Consejos

Protocolo de comportamiento para cuando viajes en coche compartido

Si quieres que sea una experiencia grata deberás ceñirte a la guía que desde EL ESPAÑOL hemos preparado.

  1. Vehículos
  2. Transporte por carretera
  3. Seguridad vial
  4. Turismo

Cada vez son más los que se apuntan a esta forma de viajar. Compartir coche es un win-win para ambas partes, conductor y pasajero, que se ahorran la gasolina y dinero de viaje respectivamente. Sin embargo no muchas veces resulta ser una experiencia grata, al fin y al cabo ambos sois desconocidos. Si quieres sobrevivir a un viaje de este calibre, entonces deberás ceñirte al protocolo que desde EL ESPAÑOL hemos preparado:

Si eres el conductor:

1. Debes ser puntual. No puedes aparecer en el lugar de quedada una hora después porque olvidaste hacer la maleta la noche anterior. Si la situación fuera al revés tu tienes tu magnífico coche para esperar mientras escuchas a Extremoduro.

2. No pongas Extremoduro como banda sonora del viaje. Es inadmisible. Primero deberías preguntar qué tipo de música le gusta o incluso darle a elegir de entre tus cedés el que más le apetece escuchar.

3. No hables constantemente de tu coche. A nadie le importa su carrocería, por cuánto se lo compraste a tu primo, ni los kilómetros que has hecho con él. Las conversaciones en los coches compartidos deberás iniciarlas tú, puesto que te sentirás menos incómodo porque es tú coche. Haz preguntas obvias para romper el hielo como ¿y por qué vas a Zaragoza el día de la Pilarica?

4. No insultes a los demás conductores. Da igual si el fallo en la carretera ha sido suyo o tuyo, incomodarás a los viajeros que van sentados detrás a pesar de que asientan con la cabeza a todo lo que digas.

5. Antes de hacer una parada pregunta al resto de viajeros. Puede que tengas ganas de ir al baño o de comerte un pincho de tortilla rancio en el bar de la gasolinera, pero (e incluso si tienes que llenar el depósito) deberás preguntar antes al resto para hacerlos sentir parte del viaje en carretera.

Si eres el pasajero:

1. Si vais dos en el viaje, no comencéis a hablar de vuestra noche loca del otro día (o de vuestras cosas). Recuerda que estás en un coche compartido y que la experiencia debería englobar a todos los presentes.

2. Pregunta si le importa que te sientes detrás. Estarás pensando que puedes estirar más las patas y que irás más cómodo, pero a lo mejor comparte su coche para no sentirse abandonado y solo en la carretera.

3. No te duermas sin haber entablado conversación. Al menos espera unos 45 minutos antes de dormirte, es de muy mala educación. Además, nadie quiere hacer un viaje con un vegetal, así que cuando despiertes, discúlpate y di que te ha podido el sueño.

4. No saques tu picnic hasta que el conductor te diga que puedes comer en su coche. Cada uno marca las reglas de su propio auto, así que si quieres comer, fumar, beber, o quitarte los zapatos pregunta siempre antes. Y siempre –siempre- intenta no llenar el coche de migas.

5. Cuidado con distraer al conductor. Debes ser consciente de que la carretera no es el lugar más seguro del planeta y que si quieres preservar tu estado físico, lo mejor será no distraer demasiado al conductor con indicaciones, gritos, risas estruendosas, pataditas desde atrás…