COMITÉ FEDERAL DECISIVO

Los partidarios de la abstención defienden que sea en bloque y ponen deberes a Rajoy

La resolución, defendida por Elena Valenciano, apela a la "responsabilidad" ante la "situación excepcional" del país.

El presidente de la Gestora del PSOE, Javier Fernández, durante el Comité Federal

El presidente de la Gestora del PSOE, Javier Fernández, durante el Comité Federal EFE

  1. PSOE
  2. Comité Federal PSOE
  3. Investidura

España vive una "situación excepcional" y el PSOE tiene que abstenerse por "responsabilidad" para desbloquear la situación, aunque eso suponga que Mariano Rajoy sea reelegido como presidente del Gobierno. Así consta en la propuesta de resolución que la eurodiputada Elena Valenciano, en nombre de los sectores que en el PSOE defienden la abstención, ha presentado al Comité Federal en su reunión de este domingo.

La propuesta defiende el "no" en la primera votación de investidura, para la que el candidato requiere la mayoría absoluta de la cámara, y la abstención en la segunda. Sin matices, del conjunto del grupo socialista, que tiene 85 diputados. Tras su propuesta, el socialista vasco Txarli Prieto fue el encargado de presentar un texto alternativo que defiende el "no" a Rajoy en ambas votaciones. 

La resolución presentada por Valenciano, pero acordada por varias federaciones bajo el liderazgo de la presidenta andaluza Susana Díaz, explica los argumentos ya conocidos. El PSOE siempre se ha opuesto a la repetición de las elecciones, que sería "gravemente dañina para la salud de la democracia" porque supondría no aceptar los resultados electorales, que debe ser "sagrado". Pero sería perjudicial también por la falta de Gobierno y para el propio PSOE.

Miedo al "retroceso electoral"

"Apareceríamos ante la sociedad como los principales responsables de un bloqueo que nadie desea", explica. "Un nuevo retroceso electoral nos haría perder la capacidad que ahora tenemos de liderar la oposición y condicionar desde nuestra acción parlamentaria la acción del gobierno".

La propuesta de Valenciano incluye un elemento novedoso: una lista de seis prioridades políticas que el PSOE post-Pedro Sánchez debería perseguir desde el Congreso: derogar la reforma laboral, convocar el Pacto de Toledo para analizar el futuro de las pensiones, iniciar un diálogo parlamentario sobre la cohesión territorial, luchar contra la corrupción, garantizar los derechos "en el ámbito de la salud sexual" y derogar la ley mordaza. 

"Nada ha cambiado"

La resolución defendida por el socialista vasco Txarli Prieto, y que contará con el aval del PSC y probablemente de los delegados baleares, asegura que "nada ha cambiado" para cambiar del "no" a la abstención. "Todo lo contrario. Hoy conocemos más hechos que evidencian que el PP ha sostenido y amparado tramas corruptas para financiarse ilegalmente".

"Los socialistas debemos ser coherentes con nuestros principios", explica la propuesta, muy centrada en reivindicar el rechazo que Rajoy suscita en la militancia. "Permitir la investidura de Rajoy y favorecer un Gobierno del PP supondrá lastrar el futuro del PSOE como alternativa", explica. 

Hay otro argumento del sector crítico con el rumbo actual del PSOE. "La abstención retrasaría unos meses la repetición electoral" porque, si los socialistas hacen una dura oposición al PP, al final Rajoy se vería obligado a convocar a los españoles de nuevo a las urnas. Y cuando haya elecciones, el PSOE tiene que enfrentarse a ellas fiel a sus "principios".