EL PSOE, DIVIDIDO

El Comité Federal del PSOE decide abstenerse y brinda a Rajoy la reelección

El máximo órgano entre congresos aprueba por 139 votos frente a 96 la abstención en una investidura ya despejada para el líder del PP.

La gestora del PSOE, con su presidente Javier Fernández, durante la reunión del Comité.

La gestora del PSOE, con su presidente Javier Fernández, durante la reunión del Comité.

  1. PSOE
  2. Comité Federal PSOE
  3. José Blanco López
  4. Elena Valenciano
  5. Eduardo Madina
  6. Investidura

Mariano Rajoy repetirá como presidente del Gobierno. Tras diez meses de inestabilidad institucional, el máximo órgano del PSOE ha decidido abstenerse para facilitar la investidura del candidato del PP. El Comité Federal ha decidido con 139 votos a favor y 96 en contra la abstención del grupo parlamentario.

La reunión del Comité viene precedida de meses de implosión en el PSOE, que ha pasado de presentarse a la investidura con Pedro Sánchez como candidato a forzar su salida el pasado 1 de octubre

En la reunión de este domingo, los partidarios de la abstención eligieron como portavoz a Elena Valenciano, ex número dos del PSOE, que presentó una resolución que argumentó por la "situación excepcional" que vive España. El PSOE tiene que abstenerse por "responsabilidad" para desbloquear la situación. Una nueva convocatoria electoral sería "gravemente dañina para la salud de la democracia" porque supondría no aceptar los resultados del 26-J, algo que debe ser "sagrado". Pero sería perjudicial también por la falta de Gobierno y para el propio PSOE.

La postura de Valenciano fue defendida por las federaciones destacadas, con Andalucía a la cabeza, pero se encontró con una resolución alternativa, presentada por los socialistas vascos, que reivindicaba que "nada ha cambiado" para tornar el "no" en abstención. "Todo lo contrario. Hoy conocemos más hechos que evidencian que el PP ha sostenido y amparado tramas corruptas para financiarse ilegalmente", dice el documento, presentado por Txarli Prieto. 

La decisión del Comité fue rápidamente comentada por Pedro Sánchez en Twitter. El exsecretario general podía acudir a la reunión como antiguo líder, pero prefirió no hacerlo:

Más claro fue el que fue su número dos, César Luena, que consideró un "grave error" la abstención. Luena, presente en la reunión, es diputado y ha asegurado que aunque no esté de acuerdo, acatará la decisión. 

Pero, salvo sorpresa, una decena de parlamentarios socialistas no respetarán la disciplina de voto. Se trata de los siete del PSC, Susana Sumelzo (Zaragoza) y de Margarita Robles (Madrid), que habían anunciado que rechazarán la candidatura del candidato del PP incluso pese a la previsible decisión de hoy. Sumelzo lo recordó de nuevo en Twitter. 

A todos ellos, Javier Fernández les recordó como presidente de la gestora que es "imperativo" que se abstengan. 

"Postura hipotecada"

"Creemos que nuestra posición política quedaría gravemente hipotecada por nuestra abstención", dijo Miquel Iceta, líder de los socialistas catalanes. "¿Cuántas veces pedirán que nos abstengamos por responsabilidad?", se preguntó en referencia a los Presupuestos u otras leyes. Un Consell Nacional del PSC (el órgano homónimo al Comité Federal del PSOE) previsiblemente ratificará el martes el "no" a Rajoy. 

Susana Díaz, que no pronunció durante su discurso a puerta cerrada la palabra "abstención", defendió y votó la resolución que finalmente fue aprobada. "Todos los caminos son malos porque como ya dije en este Comité Federal en el mes de junio, cuando el partido está abocado a tomar una decisión que es mala o peor, es que estamos en una situación difícil por nuestros propios errores", aseguró. 

"No soy un hereje por defender la abstención", dijo por su parte el diputado Eduardo Madina, para quien lo prioritario es evitar las elecciones y un posible derrumbe del partido. 

Blanco agiliza el debate

La reunión ha transcurrido en un ambiente mucho más sereno que el del 1 de octubre, cuando Sánchez dimitió. El encargado de ordenar el debate ha sido José Blanco, como adelantó en exclusiva EL ESPAÑOL, que limitó mucho el tiempo de intervención para poder dejar resuelto en una mañana el cónclave. 

La resolución conmina al grupo socialista a abstenerse en la segunda votación tras votar "no" en la primera, en la que Rajoy necesita una mayoría absoluta de la que no dispone para ser elegido. El martes, Javier Fernández, el presidente de la gestora, comunicará al rey Felipe VI la decisión, por lo que esa misma tarde podría quedar fijado el pleno de investidura. Todo a tiempo, antes del 31 de octubre, fecha límite para evitar la nueva convocatoria electoral.