más de 30.000 habitantes como Gandia, Paterna, Mislata, Aldaia, Burjassot, Xirivella y Alaquàs. De la provincia de Castellón solo figura la población turística de Benicàssim, y de la de Alicante, el municipio de San Vicente del Raspeig.



La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ya adelantó este martes que la Comisión Interdepartamental para la Prevención y Actuación ante la Covid-19 de este jueves adoptará medidas “protectoras” para “incorporar al toque de queda" a municipios en los que la incidencia de la Covid-19 "esté alcanzando mayores niveles”. 

Noticias relacionadas

Tal como ha publicado EL ESPAÑOL, ya son muchos los municipios turísticos de la provincia de Alicante que han superado los 400 puntos de incidencia, que el límite marcado por el Ejecutivo autonómico para imponer toque de queda. Entre ellos, Benidorm, Jávea, Dénia y Calpe. 

En este sentido, las fuentes empresariales consultadas indicaron que la incidencia en las localidades turísticas "no es real" porque "cuentan con una población flotante muy superior". Benidorm, por ejemplo, superaba este lunes los 500 puntos tomando como base sus 70.000 habitantes censados, cuando tiene actualmente "entre 150.000 y 180.000 personas más, entre segunda residencia y vacacional". 

Respecto al resto de restricciones en vigor, en principio se mantendrán y no parece que se vayan a añadir nuevas. El motivo es que su objetivo es limitar los contactos entre la población joven, que es la más afectada por los contagios. 

De hecho, la Generalitat ya ha empezado a vacunar en municipios de interior a veinteañeros, algo que espera que se haga de forma generalizada a finales del mes de julio. La Comunidad Valenciana es una de las que más lentamente está vacunando de España, muy especialmente en los grupos de edad menores de 40 años. 

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha explicado que la idea de su departamento es acelerar la vacunación en el mes de agosto, cuando llegue la compensación del Gobierno central por las dosis que se han suministrado a turistas de otras regiones que han acreditado más de un mes de estancia.