Insultos en el Congreso

PP y Ciudadanos reprochan a Iglesias que tenga la "piel tan fina"

Albert Rivera señala a Pablo Iglesias que "cuando uno llama delincuentes a toda la Cámara, tiene que encajar y pegar".

Pablo Iglesias (c), Íñigo Errejón (d) y la diputada Irene Montero (i), abandonan el hemiciclo.

Pablo Iglesias (c), Íñigo Errejón (d) y la diputada Irene Montero (i), abandonan el hemiciclo. Efe

  1. PP Partido Popular
  2. Ciudadanos
  3. Podemos
  4. Pablo Iglesias
  5. Albert Rivera
  6. Celia Villalobos

Varios diputados del PP y de Ciudadanos se quejaron el jueves de la "piel tan fina" que tiene el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, por criticar a grupos como el Partido Popular, Ciudadanos y el PSOE, pero protestar airadamente después cuando es él quien recibe reproches.

Y es que los diputados de Unidos Podemos abandonaron el pleno durante la sesión de investidura de Mariano Rajoy después de que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, no permitiera a Pablo Iglesias replicar al portavoz del PP, Rafael Hernando, que le había acusado de "usar el nombre de España para ponerse a la venta de dictadores".

No obstante, los diputados de Unidos Podemos han regresado minutos después al hemiciclo, para asistir a la votación.

Al acabar la sesión plenaria, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, señaló a Iglesias que no puede esperar un trato distinto al que él da en la Cámara. "Quien haya visto todo el debate ha visto que en estas cosas como trates serás tratado", ha señalado.

Mientras tanto, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, dijo a Iglesias que "no se puede tener la piel tan fina", porque, "cuando uno llama delincuentes a toda la Cámara, tiene que encajar y pegar".

Rivera ha opinado que, "cuando uno pega a los demás parlamentariamente hablando, pues recibe", para poner de manifiesto que Podemos se inquieta con todo lo relativo a Venezuela, Nicolás Maduro y cómo se financia ese partido.

También la diputada del PP Celia Villalobos, que fue durante varios años miembro de la Mesa del Congreso, coincide en que Iglesias tiene la piel demasiado fina para lo que es la vida parlamentaria, y le ha recordado que él antes había dicho "barbaridades" del PSOE, Ciudadanos y PP.

Villalobos ha confiado en que Iglesias "se haga mayor, que le hace "mucha falta", porque ya no está en la facultad, donde "están en una asamblea y montan su número", sino que esto es el Parlamento.

Podemos ha registrado una protesta

El grupo parlamentario de Unidos Podemos ha registrado un escrito de protesta dirigido a la Mesa del Congreso en el que denuncia que la presidenta de la Cámara ha incumplido el Reglamento al negar la palabra a Pablo Iglesias en un turno de alusiones.

El escrito presentado por Unidos Podemos contra Ana Pastor

El escrito presentado por Unidos Podemos contra Ana Pastor

El portavoz del grupo, Iñigo Errejón, ha registrado el escrito y ha acusado a Pastor de haberse comportado en este incidente "más bien como otra portavoz del Partido Popular". La actitud de Pastor, ha dicho, es "muy mal precedente" en este comienzo de legislatura y hace pensar que se pone "al servicio del grupo popular".

En cualquier caso ha admitido que en Podemos esperan hablar con Pastor y pedirle que "reconsidere su actitud" y rectifique lo que ha sido, "como mínimo, un error".

Además ha negado que en Podemos tengan la "piel muy fina" como ha dicho la diputada del PP Celia Villalobos y ha señalado que no se trata de sensibilidades sino de cumplir el Reglamento de la Cámara.

Podemos ha registrado este escrito por el incidente de esta tarde, que ha comenzado cuando el portavoz del PP, Rafael Hernando, acusaba a Pablo Iglesias de "usar el nombre de España para ponerse a la venta de dictadores y regímenes como los de Venezuela e Irán".

Iglesias ha pedido la palabra por alusiones para defenderse de estas acusaciones pero Pastor no se la ha dado, y sin embargo, como ha denunciado Errejón, ha vuelto a permitir un turno a Hernando, quien ha añadido: "cuatro millones de dólares" dando entender que eso es lo que habrían cobrado Iglesias y los que ha llamado "sus amigos".