Ataque en Dallas

Micah Johnson, el tirador de Dallas “enfadado con los blancos”

Fuentes oficiales anónimas han identificado al joven afroamericano como supuesto autor de la masacre en Texas, quien estuvo destinado en Afganistán entre 2013 y 2014.

Micah Johson, en una imagen de Facebook.

Micah Johson, en una imagen de Facebook.

  1. Ataque en Dallas
  2. Texas
  3. Estados Unidos
  4. Tiroteos
  5. Racismo
  6. Violencia policial

“El fin se acerca”, aseguró Micah Xavier Johnson, afroamericano de 25 años y supuesto autor de la masacre de Dallas, poco antes de fallecer a escasos 20 kilómetros de su hogar, en el aparcamiento de la escuela de educación superior El Centro College, en el corazón de la ciudad texana.

Lo que pretendía ser una amenaza a los agentes apostados en torno a su improvisado bastión resultó ser un pronóstico de su propia muerte, que llegó de la mano de una explosión en la madrugada del jueves al viernes desencadenada por la Policía. Falleció apenas días después de su cumpleaños, el 2 de julio, según su perfil en la red social Facebook.

Pero Johnson, de la próxima localidad de Mesquite, tuvo tiempo de dejar una herida difícil de curar a los vecinos de Dallas y al país: acabó -puede que con ayuda- con cinco agentes e hirió a otras nueve personas durante una protesta pacífica contra la violencia policial hacia las minorías después de que dos ciudadanos negros perdieran la vida en sendos encontronazos con la Policía esta semana.

“Dijo que estaba enfadado por la reciente violencia policial”, dijo el jefe de Policía de Dallas, David Brown, en una rueda de prensa en la mañana (hora local) del viernes. “Dijo que estaba enfadado con la gente blanca; afirmó que quería matar blancos, sobre todo agentes blancos”.

Actuó solo

Micah Xavier Johnson, principal sospechoso de la matanza de Dallas (Texas), parece ser el único autor del tiroteo y "no se le conocen vínculos conocidos o inspiración alguna por parte de ninguna organización terrorista", según ha indicado el secretario de Seguridad Nacional de EEUU, Jeh Johnson.

En una rueda de prensa paralela, el gobernador de Texas, Greg Abbott, confirmó este dato y aseguró que las fuerzas de seguridad están investigando si hay más personas vinculadas a la matanza, en cuyo caso "serán perseguidas y se enfrentarán a la Justicia".

Según los datos más recientes de la investigación, el sospechoso tenía en su casa "material para la fabricación de bombas, chalecos antibalas, fusiles, municiones y un diario personal sobre tácticas de combate".

El alcalde de Dallas, Mike Rawlings, también sugirió que el atacante, que según las autoridades operó como un francotirador, actuó solo. "El sospechoso está muerto y la ciudad está segura", dijo Rawlings en la rueda de prensa acompañado por Abbot.

Fue recluta en el Ejército

Desde el aparcamiento, el tirador ya aseveró a los negociadores que había actuado solo, si bien tres personas fueron detenidas a raíz del ataque. El joven también afirmó haber plantado explosivos en la zona, pero los barridos de las fuerzas del orden no han dado con ningún tipo de material.

Johnson sirvió como recluta en el Ejército de Estados Unidos y estuvo destinado en Afganistán entre 2013 y 2014, informa el Washington PostAntes de partir a Asia, formaba parte de una brigada de ingeniería y estaba especializado en carpintería. Reuters señala que recibió condecoraciones. El tirador no tenía antecedentes penales ni tampoco vínculos aparentes con grupos terroristas.

"Parecía lúcido durante la negociación", afirmó el jefe de Policía Brown sobre el tirador. Brown aseveró que sus agentes tuvieron que recurrir a una explosión controlada para frenar la amenaza. "No vimos más opción que usar nuestro robot zapador y colocar un dispositivo para detonarlo donde se encontraba el sospechoso. Otras opciones hubieran puesto a nuestros agentes en gran peligro".

El movimiento contra la violencia policial hacia ciudadanos negros Black Lives Matter (Las vidas negras importan) ha condenado la tragedia de Dallas aseverando que apoya la dignidad la justicia y la libertad, "no el asesinato". En lo que va de año 136 estadounidenses negros han muerto a manos de la Policía, según The Guardian, y los últimos casos provocaron marchas en el país.

El perfil en Facebook de Johnson muestra que le gustaba el hip-hop. En una reciente foto posaba con uno de los miembros de la renombrada banda Public Enemy.

Un amigo del tirador contó a CNN que Johnson era un chico "al que le gustaba divertirse" y que no lo había visto nunca amenazar a alguien. No se veían desde hacía un año.

Vecinos del joven contactados por la cadena cuentan, sin embargo, que Johnson volvió más reservado de Afganistán y que vivía en Mesquite con su madre.