Hoteles

Cinco maneras de ahorrar dinero en alojamiento

Existen modos de hospedarse sin pagar un euro. Hemos elaborado una lista de cinco (+ una) formas de encontrar alojamiento gratuito.

  1. Hoteles
  2. Turismo
  3. Rutas turísticas
  4. Ahorro

Viajar con poco presupuesto es posible. Para trazar un plan acorde a tu economía deberás tener en cuenta muchos factores, como que el país que quieras visitar sea barato o que el alojamiento te salga gratis. Sí, gratis. Existen muchas maneras de hospedarse sin pagar un euro, por eso hemos elaborado una lista de cinco (+ una) maneras de encontrar alojamiento gratuito:

1. Couchsurfing

Resulta difícil creer que existen personas en el mundo totalmente desinteresadas. Las puedes encontrar en CouchSurfing, una red social que permite poner en contacto a viajeros con vecinos del lugar a dónde tengan pensado ir para que éstos les cedan una cama… o sofá. El concepto es sencillo: conocer gente nueva. Por ello, el propietario/inquilino de la casa no cobra nada al trotamundos que viene de visita. Eso sí, a veces es complicado encontrar una cama, de ahí el término “couchsurfing”, que significa algo así como el ‘surf del sofá’ en inglés. 

Muchos de los nuevos usuarios se hacen la misma pregunta ¿y es de fiar? La plataforma ha creado un sistema de mensajería móvil que permite conocer a los anfitriones o surfistas potenciales. Verifican si tienen un método realizado de pago, la dirección y el número de teléfono móvil. Además es importante que te fijes en el perfil de cada uno de los anfitriones que estés pensando visitar. En ellos descubrirás si tenéis cosas en común y si son afines a ti.

Lo mejor de couchsurfing es el intercambio cultural y de experiencias que no se encuentra en los hoteles.

2. Intercambio de casas

Son muchos los viajeros que se suman a esta alternativa: el intercambio de casas particulares, o el home exchange. ¿Para qué gastar dinero en un hotel pudiendo tener una casa entera durante la estancia? Eso sí, a cambio tendrás que ceder también la tuya durante los días que estés fuera. Intercambiocasas.com es es uno de los portales que pone en contacto a viajeros de todo el mundo y que más registros alcanza. Hacen hincapié en que “el respeto y la cortesía son valores esenciales de la comunidad de socios de intercambio de casas”. Además, recuerdan que esta es una de las mejores maneras para viajar y “vivir una experiencia local inigualable”.

También existen otros portales como Behomm, un home exchange únicamente para creativos y amantes del diseño. “Queremos cambiar la forma de viajar de la comunidad de diseñadores y artistas visuales, y hacer un mundo más acogedor”, aseguran desde Behomm.

3. Tienda de campaña

Existen muchos puntos en España donde te permiten pernoctar con la tienda de campaña, claro que no puedes montar tu chiringo y hotel particular durante días. También puedes sumarte a Camp in my garden, una red social que contacta gente dispuesta a ceder un pequeño espacio en su jardín a cambio de un módico precio. Esta web nació en abril de 2010 y asegura que es una experiencia única para los amantes del camping. Los jardines podrán variar según la casa, explica Cam in my garden, y podrás tener una experiencia bamping (camping básico) o glamping (camping lujoso) según las instalaciones del jardín del anfitrión. Algunos han llegado a tener hasta pista de tenis. Por supuesto, también podrás usar el baño para asearte antes de desmontar el chiringuito.

4. Granjero busca granja

Bueno, puede que no seas un granjero en regla, (e incluso puede que nunca hayas trabajado en una granja), pero World Wide Opportunities on Organic Farms –WWOOF- es tu lugar si quieres experimentar un viaje totalmente diferente al que sueles emprender. Esta asociación, sin ánimo de lucro, se inició en Inglaterra en el otoño de 1971 cuando Sue Coppard, una secretaría que vivía en la ciudad de Londres, comenzó a sentirse abrumada en la gran urbe y quiso evadirse una temporada. Sin embargo, se dio cuenta de que no tenía ni los medios ni la oportunidad de acceder al campo. Su idea fue hacer intercambios de fines de semana en la granja de la Universidad de Emerson, en Sussex. La red ha ido creciendo y puedes realizar voluntariado en granjas de todo el mundo, desde Japón hasta Suiza. Sólo elige un destino y comprueba las granjas que necesitan voluntarios.

5. Como cuidador de casas

El intercambio no siempre tiene que ser siempre casa por casa, a veces puedes ofrecerte como vigilante oficial o de cuidador de casas a cambio de alojamiento gratis. Los cuidados dependerán de la casa: regar plantas, cuidar a las mascotas… House Carers o Mind My House son algunos portales en los que te podrás registrar para encontrar hogares que buscan este tipo de atención. Sólo debes elegir tu destino y la casa que más te guste.

6. Bonus track: tener un amigo en el extranjero

Si ninguna de estas opciones te ha convencido y aun así no quieres gastar dinero en un hotel, lo mejor será tirar de agenda. Busca tus contactos más internacionales y pregunta si puedes visitarlos. Eso sí, llévales algún regalo de agradecimiento como una buena botella de vino.