Revés internacional al independentismo

Los liberales europeos marginan al nuevo partido de Artur Mas

Ciudadanos se abstiene en la votación que permite a la nueva marca de Convergència seguir en la alianza liberal-demócrata europea.

Artur Mas y Carles Puigdemont, al término del Congreso Fundacional de la nueva Convergencia

Artur Mas y Carles Puigdemont, al término del Congreso Fundacional de la nueva Convergencia Efe

  1. Artur Mas
  2. CDC Convergencia Democrática de Cataluña
  3. Ciudadanos
  4. Liberalismo
  5. Albert Rivera
  6. Luis Garicano

Los alianza de partidos liberales y demócratas de Europa, agrupados bajo las siglas ALDE, ha decidido marginar a la nueva Convergència. El empecinamiento de Artur Mas en el proceso separatista y sus maniobras para tumbar la candidatura de Luis Garicano a la vicepresidencia de ALDE han terminado por hartar a la familia liberal, que da la espalda a la formación nacionalista tras 20 años de relación.

Este distanciamiento, que venía fraguándose desde hace meses, se ha consumado en el Congreso de los liberales europeos que se celebra desde este jueves en Varsovia. Uno de los partidos suecos del ALDE pidió a los socios de la alianza que votasen la adhesión del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDECAT) al considerar que se trata de una nueva formación política distinta de Convergència. ALDE llegó a incluso a pedir el registro de inscripción del partido al Ministerio del Interior.

C's se abstiene

El PDECAT no ha enviado delegación oficial a Varsovia. Sí se espera la presencia de la diputada catalana Marta Pascal, que actualmente es una de las vicepresidentas de ALDE. Ciudadanos ha decidido abstenerse en la votación, que ha permitido a la formación catalanista seguir en el bloque europeo. Hace unos meses, sin embargo, la formación de Mas fue la única de los casi 60 integrantes de la alianza que votó en contra de la entrada del partido de Albert Rivera.

Las relaciones de Convergència con la alianza liberal-demócrata venían tocadas desde el inicio del proceso independentista en 2012, pero terminaron de agrietarse en febrero. 

El presidente de ALDE, el holandés Hans van Baalen, se entrevistó con el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, en Barcelona. Los gabinetes de ambos líderes acordaron que sería una reunión discreta y sin prensa para abordar cuestiones internas de ALDE. Pero Pascal declaró a la agencia Efe que la visita de Baalen era “un apoyo explícito de los liberales europeos al proceso catalán”. Baalen se vio obligado a emitir un comunicado en el que desmentía cualquier apoyo al separatismo y recordaba que el contencioso catalán es un asunto de política doméstica española.

Otro de los asuntos que ha molestado a los partidos europeos de centro es el “juego sucio” de Convergència contra Garicano. El jefe económico de Ciudadanos aspira a una de las vicepresidencias de ALDE y cuenta con muchas opciones de salir elegido en la votación que se celebra el sábado. Los nacionalistas han tratado de tumbar sin éxito esta candidatura. 

A pesar de ello, Baalen dio la bienvenida a PDECAT a la alianza tras la votación del viernes. EL ESPAÑOL trató sin éxito de recabar la opinión de Pascal. La dirigente catalana tiene un año más de mandato en la vicepresidencia de ALDE. 

El impacto de Ciudadanos

La llegada de Ciudadanos al ALDE ha arrinconado a los nacionalistas. Hasta este momento y antes de lanzar el desafío soberanista, Convèrgencia tenía mucho predicamento en esta familia y el president de la Generalitat siempre era recibido al más alto nivel en Bruselas. Hace ya tiempo que Puigdemont tiene todas las puertas cerradas en la Unión Europea.

Por ejemplo, para que Convergència tuviera más delegados en los congresos de ALDE, sólo se tenían en cuenta sus resultados en Cataluña. Desde la entrada de Ciudadanos, la asignación de delegados se hace en función de los resultados toda España. Ciudadanos tiene 46 en Varsovia. Hace años, Convèrgencia llegó a tener hasta 20.

El peso que está ganando Ciudadanos en todas las estructuras de la alianza liberal-demócrata se verá reflejado en Varsovia. Además de las candidatura de Garicano a la Ejecutiva de la alianza, Rivera será el único líder europeo de centro sin cargo de primer ministro que intervendrá el viernes ante el plenario del ALDE.

"La vocación inequívocamente europeísta de nuestra formación se fortalece cuando coordinamos nuestra acción con la de partidos hermanos, como los liberales de toda Europa, que defienden unos valores muy similares a los nuestros", señaló Rivera.

“Si los delegados del Congreso me dan su confianza como vicepresidente, nuestro joven proyecto recibirá un gran impulso no sólo en España, sino también en toda la Unión Europea”, añadió Garicano.