Tiroteo en Orlando

Omar Mateen: el "soldado del califato" que pegaba a su mujer porque no hacía la colada

Su exmujer afirma que era muy reservado y no muy religioso, aunque fuentes policiales afirman que antes del tiroteo llamó al 911 jurando lealtad al Estado Islámico. La organización terrorista señala que "Dios permitió a Mateen atacar a los inmundos cruzados".

  1. Estados Unidos
  2. Tiroteos
  3. Yihadismo
  4. Orlando

"No era una persona estable. Me pegaba. Se limitaba a volver a casa y golpearme porque no estaba hecha la colada o cosas así". Son declaraciones de la exmujer de Omar Mateen, identificado por la Policía como autor de la masacre en el club gay Pulse de Orlando (Florida, EEUU) donde fallecieron 49 personas y otras 53 resultaron heridas. Él fue la víctima número 50.

Se trata de un atentado no ordenado por el Estado Islámico pero sí inspirado en la organización terrorista, que este lunes ha vuelto a reivindicar el ataque en su emisora de radio Al Bayan, donde reconoce al "hermano Omar Mateen" como un "soldado del califato" y que califica el atentado como"una incursión de seguridad con la que logró irrumpir en una concentración de cruzados en el club nocturno de homosexuales de Orlando". 

"El hermano Omar Mateen, un soldado del califato, llevó a cabo una incursión de seguridad con la que logró irrumpir en una concentración de cruzados en el club nocturno de homosexuales de Orlando, donde mató e hirió a más de un centenar antes de ser asesinado", dijo el EI a través de Al Bayan.

Este mensaje sucede al difundido este domingo por la agencia Amaq, vinculada al grupo extremista, en el que expresaba en términos similares que la matanza había sido obra de "un soldado del califato". El EI insistió en que "Dios permitió (a Mateen) atacar a los inmundos cruzados" y destacó que este atentado es "el mayor registrado en EEUU por el número de muertos".

De esta forma, el grupo extremista confirmó la identidad del agresor, de quien se sabe que es un estadounidense de origen afgano que fue investigado en dos ocasiones entre 2013 y 2014 por el FBI por su posible vinculación con grupos terroristas.

Mateen, que portaba un fusil de asalto y una pistola, se atrincheró con rehenes en la discoteca frecuentada por homosexuales, antes de ser abatido en un enfrentamiento con agentes de las fuerzas del orden.

Violento e inestable

La exesposa ha asegurado al diario estadounidense Washington Post que Mateen era violento y mentalmente inestable. Se conocieron online hace ocho años y ella decidió mudarse a Florida para casarse con él. Al principio todo fue bien pero luego se transformó y comenzó a abusar de ella, indicó la mujer, que aceptó hablar con el diario siempre y cuando no se revelara su nombre.

Poco se sabe por el momento de Mateen, salvo que tenía 29 años y era un estadounidense de origen afgano, residía en una localidad cercana a Orlando y falleció también en la discoteca Pulse. Fue allí donde se atrincheró y se enfrentó a la Policía que entró al club para liberar a los rehenes que había tomado después irrumpir en la discoteca disparando a diestro y siniestro. Según la cadena NBC, varias fuentes policiales han afirmado que Mateen realizó una llamada al 911 justo antes del tiroteo en el club jurando su lealtad al Estado Islámico.

De acuerdo al testimonio de la exmujer de Mateen, la familia del tirador procedía de Afganistán, pero su exmarido había nacido en Nueva York y más tarde se había mudado a Florida. En las fotos de su perfil en la red social Myspace pueden verse varias selfies de Mateen o imágenes en las que viste camisetas de la policía de Nueva York. Su exmujer lo identificó en las fotos de la red social, apuntó el Washington Post.

"Parecía un ser humano normal", afirmó la mujer y agregó que no era una persona muy religiosa y que iba al gimnasio con frecuencia. Apuntó además que Mateen poseía varias armas y que trabajaba como guardia en un centro de detención de menores cercano a su domicilio. "Era una persona muy reservada". Mateen y su exmujer se divorciaron en 2011, después de que la familia de ella interviniera cuando se dieron cuenta de su conducta violenta.

Que no era religioso también lo ha dicho el padre de Mateen, Mir Seddique, que este domingo ha descartado que ese fuera el móvil del ataque en la discoteca de Orlando. Según Seddique, su hijo se había mostrado muy enfadado hace dos meses al ver a una pareja de hombres besándose en Miami.