INTERPELACIÓN EN EL CONGRESO

Santamaría aprovecha el Corredor Mediterráneo para acercarse a Cataluña

La vicepresidenta responde a Francesc Homs que trabaja para "ensanchar el diálogo" con Cataluña.

La vicepresidenta junto con Francesc Homs hoy en el Parlamento.

La vicepresidenta junto con Francesc Homs hoy en el Parlamento. Efe

  1. Soraya Sáenz de Santamaría
  2. Francesc Homs
  3. PP Partido Popular
  4. Cataluña

El Gobierno ha reconocido públicamente desde el Parlamento que trabaja para "ensanchar los cauces de diálogo" con Cataluña. Lo ha hecho la vicepresidenta del Gobierno, que ha aprovechado la interpelación puesta por el portavoz de Democracia y Libertat, Francesc Homs, para expresar su voluntad a mantener un diálogo fluido por el devenir de Cataluña. Para demostrar que el Gobierno no se queda en las meras promesas y cumple con su palabra, Soraya Sáenz de Santamaría ha descrito desde la tribuna las inversiones en infraestructuras que el Ejecutivo central está desarrollando en la autonomía catalana.

"Le voy a concretar. Corredor Mediterráneo sí; acceso ferroviario al Puerto de Barcelona, sí; lanzadera ferroviaria del Puerto de Barcelona al Prat, sí", anunció la ministra de Administraciones Públicas, siempre mostrando la mano del Ejecutivo tendida hacia el gobierno regional: "Queremos trabajar de forma consensuada la mejora de infraestructura ferroviaria", continuó. Santamaría echó en cara a Homs el atasco de asuntos de Estado que son recurridos por parte de la Generalitat. "Entre el señor Romeva y yo hemos logrado resolver el 40% de los litigios entre el Estado y Cataluña. Si ustedes quieren, sentémonos y pasemos del 40 al 60, el que haga falta, siempre y cuando nos pongamos de acuerdo", le insistió.

Homs replicó a la vicepresidenta que hable de todo excepto de lo que él quiere hablar: la celebración de un referéndum en Cataluña. Un punto en el que la 'número dos' del Ejecutivo respondió que para hablar de referéndum "hay que preguntar al conjunto del pueblo español. Esa es la manera de hablar a fondo. El carril es más grande y afecta a 46 millones de españoles".

Para mantener vivo ese diálogo con el que ambas partes se comprometieron, Santamaría le pidió estar "en todos los foros de diálogo para abordar los problemas que nos preocupan, a los catalanes y al conjunto de los españoles. Le tomo la palabra porque esto de la sinceridad lo iremos viendo paso a paso". La vicepresidenta se refería a la Conferencia de Presidentes que se celebrará en enero de 2017 y a la que el president Carles Puigdemont ya ha anunciado que no acudirá. 

Antes de finalizar su intervención, Santamaría pidió a Homs "trabajar por la estabilidad y no la incertidumbre". Trabajar "desde la lealtad y no desde el enfrentamiento". Una hora antes, la vicepresidenta también pidió a la diputada socialista catalana Meritxell Batet encontrar una solución conjunta al problema catalán pero desde el respeto a la ley porque "ése es el marco adecuado para el diálogo".
Antes de terminar su intervención, el portavoz de Democracia i Llibertat reprochó al Gobierno que se apunte "ahora al diálogo. No sé si es fruto de la circunstancia de la aritmética". Santamaría recordó que tiene una reunión prevista con Oriol Junqueras aunque todavía no hay una fecha cerrada.