Elecciones en Podemos Madrid

La 'Civil War' de Espinar y Monedero tira de superhéroes y termina en el circo

En la jungla. La campaña 'pablista' por Madrid echó el resto con montajes de Photoshop en ocasiones desconcertantes.

Dos de los montajes difundidos para animar a votar por la candidatura de Espinar.

Dos de los montajes difundidos para animar a votar por la candidatura de Espinar.

  1. Podemos
  2. Ramón Espinar
  3. Juan Carlos Monedero
  4. Redes sociales
  5. Twitter

Si un político se encuentra una imagen de su rostro y el de sus más cercanos colaboradores sobreimpuesto al de los payasos de la tele, Gaby, Fofó y Miliki, con el inmortal animador Torrebruno de propina, le será difícil tomárselo como otra cosa que un insulto. Si además el montaje se difunde en un momento crítico como son las últimas horas de la crucial votación online que va a decidir el rumbo político un partido, lo interpretaría como un ataque frontal en una época en el que el poder de las redes sociales lleva a los legisladores a rumiar sobre prohibir los memes para proteger su honor.

Pero el montaje circense de los cargos de Podemos Ramón Espinar, Isabel Serra y Lorena Ruiz Huerta con Juan Carlos Monedero de jefe de pista proviene de sus propias filas. Forma parte de la intensa campaña lanzada en redes por la opción que lideran, 'Juntas y Juntos Podemos', para las elecciones del partido en Madrid. Los propios políticos habían echado el resto durante el día: Espinar confiaba en remontar frente a la opción de Rita Maestre y Tania Sánchez, 'Adelante Podemos'.

La opciones de Ramón Espinar han sufrido un varapalo descomunal por la revelación de su venta de un piso adquirido en una VPO de Alcobendas con una plusvalía de 30.000 euros. El senador de la formación morada ha visto como su discurso se difuminaba en medio de las exigencias de explicaciones. Pablo Iglesias encomendaba a Monedero, antiguo número tres de Podemos, que acudiera en rescate de la candidatura que apadrina, mientras la cuenta de Twitter de la campaña instaba a votar por los "héroes" del "equipo de Espinar".

La referencia que escogió la campaña no podría ser más significativa: remite a Civil War, la película estrenada esta primavera en la que Los Vengadores, el grupo de superhéroes de la Marvel, se divide y enfrenta por motivos ideológicos. Una campaña masiva en las redes sociales instaba a elegir bando, el del Capitán América o el de Iron Man. El enfrentamiento entre errejonistas y pablistas se convierte así en una "guerra civil" entre héroes.

Con todo, el resultado apresurado de los montajes es desigual. El candidato líder es el más conseguido, probablemente por el hecho de que, tras un año en primera fila política, hay posados de Espinar para elegir. Su 'Superman' adolece únicamente de cierto girafismo en el cuello.

Ramón Espinar como Superman.

Ramón Espinar como Superman.

De Isabel Serra abundan poco las imágenes sonrientes: es famoso su "muchisimo carácter" que describía un profesor. El retrato que han usado para convertirla en Katniss Everdeen, protagonista de Los Juegos del Hambre, es de las más joviales, pero su expresión parece ser la de no estar completamente convencida con la fiesta de disfraces.

Isabel Serra es Katniss Everdeen.

Isabel Serra es Katniss Everdeen.

Lo que han hecho con Miguel Urbán es sin embargo de juzgado de guardia. Al barbudo líder de los anticapitalistas de Podemos le correspondía un superhéroe hirsuto y el escogido ha sido Lobezno, pero su rostro ha sido recortado de un vídeo y ajustado para encajar en las hechuras de Hugh Jackman de modo a quedar casi irreconocible.

Miguel Urbán es Lobezno.

Miguel Urbán es Lobezno.

Mucha mejor suerte ha corrido Raúl Camargo al enfundarse digitalmente la armadura tecnológica de Iron Man. El resultado es impecable.

Raúl Camargo es Iron Man.

Raúl Camargo es Iron Man.

Y para meter a Alberto Rodríguez, el diputado tinerfeño, bajo la capucha de Batman, han tenido que rasurarle las célebres rastas que provocaron una icónica fotografía de Mariano Rajoy y unos controvertidos comentarios de Celia Villalobos a propósito de la higiene.

Alberto Rodríguez es Batman.

Alberto Rodríguez es Batman.

Más y más héroes, montados sobre personajes de cómic, Star Wars, El Señor de los Anillos o Juego de Tronos, la serie que logró reconciliar por un momento a Espinar con su bestia negra, la presidenta madrileña Cristina Cifuentes, se suman con desigual resultado a las filas de la candidatura. Pero quien la cierra es Monedero como el Doctor Extraño, místico maestro de las artes arcanas.

Juan Carlos Monedero es el Doctor Extraño.

Juan Carlos Monedero es el Doctor Extraño.

Pero, ¿Por qué los payasos?

#VotaEquipoRamón no es el único hashtag que la campaña puso en liza. También usó  #DaleRamón, en referencia a la canción de Miliki del mismo título que habla de un niño fanático del fútbol: "Dale Ramón, dale Ramón, chuta más fuerte para ver si metes gol". El primer montaje partió de Espinar como payaso partió de la propia cuenta.

El montaje con Monedero como Torrebruno es sin embargo una incorporación de última hora, un mensaje que retuiteó la cuenta de mano un militante que animaba a apurar el último cuarto de hora de votación.

La estrategia era de inyectar moral a los seguidores a través del humor. Pero la reacción predominante en las redes sociales ha sido de estupor, no sólo entre detractores de Podemos y militantes de la facción enfrentada, sino de los tuiteros de a pie que no sabían si se encontraban ante la campaña real o su parodia.