Ana Belén y Andrés la pareja de 'okupas'

Ana Belén y Andrés la pareja de 'okupas'

Reportajes LA VIDA DE LAS VÍCTIMAS (XXXVIII)

Ana Belén, asesinada por su novio en la casa que habían okupado una semana antes

La víctima de 38 años llevaba, según su entorno, una vida "bohemia". La pareja era politoxicómana y se investiga si durante el asesinato machista ambos estaban bajo los efectos de las drogas. 

Federico Madrigal

Andrés Hermes Oval (39) y Ana Belén García Pérez, de 38 años habían okupado la casa número 51 de la calle El Draguillo, en el barrio Barranco grande en Santa Cruz de Tenerife. Un tranquilo barrio que el pasado sábado se vio sacudido por una tragedia: Andrés mató a Ana Belén.

Llevaban pocos días viviendo en la casa okupa, según cuentan los vecinos. Andrés y Ana Belén -casi- habían pasado desapercibidos en el barrio. No se dejaban ver mucho: “Quizás, como eran okupas, temían que alguien llamara a la Policía, pero eso no pasó porque nunca dieron problemas”, comentaba una vecina a Diario de Avisos.

Ana Belén con su pareja, Andrés. El presunto asesino

Ana Belén con su pareja, Andrés. El presunto asesino

El cadáver de la víctima apareció con señales de violencia. Varios golpes en el cuerpo y una herida mortal en la cabeza, causada por un objeto contundente. Uno de los vecinos, David, vio a la Policía y a los servicios médicos en el barrio sin entender qué había ocurrido; desconocía que había personas viviendo en la casa.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Policía Nacional -encargados de la investigación del suceso- y de la Policía Local. Los sanitarios del Servicio de Urgencias Canario (SUC) no pudieron hacer más que certificar la muerte de la mujer.

La vivienda donde ocurrieron los hechos había sido okupada.

La vivienda donde ocurrieron los hechos había sido okupada. Fran Pallero Diario de Avisos

Una vida “desordenada”

Fuentes próximas a la pareja confirman que la víctima tenía una vida “bohemia y desordenada”. También han podido confirmar que tanto ella como él eran politoxicómanos. Se investiga si Andrés y Ana Belén estaban bajo los efectos de las drogas cuando tuvo lugar el crimen.

Pocos vecinos de Barrio Grande conocían a la pareja. En sus respectivas cuentas de Facebook, Ana Belén y Andrés se daban cariñosas muestras de amor: “Y yo enamorado de mi niña”, “qué guapo amor, te amo tanto”, “veo que estoy enamorada de este hombre”. La pareja no tenía ningún hijo.

La investigación se encuentra bajo secreto de sumario. No existían denuncias previas por agresiones ni señales de violencia. Andrés Hermes permanece en los calabozos de la Comisaría de Tres de Mayo. Este martes pasará a disposición judicial acusado de un delito de asesinato. Con ella, ya son 37 las mujeres asesinadas en lo que va de año, a las que se suman otras tres en fase de investigación.

El jardin de la vivienda ocupada

El jardin de la vivienda ocupada Fran Pallero Diario de Avisos

Las instituciones reaccionan

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, manifestó este lunes su “consternación” por el asesinato de Ana Belén García Pérez: “Consternada por el asesinato de una mujer víctima de violencia de género en Santa Cruz de Tenerife. Mis condolencias a familiares y amigos”, señaló en Twitter.

El consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno canario, José Miguel Barragán, condenó el presunto asesinato machista -el cuarto en el archipiélago- y expresó su “más enérgica” repulsa ante este “injustificable e intolerable” asesinato. También trasladó su solidaridad y condolencias a la familia y personas más cercanas a la víctima.

Ana Belén García Pérez,  38 años, es la trigésimo séptima mujer asesinada por un hombre desde que comenzó el año. En España, en 2017, también han sido asesinadas María Raquel Castaño Urbán, 63 años, Donna Cowley, de 47 años,  Fadwa Talssi, de 29 años; Matilde de Castro, de 44 años; una mujer de 25 años cuyo nombre se desconoce; Blanca Esther Marqués, de 48; Toñi García Abad, de 33 años; María de los Ángeles, de 77 años; Virginia Ferradás, de 55 años; Cristina Martín Tesorero, de 38 años; Ana Belén y Ana, madre e hija de 46 y 18 años; Carmen González Ropero, de 79 años; J.D.L.M., de 40 años (solo se conocen las iniciales); Laura Nieto Navajas, de 26 años; María José Mateo García, de 51 años; Leidy Yuliana Díaz Alvarado, de 34 años; Margaret Stenning, de 79; una mujer de 91 años cuyo nombre se desconoce; Mariló Correa Pérez, de 47 años; Gloria Amparo Vásquez, de 48 años; Erika Lorena Bonilla Almendárez, de 32 años; Yurena López Henríquez, de 23 años; María Victoria Zanardi Maffiotte, de 44; Ana María Rosado, de 42 años; Andra Violeta Nitu, de 24 años; Raquel López, de 45; María del Rosario Luna, de 39 años; Eliana González Ortiz, de 27 años; Ana Hilda Linares Báez, de 55 años; Susana Galindo Moreno, de 55 años; Beatriz Ros García, de 30 años; Valentina Chirac, de 37; Encarnación Barrero Marín, de 39; Encarnación García Machado, de 57 años; así como Mari Carmen Carricondo, de 66.

En EL ESPAÑOL también contabilizamos el caso de Noemí Dávila: no fue víctima mortal, pero su pareja, Vladimir Valdovinos Ibacache, se tiró de una ventana del hospital La Paz junto a la bebé de ambos para vengarse de ella.

En total, la serie 'La vida de las víctimas' contabiliza 36 mujeres asesinadas más el caso de la bebé y su madre. EL ESPAÑOL está relatando la vida de cada una de estas víctimas de un problema sistémico que entre 2003 y 2016 ya cuenta con 872 asesinadas por sus parejas o exparejas.