José Miguel Moreno Torres, durante un acto electoral en 2008.

José Miguel Moreno Torres, durante un acto electoral en 2008. EFE

Política Grabaciones exclusivas

"A ver a quién se la chupamos ahora": las maniobras de un diputado de la Púnica para no perder su escaño

Moreno Torres, antes de pedir una mordida, mostró su preocupación por que el PP dejara de controlar las empresas públicas en Madrid, ahora investigadas.

Daniel Montero Alejandro Requeijo

La falta de un cabeza de lista en el PP de Madrid para las últimas elecciones alteró el sueño y los planes de varios políticos investigados en la operación Púnica, preocupados por repetir plaza en sus ayuntamientos, o en la Asamblea de Madrid. "A ver a quién se la chupamos ahora", explicaba el exdiputado José Miguel Moreno Torres en uno de los pinchazos telefónicos a los que ha accedido EL ESPAÑOL. En la grabación -realizada el 30 de junio de 2014- el exalcalde de Valdemoro muestra su preocupación por que Mariano Rajoy no hubiera confirmado todavía como candidato a la Comunidad de Madrid al entonces presidente, Ignacio González.

"Como dice Boni [apodo con el que se conoce al diputado regional y exalcalde de Las Rozas Bonifacio de Santiago], que repite éste, a chupársela a éste. Que no repite porque ponen a otro... Pues ¿a quién hay que chupársela? ¿A otro? Pues a otro. Vamos a por él", explica Moreno, que en aquellas fechas había pedido una reunión con el propio González. "Te puedes encontrar en un momento dado que no tengas a quién chupársela", le recuerda al otro lado del teléfono el empresario David Marjaliza. En marzo de 2015, nueve meses después de esta llamada, Mariano Rajoy prescindió de González como candidato y nombró como cabeza de lista para la Comunidad de Madrid a Cristina Cifuentes. Moreno no repitió en el cargo.

"Prepárame el dinero"

En la grabación, donde el propio Moreno reconoce que se hizo diputado para tocarse "los cojones" y se queja de que julio sea un mes lectivo para ellos, el exalcalde demuestra desconocer incluso el numero de diputados que forman la cámara en la que él mismo se sienta. Entre sus preocupaciones, refleja el riesgo de que el Partido Popular pierda la mayoría absoluta y con ello, el control sobre las empresas públicas que dependen del gobierno autonómico.

"Sacando 56 se gobierna, pero ya no es lo mismo. Ya no nombras a los directores tú..." le recuerda Marjaliza, que tras el estallido de la operación decidió colaborar con la Justicia, reconoció el pago a políticos a cambio de concesiones y aceptó incluso que su colección de cuadros fuera expuesta en el Reina Sofía. "Ya no es lo mismo -reconoce Moreno Torres- en las empresas públicas ya todo el mundo está ahí... En fin, que no es lo mismo. Qué te voy a contar. No me tires del tema", zanja Moreno Torres.

En la actualidad, parte de la investigación judicial se centra en la gestión de una de esas empresas públicas, llamada Arpegio y encargada de gestionar los planes urbanísticos en distintos municipios de la Comunidad de Madrid. Los investigadores trabajan con la tesis de que varios empresarios recibieron contratos públicos a cambio de sobornar a distintos cargos públicos.

En la grabación a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL se puede escuchar al propio Moreno Torres pidiendo dinero abiertamente al empresario: "Que me voy de vacaciones... prepárame pasta, que me hace falta". "¿Te lo has gastado ya todo? le pregunta Marjaliza. "Yo me lo gasto todo. Prepárame antes de que me vaya el fin de semana", insiste el exalcalde de Valdemoro, imputado y al que el juez impuso una fianza de 100.000 euros.