Desaparición

El abogado de la madre de Diana Quer asegura que "no hay peligro" para la hija menor

El letrado considera que la retirada de la custodia de Valeria es "inoportuna" y "desacertada" en un momento de "máximo dolor".

La madre de Diana muestra una foto de su hija desaparecida.

La madre de Diana muestra una foto de su hija desaparecida. EFE

  1. A Coruña
  2. Personas desaparecidas
  3. Diana Quer

El abogado de la madre de Diana Quer, Pedro de Bernardo, ha asegurado esta mañana que la única razón para que le retiren a Diana López-Pinel la custodia de su hija menor, Valeria, "en un momento como este" es que exista "peligro para su vida", algo que, a su juicio, no es posible. "Conozco a Diana desde hace muchos años, y no creo que la menor esté mal con su madre", argumenta. "¿Corre riesgo Valeria con su madre?", se pregunta.

El letrado ha insistido en que "no tienen acceso" a las causas por las que se ha retirado la guardia y custodia, por lo que no puede "hacer valoraciones" al respecto, aunque ha afirmado que le parece "inoportuno". Se trata de una "medida cautelar" y la resolución judicial no es firme. "Lo que sí me sorprende es que esa resolución se ha adoptado sin oír a la madre", afirma.

Desde este miércoles, Valeria ya no vive con su madre, que se encuentra "totalmente hundida". "Como es lógico, cuando la llamo no deja de llorar", explica De Bernardo. Ahora, la custodia es del padre de Valeria y Diana, Juan Carlos Quer. El matrimonio se separó hace cuatro años. 

"La retirada de la custodia llega tarde"

Juan Carlos Quer ha confirmado que que el juzgado por "informaciones que llegaron al juzgado", no a petición de parte, ha retirado a la madre la custodia de su hermana pequeña.

En declaraciones a los medios de comunicación en A Pobra, el padre de Diana Quer ha advertido de que la menor "está muy afectada emocionalmente y necesita serenidad y equilibrio", por lo que ahora está "en un entorno protegido" y "con discreción". "En modo alguno voy a confrontar, eso ya lo sufrí y no quiero que le pase a mis hijas", ha destacado, tras apuntar que la niña está en contacto con su madre.

"Quiere a su madre y quiere a su padre y observa esto desde el daño emocional que supone... Ella está en una montaña rusa e intentamos que se serene", ha resaltado.

El padre ha apuntado que estas "informaciones" que llegaron al juzgado llevaron "a tomar medidas de protección de la menor", y ha lamentado que "desgraciadamente llega muy tarde" la retirada de la custodia. "La niña está bien, en un entorno seguro y estable", ha añadido.

"Todo esto de la custodia", según ha ahondado, está "reconducido y bien reconducido", pero, ahora, ha apelado a los periodistas para intentar "entre todos dejarlo en un paréntesis" para volcarse en la búsqueda de Diana.

La ayuda de los vecinos

Una treintenta de vecinos de A Pobra do Caramiñal y de otras localidades próximas se han sumado a las labores de rastreo coordinadas por la Guardia Civil en busca de cualquier indicio del paradero de Diana Quer.

Las batidas, puestas en marcha a iniciativa popular, se efectúan este jueves y este viernes en el monte de la Curota, a unos cinco kilómetros en coche desde la localidad en la que desapareció la joven madrileña hace diez días. De momento, la del jueves ha concluido sin ninguna novedad.