"Podemos arruinarte"

Así chantajean a los infieles españoles de Ashley Madison

EL ESPAÑOL accede a los correos de las mafias que les exigen dinero para no desvelar sus aventuras.

Imagen de la web de citas para personas casadas.

Imagen de la web de citas para personas casadas.

  1. Ashley Madison
  2. Chantajes
  3. Infidelidad
  4. Policía Nacional
  5. Bitcoin

“Si desea mantener sus mentiras en secreto ante su pareja, su familia, sus amigos y contactos de trabajo, presta mucha atención a este correo electrónico. Como lo que exigimos no es negociable, podría arruinar su vida si decide hacer caso omiso”. Numerosos españoles llevan tiempo recibiendo amenazas como esta. No es un intento de timo cualquiera. Todas las víctimas de esta extorsión tienen en común haber sido clientes de la web para citas extramatrimoniales Ashley Madison, cuya base de datos fue hackeada el verano pasado sacando del anonimato los datos personales de 37 millones de clientes en todo el mundo. Esa información está siendo utilizada por redes de delincuencia que se ponen en contacto con los afectados para exigir dinero a cambio de no desvelar sus infidelidades entre sus allegados.

“Si piensa en informar a las autoridades, no dude en probar. Pero no va a ayudar. No somos aficionados. Lo mejor que puede pasar es que habrá publicidad al respecto. Pero para usted será la ruina, el daño se llevará a cabo”, advierten estos delincuentes en uno de los mensajes a los que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. Desde la la unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil llevan meses investigando decenas de denuncias presentadas por víctimas españolas. Las fuentes consultadas advierten de que son muchos más los que no se atreven a ponerlo en conocimiento de las autoridades por vergüenza.

Nombres, apellidos, direcciones...

El ataque a la web de Ashley Madison la llevó a cabo una plataforma de piratas informáticos llamada 'The Impact Team'. Hizo públicos nombres, apellidos, direcciones de correo electrónico y las cuentas bancarias de los infieles. A partir de esa información, las mafias dedicadas a la extorsión investigan a sus víctimas, rastrean en sus redes sociales para tener acceso a su entorno más directo.

Uno de los correos que investiga la Guardia Civil.

Uno de los correos que investiga la Guardia Civil.

“Ashley Madison fue recientemente hackeado, y ahora tengo toda la información acerca de sus affairs. He localizado todas tus redes sociales y perfiles del sitio web de citas y los voy a usar para mandar un mensaje a todos tus amigos y miembros de tu familia para informarles de esto”, dice otro de los mensajes aportados a los investigadores.

Los correos llegan desde fuera de España, están escritos en inglés, pero de forma sencilla para hacerse entender. Exigen el pago del chantaje a través del sistema Bitcoin para tener mayor facilidad de eludir los controles de las autoridades. “Seguramente sentiría vergüenza si informo a los miembros de su familia y amigos acerca de esto y sería peor aún cuando se reúna con ellos cara a cara. ¿Se pregunta cómo puede impedirlo? Es simple, es necesario enviar sólo 2 Bitcoin (unos 1.000 euros) a la siguiente dirección Bitcoin”.

Sé dónde vives

Advierten a sus víctimas de que no les servirá de nada borrar su rastro en Internet o dar de baja sus cuentas en las redes sociales. “Ya he guardado copia de tus perfiles, fotos, chats, contraseñas y los detalles de tus contactos (…) Si no recibo el Bitcoin en las próximas 48 horas voy a ponerme en contacto con todos tus amigos y familiares y a publicar tus perfiles, fotografías, etc. Oh! no te he dicho que sé dónde vives ¿verdad?”

Los autores de la extorsión son conscientes de que sus víctimas pueden no estar familiarizados con el sistema Bitcoin y por ello es habitual que los correos incluyan una descripción detallada sobre los pasos a seguir para realizar los pagos. El precio del chantaje asciende en caso de que la víctima no cumpla con los plazos: “Si usted no cumple con el plazo de 48 horas, debe enviar exactamente 5 Bitcoin.

El límite para pagar es una semana: “en el 7º día si usted no paga la cantidad no negociable, su pareja, familia y amigos, junto con su jefe recibirán copias de todas las capturas de pantalla de datos hackeados, registros de transacciones de tarjetas de crédito, que incluyen la dirección IP, el nombre y dirección de facturación y los mensajes y el perfil del sitio de engaño en el que solía ser infiel”.

Otro de los correos investigados.

Otro de los correos investigados.

Entre 500 y 2.000 euros

Las fuentes consultadas explican que la amenaza de desvelar las operaciones con la tarjeta suele ser lo que más asusta a las víctimas puesto que para ser cliente de Ashhley Madison era necesario pagar una cuota. La cantidad exigida por los extorsionadores no es siempre la misma, pero suele oscilar entre los 500 y los 2.000 euros. Por el momento no se han llevado a cabo detenciones relacionadas con estas actividades. Se trata de mafias establecidas en el extranjero, difíciles de detectar y para lo que es necesario contar con la colaboración de las autoridades internacionales.

Ashley Madison es una red social destinada principalmente a personas casadas. Bajo el lema 'La vida es corta, ten una aventura', está presente en 26 países de todo el mundo. Una de las principales señas de identidad de esta plataforma era la confidencialidad, una garantía que sedujo a millones de personas que ahora sufren las consecuencias de aquel ataque informático en forma de extorsión.“Es un sólo pago. Paga y no volverá a saber de nosotros nunca más”, concluye uno de estos mensajes.