Un trayecto de 20 minutos

Secuencia de un misterio: los últimos pasos de Diana Quer en diez imágenes

Desde el parque en el que le dejó su madre hasta su urbanización; A Pobra llora la desaparición de la joven en sus calles.

Mapa del recorrido realizado en A Pobra.

Mapa del recorrido realizado en A Pobra.

  1. La Coruña (Provincia)
  2. Diana Quer
  3. Personas desaparecidas
  4. Sucesos y Acontecimientos

A Pobra do Caramiñal. Las fiestas del pueblo atraen a los vecinos de las aldeas colindantes. La población habitual de esta localidad gallega -en la que están censadas 9.600 personas- aumenta, además, con la llegada de veraneantes. La familia de Diana Quer entra en este último grupo: desde hace 16 años pasan la temporada estival en un adosado instalado en una urbanización.

El terremoto que ha supuesto la desaparición de la joven madrileña ha sacudido el sentir colectivo del municipio. En los comercios se comentan las últimas novedades del caso -que no son muchas- y se especula con lo que pudo ocurrirle a Diana Quer. Carteles con fotos de la joven salpican los puntos más concurridos de A Pobra. "Que haya un desenlace pronto", imploran los vecinos.

Las batidas por el monte de la Curota, distante a unos cinco kilómetros del municipio, no han ofrecido ningún resultado. Todas las hipótesis se mantienen abiertas y las investigaciones se centran en el trayecto que Diana Quer recorrió en la madrugada del 22 de agosto: desde el parque de Valle-Inclán hasta su casa.

Un recorrido de poco menos de dos kilómetros, unos veinte minutos a pie, en una secuencia de diez imágenes.

1. El parque de Valle-Inclán

Pase de Valle-Inclán, donde la madre de Diana Quer se despidió de su hija.

Pase de Valle-Inclán, donde la madre de Diana Quer se despidió de su hija.

La última vez que Diana López-Pinel ve a su hija es en las inmediaciones del parque de Valle-Inclán. El parque recibe el nombre del autor, quien pasó algunos episodios de su vida en esta localidad de la provincia de La Coruña. 

La madre ha llevado en coche a Diana hasta este lugar, corazón de las fiestas regionales que celebra la localidad con motivo de la festividad de la Virxe do Carme dos Pincheiros. En su despedida, la madre se ofrece para ir a buscarla unas horas después. Pero Diana rechaza la oferta y se marcha con sus amigos.

Junto al parque de Valle-Inclán hay un aparcamiento que, a su vez, da directamente con el mar. En este espacio se instalan, como es habitual, las atracciones de los feriantes. A otro lado del parque hay una explanada amplia, donde se colocan las bandas musicales que acuden a las fiestas de la localidad. El parque se convierte, de esta forma, en punto de encuentro para buena parte de los vecinos.

2. Donde se reúne "la juventud"

Parque en el que se reúnen los jóvenes en las fiestas de A Pobra.

Parque en el que se reúnen los jóvenes en las fiestas de A Pobra.

Al otro lado de la explanada donde se ubican las bandas de música hay un parque infantil. Algo más apartado, tiene unas naves industriales y un campo de fútbol a un lado: "La juventud se pone allí en las fiestas para molestar menos y hacer botellón", explica un vecino que camina por las inmediaciones.

En este espacio, donde también hay un punto de información turística, se encuentran algunos de los amigos y conocidos de Diana Quer. Hace buen tiempo y una multitud se congrega en el lugar.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, Diana Quer manda aquella noche, a las 2.19 de la madrugada, una nota de audio a través de WhatsApp a una amiga. En ella le dice: "Te quiero, gordi". De acuerdo al testimonio de la amiga, a la joven que está a punto de desaparecer se le ve "feliz y contenta"; de fondo se escucha el ruido de la gente. Esta afirmación debilita la hipótesis de una posible fuga.

3. Regreso a casa

Cartel de la desaparecida a la altura del bar A Terraza de Chicolino.

Cartel de la desaparecida a la altura del bar A Terraza de Chicolino.

Diana decide regresar a casa poco después de enviar aquel mensaje de audio. Desde el parque de Valle-Inclán, el camino más rápido para llegar a su vivienda es el del paseo Areal, que discurre junto a la playa. 

Nada más abandonar el parque, Diana pasa junto a tres edificios institucionales. Después se erige un mercado en el que se vende, fundamentalmente, fruta y marisco. En la planta de arriba hay un bar-restaurante conocido con el nombre de A Terraza de Chicolino.

A la joven de 18 años todavía le faltan unos veinte minutos a pie para llegar a casa. Desde el paseo se ve, en todo momento, la urbanización en la que reside.

4. Una pizzería, clave en la investigación

El último lugar en el que se le vio a Diana Quer.

El último lugar en el que se le vio a Diana Quer.

De acuerdo a los testimonios recabados por los agentes de la Guardia Civil -los mismos que esclarecieron el caso de la niña Asunta Basterra-, la última vez que se le vio a Diana Quer fue a la altura de la pizzería Mi Manda Picone.

"Fue una amiga la que la vio allí, en la calle", explican los dependientes del establecimiento. El camino sigue discurriendo junto a la playa. Durante el día, es uno de los lugares comerciales que más atrae a los turistas, especialmente aquellos que pasan la jornada junto al mar.

Las cámaras de seguridad de los negocios colindantes apenas graban imágenes relevantes sobre los pasos de Diana Quer, de acuerdo a las investigaciones del Instituto Armado.

5. Naves industriales abandonadas

Hangares abandonados de una antigua zona industrial.

Hangares abandonados de una antigua zona industrial.

