Elecciones EE.UU. 2016

Obama pide a los republicanos que den la espalda a Trump

El presidente ataca al candidato republicano tras la polémica con los padres de un soldado caído en Irak. Trump le responde que ha sido "el peor presidente de EEUU"

Obama reitera que Trump "no está capacitado" para ser presidente de EEUU

Obama reitera que Trump "no está capacitado" para ser presidente de EEUU Reuters

  1. Elecciones EE.UU. 2016
  2. Donald Trump
  3. Barack Obama
  4. Partido Republicano
En uno de sus ataques más directos al candidato republicano a la presidencia, Donald Trump, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha insistido en que no es apto para dirigir el país y ha llamado a los republicanos que lo han respaldado a retirarle su apoyo.
Durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, ha respondido a una pregunta sobre Trump y ha lanzado una nueva ofensiva contra el magnate inmobiliario, contra quien ya había cargado en su discurso la semana pasada en la Convención Nacional Demócrata, en Filadelfia; y este mismo lunes -aunque sin mencionarle- en reprobación por sus comentarios despectivos sobre un militar musulmán de EEUU muerto en combate y el testimonio de sus padres en la convención demócrata. “Tiene que llegar un punto en el que tienes que decir ‘basta’”, ha dicho Obama.
Luego, le ha enviado un mensaje a los republicanos. “La pregunta que creo que tienen que hacerse es: si tienes que decir varias veces en términos muy fuertes que lo que ha dicho es inaceptable, ¿por qué todavía lo estás respaldando? ¿Qué dice sobre esto tu partido, si él es tu abanderado? Esta no es una situación en la que tienes una metedura de pata puntual. Diariamente y semanalmente tienen que distanciarse de las declaraciones que está haciendo”, ha afirmado.
Si tienes que decir varias veces en términos muy fuertes que lo que ha dicho es inaceptable, ¿por qué todavía lo estás respaldando?
En un abierto desafío a sus adversarios políticos, el mandatario ha dicho que las críticas republicanas a las declaraciones de Trump “suenan vacías” si continúan brindándole su respaldo.
Obama se refería así a la última polémica que ha envuelto a Trump: su abierta confrontación con los padres de Humayun Khan, un capitán del ejército de Estados Unidos, musulmán, que fue abatido en Irak en 2004. Sus padres, Khizr and Ghazala Khan, aparecieron en el escenario de la convención demócrata. El padre, Khizr Khan, dio un emotivo discurso para rebatir la islamofobia que ha pregonado Trump, al que acusó de “no haber sacrificado nada” y de no haber leído la constitución.
Fiel a su estilo, Trump ha abierto una batalla con los Khan. En una entrevista televisiva ha sugerido que el discurso del padre fue “guionizado” por la campaña de su rival, Hillary Clinton, y que la madre permaneció en silencio sobre el escenario porque es mujer y musulmana y, por lo tanto, no tenía permiso para hablar. También ha cargado contra ellos en Twitter.
En un país donde los veteranos son casi sagrados, el repudio generalizado contra el nuevo dezliz de Trump no se ha hecho esperar, también en las filas republicanas. El que fuera candidato presidencial en 2008 y veterano de Vietnam, John McCain, le reprochó en un comunicado que la candidatura no es una “licencia sin restricciones” para atacar a quienes representar “lo mejor” del país. También le han desautorizado el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, y el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell.

Trump responde a Obama

Trump ha emitido un comunicado en respuesta a las declaraciones del mandatario, en el que también ha atacado a su rival, Hillary Clinton. En el primer párrafo, se ha despachado con 15 acusaciones: desestabilizar Oriente Medio; entregarle Irak, Libia y Siria a Estado Islámico; permitir el atentado de Bengasi; poner a Irán en camino de obtener armas nucleares; dejar que “veteranos mueran esperando atención médica”; “soltar criminales extranjeros” en el país; admitir “inmigrantes que luego estuvieron involucrados en terrorismo”; producir la peor “recuperación económica desde la Gran Depresión”; despachar trabajos al extranjero, “traicionar” la seguridad de los trabajadores.“Y Hillary Clinton ha demostrado ella misma ser inapta para cualquier cargo público”, cierra el primer párrafo. “Ella es imprudente con sus correos electrónicos, imprudente con cambios de régimen, e imprudente con vidas norteamericanas. Nuestra nación ha sido humillada en el extranjero y comprometida por radicalismo islámico en nuestras costas. Necesitamos cambiar ahora”, es la última frase.El daño que ha provocado la pelea de Trump con los Khan se ha visto en un acto en Nevada, donde ha estado su compañero de fórmula, Mike Pence. El gobernador de Indiana tuvo que responder una pregunta hostil sobre las declaraciones de Trump por parte de la una madre de un miembro de la Fuerza Aérea, Catherine Byrne, en un acto en Nevada. La mujer fue abucheada por los seguidores de Trump, a los que Pence les ha pedido calma.“Donald Trump respalda a nuestros soldados y apoya a nuestros veteranos como ningún otro líder en mi vida”, ha intentado defenderlo Pence.Las encuestas de los últimos días han mostrado también el daño que le causaron a la campaña de Trump las convenciones republicanas y demócratas. El promedio de sondeos de opinión del sitio RealClearPoliticos, una suerte de termómetro del humor político del país, muestra a Clinton más de 4 puntos arriba.
Mucho más importante, el modelo de Nate Silver, que predijo el resultado de las dos últimas elecciones presidenciales, señala que si la elección se realizara hoy, Clinton tendría un 83,6% de probabilidades de imponerse en una verdadera paliza electoral.