DESAYUNO EN MADRID

Rivera a Sánchez: que hable con sus barones antes de llamar a otros partidos

El líder de Ciudadanos ha acusado a Rajoy de no tener "coraje" para pedir el escaño a Barberá.

Albert Rivera, durante un desayuno informativo.

Albert Rivera, durante un desayuno informativo.

  1. Ciudadanos
  2. Albert Rivera
  3. UPyD
  4. Pedro Sánchez
  5. Mariano Rajoy Brey

Albert Rivera ha aconsejado este lunes al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que antes de llamar a los líderes de otros partidos, hable con los barones socialistas para ver si su formación puede adoptar una postura unificada respecto a la formación de gobierno.

"La primera ronda de contactos que tendría que hacer es con sus barones territoriales. No se si conseguiría mayoría o no, pero antes de llamar a los demás, que escuche lo que dicen sus barones", ha manifestado tras señalar que Sánchez no ha sido propuesto por el Rey como candidato y que tampoco él ha dicho que lo quiera ser en este momento.

En un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum, Rivera ha recordado que líderes territoriales socialistas como Susana Díaz, Javier Lambán o Guillermo Fernández-Vara han advertido de que un gobierno apoyado solo por 85 escaños es "inviable".

"Si luego el PSOE tiene una propuesta alternativa que une a los socialistas, que nos la diga. Lo que no puede ser es que para esquivar la crisis interna de su partido con ideas felices y con no candidaturas, nos diga a los demás que si bloqueamos", ha añadido, refiriéndose a la petición de Sánchez de que Ciudadanos y Podemos, con los que querría pactar, no se veten mutuamente.

El líder de la formación naranja ha insistido en su propuesta de una negociación entre el PP, el PSOE y Ciudadanos y ha invitado a ambos partidos a sentarse a la mesa inmediatamente después de las elecciones autonómicas gallegas y vascas del 25 de septiembre, ya sea con C's o bilateralmente.

Orgulloso de Savater

El líder de Ciudadanos se ha mostrado además orgulloso de la incorporación de Fernando Savater a su campaña en el País Vasco.

Ha recordado que en 2012 su partido pidió el voto para UPyD, liderado entonces por Gorka Maneiro. Francisco Sosa Wagner, antiguo eurodiputado de la formación magenta también se ha sumado al partido naranja. Con él y con Savater tendrá un coloquio la tarde de este lunes en Bilbao.

Acusa a Rajoy de falta de coraje

Rivera ha acusado al presidente del PP, Mariano Rajoy, de no haber tenido el "coraje" necesario para pedirle a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá su escaño de senadora y de estar "atado de pies y manos por lo que ha sucedido en su partido" en materia de corrupción. 

Rivera ha señalado además que Rajoy tuvo la "oportunidad de oro" la semana pasada de "decir a los españoles que enmendaba lo hecho estos años", de "liderar el pacto anticorrupción" y de "defender a los votantes del PP", pero que, no lo hizo porque "como él dijo no tiene autoridad".

"Dijo que no tenía autoridad (para pedirle el escaño a Barberá) y yo lo comparto, porque la ha perdido en el momento en el que no ha salido a defender lo que quieren los votantes del PP", ha criticado.

Tras advertir a Rajoy de que para luchar contra la corrupción "hay que tener coraje incluso con los tuyos", Rivera ha apuntado que las razones de su actitud "solo pueden ser ocultas, porque públicas no las hemos conocido".

E su intervención, el líder de Ciudadanos ha defendido que este problema "se puede combatir" y ha llamado para ello a seguir el ejemplo de los países nórdicos y de lo que estos hacen para evitarla, controlarla y luchar contra ella.

A su juicio, "no es lo mismo que haya impunidad que combatirla", ni que el "presidente salga a reprochar al que es corrupto o que se esconda y diga que no tiene autoridad", como ha hecho el líder del PP y presidente del Gobierno en funciones.

Según ha explicado, su aspiración es extender a toda España el pacto anticorrupción de Ciudadanos y que, en el primer mes de legislatura, lo firmen las cúpulas de todos los partidos.

En virtud de ese pacto, habría una comisión de seguimiento, a la que se remitirían todos los casos de corrupción que fueran surgiendo y trataría todos ellos "por igual", con lo que "se terminaría con el 'y tú más'", ha asegurado.

No obstante, ha reiterado que para algo así "hace falta coraje, manos libres y limpias y no esconderse ni ampararla".