Turismo

La India: 3 destinos para ir en pareja

Nueva Dehli, Bombay, Agra, Jaipur, Calcuta son las ciudades más visitadas pero el país ofrece sitios eprfectos para una escapada.

  1. Turismo
  2. India
  3. Relaciones de pareja

¿Estáis planeando vuestra luna de miel o una escapada romántica? Entonces tenemos tres destinos que hará de vuestro romance una auténtica historia de amor.

La India es un país basto y concurrido por los turistas. Nueva Dehli, Bombay, Agra, Jaipur, Calcuta son algunas de las ciudades más visitadas por los viajeros, pero la India ofrece otros tantos destinos, perfectos para visitar en pareja. Nosotros te proponemos tres.

Goa

Este pequeñísimo estado de la gigantesca India es un pedacito de paraíso. Sus playas son su mayor atractivo y encontrarás kilómetros y kilómetros de costa y calas. Los turistas suelen concentrarse en el norte, allí hay más ambiente nocturno, aunque existe una pequeña playita, de arena fina y blanca, que te sorprenderá, además de por sus increíbles panorámicas, su tranquilidad: Mandrem.

Pero no todo es playa lo que reluce. Alrededor de la mitad del estado de Goa es selva. Podrás realizar actividades y excursiones relacionadas con la naturaleza, visitar los campos de especias y los arrozales e incluso recorrer rutas en elefante.

Islas de Andamán y Nicobar

Andaman nicobar

Estas islas, aunque alejadas, forman parte de los territorios de la India. Se sitúan en el océano Índico, y son uno de los destinos preferidos de los enamorados. Descubiertas por el veneciano Marco Polo, su belleza no tiene parangón.

Allí podrás disfrutar de las mejores playas de la India y practicar deportes acuáticos como buceo o snorkel.

Srinagar

Ciudad de lagos, jardines y montañas. Srinagar, capital de Jammu y Cachemira, está repleta de shikaras, piraguas tradicionales que surcan las aguas del lago. Preciosos parajes se definen en el horizonte y su patrimonio arquitectónico te dejará sin palabras.

Alójate en alguna de las casas-barco y déjate hacer por las horas, la tranquilidad y la paz mientras tomas té y observas los valles. Visita sus mercados flotantes, patéate su naturaleza y (re)enamoraros juntos otra vez.