El paseo Areal prosigue junto a una antigua zona industrial. Muchas de las naves que allí se erigen apenas conservan la fachada. A través de los resquicios se puede ver que la vegetación crece en su interior. También hay una antigua sala de fiestas, con el nombre de Bumerang y sin siquiera ventanas, que lleva años en desuso.

Diana Quer, sola y sin estar al alcance de la vista de las cámaras, va escribiendo con su teléfono móvil. En un momento dado, un hombre le grita: "¡Morena, ven aquí!". "Tengo miedo", escribió la joven a un amigo suyo a través de WhatsApp. Eran las 2.43 de la madrugada. 

Días después, la Policía identifica a un hombre que encaja en la descripción ofrecida por otras chicas, que a su vez relatan cómo les había dirigido improperios. Éste es un operario que ha viajado hasta A Pobra para instalar algunas de las atracciones. Tras tomarle declaración, su vinculación con el caso queda prácticamente descartada.

6. Bifurcación en el camino

Panorámica desde el paseo peatonal; abajo, en el puente, el otro camino, por la carretera.

Panorámica desde el paseo peatonal; abajo, en el puente, el otro camino, por la carretera.

El camino que lleva hasta la casa de Diana prosigue por un camino que alcanza los restos de una antigua fábrica. En el lugar todavía se erige la chimenea del local. Dependiendo del nivel de la marea, el agua se adentra más o menos tierra adentro a través de diferentes rías.

Al alcanzar un cruceiro de piedra, el camino se bifurca en dos: por un lado, un camino peatonal que, aún dando más vuelta, es más fácil para recorrer a pie; por el otro, atravesar una carretera que discurre entre hileras de casas unifamiliares, que en un punto concreto deja de tener aceras.

Ambas rutas conducen hasta la urbanización en la que tiene la vivienda la familia Quer López-Pinel.

7. Una iglesia y un cementerio

Iglesia de Santa María del Jobre, con un cementerio en el espacio adyacente.

Iglesia de Santa María del Jobre, con un cementerio en el espacio adyacente.

En caso de que Diana Quer opte por el camino peatonal, siempre flanqueado por una hilera de farolas, termina por alcanzar la iglesia parroquial de Santa María del Jobre. Tiene un campanario de piedra y un cementerio en el espacio adyacente.

Es habitual encontrarse con pescadores en el espigón de piedra que se dibuja junto al camposanto. Este espacio da directamente al mar, donde las olas, dependiendo de la marea, pueden chocar con fuerza contra la pared de piedra.

Una patrullera de la Guardia Civil desplegada en el operativo rastrea este espacio marítimo en busca de algún indicio sobre el paradero de Diana Quer. O, incluso, rastreando la hipotética presencia de un cuerpo.

8. Un camino estrecho

Para ir desde la iglesia hasta la casa de la familia hay que atravesar este camino.

Para ir desde la iglesia hasta la casa de la familia hay que atravesar este camino.

En caso de que Diana Quer haya escogido ir por el camino peatonal, la ruta zigzaguea en varias ocasiones para terminar desembocando en una ruta estrecha. Los vehículos que circulan por ella van rozando la vegetación con las ruedas.

A un lado se erigen algunas viviendas unifamiliares; el otro da a la parte trasera de una finca en la que crece sin control la vegetación. Este tramo dura unos 150 metros y apenas hay iluminación. 

Al terminar, inevitablemente se termina en una carretera sin aceras y que transcurre entre dos muros de piedra. Pero apenas hay que caminar un minuto para alcanzar la entrada de la urbanización en la que reside la familia Quer López-Pinel.

9. Carretera entre viviendas

El otro camino se dibuja entre casas unifamiliares.

El otro camino se dibuja entre casas unifamiliares.

Regresemos al punto del cruceiro, en el que se bifurca el camino. Si Diana opta por el camino de la derecha en lugar del peatonal de la izquierda, afronta un trayecto que discurre entre viviendas unifamiliares.

La ruta es más corta, pero el tráfico la convierte en más peligrosa: las aceras acompañan al asfalto durante un centenar de metros. De ahí en adelante no hay ningún espacio para que circule un peatón sin exponerse.

Muy pronto se dejan atrás los espacios habitados y la carretera se adentra por una vía con escasa iluminación, que fluye siempre entre dos muros de piedra que delimitan la parte trasera de varias fincas.

10. Punto final: la urbanización

La urbanización en la que vive la familia de Diana Quer.

La urbanización en la que vive la familia de Diana Quer.

La urbanización en la que veranea desde hace 16 años la familia Quer López-Pinel se erige en una zona conocida con el nombre de Cabío. En ella hay cuatro edificaciones, compartidas por varias familias.

De acuerdo al análisis pericial del teléfono de Diana Quer, la joven efectúa un movimiento a las 3.30 de la madrugada. De acuerdo con ello, habría tenido tiempo más que suficiente para llegar a su casa. La madre de la joven sostiene, no obstante, que habría escuchado llegar a su hija: duerme en la habitación contigua y con la puerta abierta.

La Benemérita se llevó algunos de los enseres de Diana Quer en el marco de la investigación. Entre ellos, información personal que pueda servir para rebatir o respaldar la hipótesis de la fuga. Esta opción, no obstante, se debilitó al encontrar allí el DNI y el dinero de la desaparecida.

En ese caso, no sería la primera vez que la joven se había marchado de casa. Cuando la madre de la joven se despertó a la mañana siguiente y vio que su hija no estaba en casa, llamó a las autoridades e interpuso una denuncia.

Por el momento, el Instituto Armado trabaja con siete posibilidades, que van desde el secuestro hasta el crimen. Ninguna pista obtenida hasta el momento sirve para descartar alguna de ellas.