Golpe de Estado en Turquía

El ministro de Trabajo turco acusa a EEUU de planear el golpe

Erdogan pide a Obama que extraditen al imán Fethullah Gülen, al que acusa de haber promovido el alzamiento. El clérigo, en tanto, ve posible que el golpe lo haya orquestado el propio Erdogan.

El ministro de Trabajo turco acusa a EEUU de planear el golpe

El ministro de Trabajo turco acusa a EEUU de planear el golpe Reuters

  1. Golpe de Estado en Turquía
  2. Estados Unidos
  3. John Kerry
  4. Recep Tayyip Erdogan
  5. Barack Obama

En la resaca del fallido golpe de Estado, que ha costado la vida a al menos 265 personas (161 civiles y 104 golpistas), Turquía trata de esclarecer quién está detrás del alzamiento. Desde el primer momento en que una facción del Ejército bloqueó los puentes de Estambul y el tráfico en Ankara, la capital, el Gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan apuntó, sin atisbo de duda, al 'Movimiento Gülenista' como cerebro del golpe. El imán que lidera el movimiento, Fethullah Gülen, un antiguo aliado del presidente, ha devuelto la acusación a Ankara al afirmar que el golpe pudo ser orquestado y simulado por el propio Erdogan.

Desde el gobierno turco, sin embargo, han dado ido más allá. Para el ministro de Trabajo turco, Süley Mansoylu, Estados Unidos está detrás del golpe.

[Así les hemos contado el intento fallido de golpe de Estado]

"Detrás del terror en el sureste (turco) y los problemas en Siria e Irak está la ambición y los planes de Estados Unidos", ha dicho Mansoylu en el canal Haberturk TV.

Turquía pide a Obama la extradición de Gülen

El presidente turco ha anunciado este sábado que "los seguidores del imán Fethullah Gülen pagarán un precio muy alto por esta traición" y ha hecho un llamamiento para que Estados Unidos entregue a Ankara al predicador al que atribuye plenamente la responsabilidad del golpe militar abortado en la madrugada del sábado. 

"Estimado presidente (Barack Obama), te he pedido esto antes. Arreste a Gülen o devuélvalo a Turquía. No escuchó", añadió el presidente, durante una comparecencia ante miles de sus seguidores en una céntrica plaza de Estambul, según Reuters. "Lo vuelvo a pedir, después de un intento de golpe de Estado. Extradite a este personaje de Pensilvania a Turquía. Si somos aliados estratégicos o compañerños, haga lo que es necesario". "Turquía no es un país que pueda ser comprado o vendido barato", enfatizó Erdogan.

Las declaraciones de Erdogan llegaban horas después de que el primer ministro turco, Binali Yildrim, señalara que un país que acoge al "líder del Estado paralelo", nombre con que el Gobierno de Erdogan se refiere al movimiento que lidera Gülem, no puede ser amigo de Turquía.

Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, ha instado este sábado a Turquía a que presente pruebas de su vinculación con el intento golpista. Para los expertos, la vinculación de Gülen con el golpe tampoco están claras debido a que no cuenta una amplia simpatía por parte de las Fuerzas Armadas, de tradición laica.

Según Reuters, el ministro de Exteriores turco habría llamado a Kerry para explicarle su postura, que Gülen es artífice del fallido golpe, pero no habrían discutido directamente la posible extradición del clérigo, algo que ha confirmado más tarde el secretario de Estado estadounidense al indicar que aún no han recibido petición formal para la extradición de Gülen.

El clérigo acusa a Erdogan

Gülen ha negado toda implicación y ha condenado el golpe "de forma enérgica" y ha urgido al pueblo turco a no ver la intervención militar de forma positiva. En declaraciones a reporteros en Pensilvania, Gülen ha afirmado que la democracia "no puede alcanzarse a través de una acción militar", consignó Reuters.

Es más, el líder de la Alianza por los Valores Compartidos, ha dicho este sábado que el golpe pudo ser orquestado y simulado por el propio Erdogan.

"Hay un ligera posibilidad de que fuera un golpe escenificado", aseguró Gülen, quien volvió a negar su participación en la asonada militar. Decenas de partidarios de Erdogan llevan desde anoche a las puertas de la residencia de Gülen protestando contra él y gritando consignas para que sea extraditado y procesado, indicó Efe.

Desde su grupo, comparten el mensaje de rechazo hacia la inculpación del presidente turco. "Durante más de 40 años, Gülen y sus seguidores hemos defendido y demostrado nuestro compromiso por la paz y la democracia. Hemos denunciado reiteradamente las intromisiones militares en política", apuntó el grupo, que tiene sede en Nueva York, en un comunicado. "Estos son nuestros valores: Nosotros condenamos cualquier intromisión militar en los asuntos políticos de Turquía", enfatizaron.

"Las ya de por sí tensas relaciones con Estados Unidos podrían empeorar como resultado del incremento de la determinación de Ankara de lograr la extradición de Fethullah Gulen, que ha sido rápidamente acusado por el gobierno turco de estar detrás del fallido golpe", explica el co-presidente de la consultora Teneo Intelligence, Wolfango Piccoli, en una nota enviada a clientes. "Es altamente improbable que el Movimiento Gülen esté detrás del intento de golpe de Estado en la medida en que no existe buena relación con el Ejército; cualquier sugerencia sobre una potencial conexión entre Gülen y los artífices del golpe es una maniobra de propaganda del Gobierno".