Diana Quer

Las 7 hipótesis que baraja la Guardia Civil sobre la desaparición de Diana Quer

Once días después continúan los rastreos, sin descartar del todo ninguna de las vías de investigación.

Voluntarios y Guardia Civil buscan algún indicio para dar con Diana Quer en la Curota.

Voluntarios y Guardia Civil buscan algún indicio para dar con Diana Quer en la Curota.

  1. Diana Quer
  2. Personas desaparecidas
  3. Guardia Civil

"Todo esto es muy extraño. ¿Por qué aún no se sabe nada?". En los comercios de A Pobra de Caramiñal se repite esta frase como una letanía. No hay pistas del paradero de Diana Quer y todas las hipótesis se mantienen abiertas. Los acontecimientos que han tenido lugar en las últimas horas sólo aumentan la confusión de un pueblo que llora la desaparición de la joven madrileña de 18 años. Si tiene que haber un desenlace, comentan, que sea "cuanto antes": "Sea cual sea el final", advierten los voluntarios que baten el monte en busca de cualquier indicio. 

La investigación se encuentra bajo secreto de sumario. Aunque algunas de las conjeturas han perdido fuerza con el paso de los días, lo cierto es que ninguna ha quedado absolutamente descartada: se buscan desde indicios sobre un posible paradero de la joven hasta un cuerpo. Pero la pregunta que gira en torno a la investigación es por qué no se han obtenido pistas que conduzcan a cualquier conclusión.

La madre de Diana Quer -también Diana- dejó a su hija en el parque de Valle-Inclán, en el corazón de las fiestas de A Pobra, el pasado 22 de agosto. Eran las 22.30 de la noche y aquella sería la última vez que se verían. Tras pasar el rato con sus amigos, la joven madrileña emprendió el camino que debía llevarle hasta su casa, a unos veinte minutos a pie.

1. Secuestro

Siguiendo el rastro, la Guardia Civil ha determinado que la última vez que con certeza se le vio a la joven era a la altura de una pizzería. Poco después empieza un camino junto a unas naves abandonadas y, más tarde, una vía peatonal que conduce hasta su urbanización. 

El camino que debió seguir Diana; al fondo, de color blanco, su urbanización.

El camino que debió seguir Diana; al fondo, de color blanco, su urbanización.

Por eso es crucial conocer la actividad que el teléfono móvil de Diana Quer registró aquella noche. Su último mensaje de WhatsApp, enviado a un amigo a las 2.44 de la madrugada, advertía de los improperios que un hombre le estaba dirigiendo: "Tengo miedo", dijo ésta.

La Guardia Civil terminó por dar con un hombre, un operario de las atracciones instaladas en A Pobra con motivo de las fiestas, al que aquella noche denunciaron otras chicas por sus comentarios. Tras tomarle declaración, rechazaron su implicación en los hechos. "Descartamos un secuestro para pedir dinero", señaló su padre, Juan Carlos. Aunque también puede haber otros móviles más allá de los económicos.

2. Fuga por motivos familiares

Tras un nuevo registro pericial de las llamadas telefónicas de la joven se detectó un nuevo movimiento, esta vez a las 3.30. A esa hora, Diana Quer debería haber tenido tiempo más que suficiente para llegar a su casa. Pero su madre -a la que este jueves un tribunal le quitó la custodia de su otra hija, Valeria, para dársela a su padre- niega esta posibilidad: sostiene que si la joven hubiera llegado a casa, ella, que duerme en la habitación contigua y con la puerta abierta, lo habría advertido.

Los vecinos de la urbanización en la que reside la familia de la joven advirtieron a los agentes de una fuerte discusión entre ésta y su madre pocos días antes de su desaparición.

Por eso, los investigadores de la Guardia Civil -los mismos que esclarecieron el caso de Asunta Basterra- buscaron los enseres que, quienes se dan a la fuga, suelen portar con mayor seguridad. Pero en la casa encontraron el DNI y las tarjetas. Sin dinero y sin identificación, este extremo se debilita.

3. Fuga por motivos sentimentales

La investigación también ha llegado hasta Madrid, donde reside la familia. Concretamente, hasta las localidades de Majadahonda y Pozuelo de Alarcón, muy próximas entre sí. En la primera de ellas, el abogado de la madre explicó este jueves los motivos por los que se le quitó a ésta la custodia de su hija Valeria para dársela al padre.

