Íñigo Errejón

Errejón, sobre el caso Espinar: "Los periodistas han hecho su trabajo"

El secretario político de Podemos ha dicho creer al senador, pero no ha mencionado "la máquina del fango".

Errejón, con los responsables de la revista 'Mongolia'

Errejón, con los responsables de la revista 'Mongolia'

  1. Íñigo Errejón
  2. Ramón Espinar
  3. Podemos
  4. Pablo Iglesias
  5. Mariano Rajoy Brey

Iñigo Errejón no habla de la máquina del fango. Cuando le preguntan por el caso Espinar, no despeja hacia la Gran Vía, donde se cuecen las noticias de Prisa. En un nuevo desmarque respecto al mensaje de Iglesias, ha relatado: “Los periodistas han hecho su trabajo”. En su respuesta sobre la operación inmobiliaria del candidato ‘pablista’ a liderar Madrid no ha habido referencias a una conspiración mediática ideada para influir en las primarias: “A todos los portavoces de Podemos nos han golpeado y se nos ha investigado con dureza”.

Cubatas y cervezas de por medio, Errejón se ha entrevistado con la revista Mongolia en un ambiente distendido, de teatro. Los oídos, puestos en lo que podría decir acerca de las elecciones que decidirán el liderazgo madrileño este miércoles. “Voto porque estoy inscrito, pero soy el secretario político de todos”, ha zanjado. “Pero, tú eres más de Rita, ¿no?”, le preguntaba el periodista. “Soy el secretario de todos”, ha reiterado.

La parquedad de Errejón en sus reflexiones acerca del proceso madrileño contrasta con los apoyos velados de Pablo Iglesias o Irene Montero a Ramón Espinar. El número dos de Podemos se ha mantenido imparcial en sus palabras, aunque, como ya ha hecho en más ocasiones, no ha evitado exponer su propio mensaje, en ocasiones distinto al de su líder. Sin ir más lejos, la propia Maestre ha presenciado desde el patio de butacas el discurso de Errejón.

“Dar miedo a los poderosos no debe ser el objetivo de Podemos”, ha afirmado en clara contraposición a un lema que suele enarbolar Iglesias. “Ser peligrosos para los que mandan es un efecto secundario”, ha asegurado tras explicar que su proyecto político pasa por “quitar el miedo” al enfermo que teme las grandes listas de espera y a aquel que no llega a fin de mes. A pesar de esto, ha advertido de que asustando al IBEX no se siente “incómodo”.

Con las primarias de Madrid a punto de consumarse y el congreso nacional de Vistalegre a la vuelta de la esquina, Errejón ha pedido un “Podemos que no sea una máquina de guerra electoral, centralizada y basada en un liderazgo carismático”. “Debemos crear un movimiento popular que eche raíces y sume a los diferentes”, ha sintetizado.

“Rajoy tiene minoría absoluta en la calle”

“Estamos a mitad de camino”, ha dicho Errejón con la vista puesta en el Gobierno de Rajoy. “Si no creyera que pudiéramos gobernar en un corto plazo, no me dejaría la piel”, ha confesado.

A pesar de la derrota reconocida, el secretario político de Podemos ha asegurado que las “élites son más débiles ahora”. En palabras de Errejón, gobiernan, pero habiendo sacrificado el bipartidismo: “Sólo pueden hacerlo juntos”.

Preguntado por lo que vendrá, ha previsto: “El objetivo fundamental de Rajoy va a ser transmitirnos una derrota moral. Dirá que se ha acabado la fiesta y la ilusión en las plazas, pero no le compraremos ese discurso”.

El líder de Podemos considera que el actual presidente “tiene minoría absoluta en la calle” y que “la mayoría de los españoles se han dado cuenta de la injusticia de sus propuestas, incluidos algunos de sus votantes”. “Ha comprado tiempo en condiciones de debilidad”, ha apostillado.

En un terreno más personal, Errejón ha reconocido haberse matriculado dos veces en las asignaturas impartidas por Juan Carlos Monedero y ha dicho no haber abandonado el marxismo: “Nunca lo he sido”.