Un exnovio de Diana, en una entrevista emitida en Telecinco, explicó la situación en la que se encontraba la joven: "Diana es muy casera, pero también muy confiada. Se iba con cualquiera. Creo que se juntó con las personas equivocadas y que todo acabó mal".

El joven, además, reveló que su exnovia salía ahora con otro chico en Galicia.

4. Que sufriera un accidente

El tiempo pasa sin noticias y eso es sinónimo de preocupación en la investigación. Faltan indicios y pistas. Los vecinos de A Pobra sólo saben que Diana Quer desapareció la noche del 22 de agosto; lo demás son rumores que apuntan a una u otra dirección, según a quien se le pregunte.

El camino comprendido entre el centro del pueblo y la casa de la familia tiene un punto en el que se bifurca: Diana pudo optar entre un paseo peatonal, próximo al mar, que pasa junto a una pequeña iglesia; después debería haber tomado una calle estrecha entre dos muros de piedra que prácticamente desemboca en su urbanización.

Una patrullera desplegada por la Guardia Civil rastrea en el mar, en las inmediaciones de este paseo.

Una patrullera de la Guardia Civil busca indicios en el mar de A Pobra.

Una patrullera de la Guardia Civil busca indicios en el mar de A Pobra.

En el caso de tomar el otro camino de la bifurcación, Diana tendría que haber caminado entre varias casas unifamiliares que dan directamente a la calzada, sin una acera sobre la que caminar. Los perros del Instituto Armado han recorrido en numerosas ocasiones este trayecto, sin encontrar ningún indicio del paradero de la joven. 

5. Que se quitara la vida

El vecino de la localidad, Xose Lois Piñeiro, no cierra las puertas a ninguna posibilidad. "No sé si están buscando un cuerpo o pruebas -explicó el primer edil a EL ESPAÑOL-. Las autoridades no descartan esa posibilidad tampoco [en referencia a terminar hallando el cuerpo], lo que pasa es que es duro decirlo".

Cartel de Diana Quer en uno de los coches de Protección Civil desplegados en el operativo.

Cartel de Diana Quer en uno de los coches de Protección Civil desplegados en el operativo.

Pero los habitantes del pueblo que conocen a Diana descartan rotundamente esta posibilidad. "No sería capaz de algo así", comenta una chica joven que prefiere no dar su nombre. "Tampoco de fugarse", añade una segunda. El padre, Juan Carlos, también fue contundente en este extremo: "Descartamos el suicidio".

6. Un crimen por el camino

La Guardia Civil y el Ejército han rastreado los caminos en los montes próximos a la localidad, especialmente uno conocido con el nombre de la Curota. Hasta ahí se han trasladado también los equipos de vecinos que se ofrecieron voluntarios para buscar cualquier indicio.

"Creo que encontraremos alguna pista... o a ella", expresaba Ricardo, de 70 años, poco antes de comenzar la batida. Los voluntarios recibieron orden de avisar al agente de la Benemérita que les acompañaba en caso de encontrar cualquier cosa. Tampoco podían llevar teléfono móvil.

Este despliegue corresponde con otra de las vías de investigación: que hubiera un crimen y que el autor se desprendiera del cuerpo en alguna zona boscosa. Nadie sabe lo que ocurrió desde la última vez que se le vio a la joven -junto a aquella pizzería- ni con quién se encontró por el camino. Por eso se han estudiado todas las cámaras de seguridad de la zona, sin obtener grandes resultados.

7. El entorno

De acuerdo al testimonio de una mujer que vive en A Pobra, en las inmediaciones de la casa de Diana Quer y que tiene cierto trato con su madre, ésta le dijo pocos días después de la desaparición: "A ver si todo esto se resuelve pronto, porque tenemos que volver a Madrid".

La Guardia Civil ha tomado declaración a toda la familia de la joven desaparecida. En esos testimonios ha corroborado las discusiones que se daban en la casa, pero nada que hiciera pensar en ningún extremo. En este sentido, el padre, Juan Carlos, explicó en una entrevista en La Voz de Galicia: "Me comentaban alguna cosa, pero no había un detonante que tuviese este final".

Los agentes al cargo de la investigación también han interrogado a algunos amigos y conocidos, tanto de la familia como de la propia Diana. Su testimonio, más que para incriminar, ha servido para rebatir o refrendar cualquiera de las hipótesis anteriores.